Viajar no es sostenible. Al menos no como lo venimos haciendo en los últimos tiempos. Escapadas de fin de semana, querer verlo todo en tiempo récord, gastar el mínimo para obtener ‘el máximo’. Todo esto es incompatible con el concepto de sostenibilidad. Así que en este artículo os voy a dar 8 consejos para viajar de forma más sostenible y que así, entre todos, podamos contribuir a que el planeta no sufra tanto nuestras vacaciones.

¿Qué es la sostenibilidad?

Quizá parezca una tontería dar aquí una definición de sostenibilidad porque es un concepto que todos tenemos súper integrado. De hecho, si te paras un poco a pensarlo, seguro que en las últimas 24h has oído la palabra ‘sostenible’ o la has leído en algún sitio. Está por todas partes. Ahora todo y todos queremos ser sostenibles. ¿Pero qué quiere decir eso realmente?

La sostenibilidad se refiere a la satisfacción de las necesidades del presente sin comprometer a las futuras generaciones. Es decir, que el medio ambiente, el desarrollo social y el crecimiento económico se sostengan en el tiempo, permanezcan.

Entonces, ¿qué es el turismo sostenible?

A mi me gusta decir que es un turismo consciente en el que intentamos limitar o minimizar nuestro impacto. Un turismo en el que satisfacemos nuestro deseo de conocer mundo sin comprometer el deseo de futuras generaciones de viajar y descubrir el planeta de la misma forma que nosotros. Un turismo en el que intentamos dejar el planeta como lo encontramos, para que otros puedan seguir disfrutándolo. Un turismo en el que no nos dejamos llevar por la corriente, medimos nuestros pasos, conocemos el impacto que tienen e intentamos minimizarlo.

Veamos cómo podemos practicar un turismo más sostenible.

10 consejos para viajar de forma más sostenible

1. Reduce tu huella de carbono, ¡viaja en tren!

Seguro que viste las imágenes de Greta Thunberg cruzando el atlántico en el barco de Sailing la Vagabonde para llegar a la COP25, la Conferencia de las Naciones Unidas por el Cambio Climático. No lo hizo por gusto, lo hizo porque ella ha escogido no viajar en avión. ¿Y por qué? Por la cantidad de emisiones de gases de efecto invernadero que producen los combustibles de los aviones.

Y el tren es una fantástica alternativa para viajar de forma más sostenible. Por ejemplo, el año pasado viajé a Suiza en tren. Tengo ganas de viajar a París y no me planteo hacerlo en avión. Y este año viajaré a Alemania y, aunque iré en avión, por el país mi intención es moverme todo lo que pueda en transporte terrestre. Y en España ya no me planteo un Barcelona-Madrid en avión, me parece innecesario.

Muchas veces desconocemos el funcionamiento de los sistemas de transporte de otros países y yo para organizar los trayectos en tren o autobús suelo consultar OMIO, una web que te compara los trayectos en diferentes transportes (avión, tren y autobús) y te da el precio para que veas cuál es la mejor opción para ti.

Nuestro viaje en tren a Suiza, viajar de forma más sostenible
Nuestro viaje en tren a Suiza

2. Compensa tu huella de carbono

Si no sabes de lo que estoy hablando, ‘compensar la huella de carbono’ es algo que se ha puesto de moda en los últimos años. Se trata de invertir en proyectos que absorban el carbono de la atmósfera. Es decir, intentar revertir el daño causado contribuyendo a causas verdes como por ejemplo plantar árboles.

¿Es esto la panacea? Rotundamente NO. No es el demonio, pero es más bien un parche, un mecanismo para que nos sintamos mejor a la hora de viajar mucho en avión o de hacer cualquier actividad que implique contaminar mucho. Además, en el caso de los árboles, tardan bastante en crecer. Lo importante es atajar el problema hoy, con acciones que tengan un impacto hoy.

Aún así, si decides compensar tu huella de carbono, lo ideal sería que contribuyeses a proyectos locales, proyectos que puedas incluso visitar en persona. Invertir en un proyecto en Kenia o en Madagascar puede estar muy bien, pero es mucho más lejano, ¿cómo nos aseguramos de que realmente se está llevando a cabo correctamente?

Sobre clima, medio ambiente, huella de carbono y viajar de forma más sostenible hablé con el ambientólogo Andreu Escrivà en el podcast. Si te interesa, te recomiendo muchísimo ese episodio, Andreu es un auténtico experto en el tema.

3. Viajar sin plástico

En este blog, #ViajarSinPlástico es ya todo un lema y desde hace años intentamos reducir nuestros residuos para dejar un planeta un poquito más limpio. Y como siempre digo, igual que en casa intentamos reducir residuos, cuando viajamos aplicamos la misma filosofía. Principalmente porque a veces viajamos a lugares con una gestión de los residuos inexistente, así que por poco que hagamos, seguro que ya tiene un impacto positivo que seamos conscientes de la basura que generamos.

Hay varias formas de reducir residuos mientras viajas, pero una de las más fáciles que puedes aplicar desde este momento es viajar con tu propia botella de acero inoxidable o sustituir tus productos de higiene personal por barras de champú y gel sólido o los tampones por la copa menstrual. ¡Hay un montón de cosas que puedes hacer para reducir tu impacto!

4. Apoya la economía local

¿Qué sentido tiene ir a Kenia de viaje y comprar un souvenir ‘made in China’? Pues no mucho, la verdad. Del dinero que pagues por ese souvenir, poco se va a quedar en el país, por no hablar de la huella de carbono del transporte de ese souvenir desde el país en el que se ha fabricado hasta el lugar en el que se vende.

En este sentido, comprar artesanía local contribuirá a que la riqueza se quede en el país que visitas. ¡Muchísimo mejor!

5. Busca alojamientos pequeños o eco-friendly

Un resort todo incluido es muy tentador para muchos, lo entiendo. Pero que esas moles gigantescas de hormigón no son lo más sostenible del mundo, es un hecho. Es cierto que en nuevas construcciones se apuesta por edificios más eficientes, pero siempre será más sostenible alojarse en pequeños alojamientos, regentados por personas locales en los que, una vez más, contribuyamos a la economía local y no a que el dueño de una cadena hotelera engorde más sus cuentas bancarias.

Otra cosa que puedes hacer para viajar de forma más sostenible es no alojarte una sola noche en un hotel, si no varias. De esa forma, no tendrán que cambiar las sábanas y toallas tras un solo uso. Parece una tontería, pero como dice mi amiga María Negro, ¡pequeños gestos, grandes cambios!

6. Respeta las comunidades locales

A la hora de viajar, especialmente a pequeños pueblos o comunidades, recuerda que tú eres el visitante. Y no me refiero solamente a pueblecitos indígenas en medio de la selva, me refiero también a ese pueblo asturiano que vas a visitar porque es muy bonito. Es importante conocer a las comunidades locales, aprender de sus costumbres, respetar sus ritmos, no imponer nuestras formas de hacer las cosas, dejar el etnocentrismo en el armario de casa e ir con la mente abierta dispuestos a ser uno más, a observar sin juzgar.

Esto es muy importante y es algo de lo que he hablado varias veces en el podcast, pero te quiero recomendar especialmente el que grabé con Anibal Bueno, que ha visitado algunos de los lugares más remotos del planeta en busca de comunidades muy aisladas.

7. ¿Quieres ver animales? hazlo de forma responsable

Informarse previamente es la clave para viajar de forma más sostenible y, en el caso de los animales, con más razón. Sin querer podemos vernos envueltos en actividades en las que se compromete el bienestar del animal y yo quiero creer que aquel que participa en ellas es por desinformación.

En este sentido siempre recomiendo la web de turismo responsable de Faada, que es la Fundación para el Asesoramiento y Acción en defensa de los Animales. Allí encontrarás información veraz y contrastada, además de que puedes escribirles si tienes alguna duda.

Una de las actividades que suelen crear más controversia es ver elefantes en Tailandia. Junto a Andrea, de Faada, grabamos este vídeo en el que explicamos cómo ver elefantes (y que realmente puede aplicarse a cualquier animal) de forma responsable.

8. Utiliza un protector solar responsable con el medio ambiente

El protector solar que utilizamos tiene un impacto en nuestra piel, pero también en el medio marino. Algunos de sus ingredientes son responsables directos del blanqueamiento y muerte de los corales que, aunque parecen plantas, realmente son animales. Animales que tardan en desarrollarse miles de años.

En ese sentido se recomienda utilizar un filtro físico y que se especifique que es responsable con los corales o con el medio ambiente. Hay muchas marcas hoy en día que cumplen con estos parámetros pero yo personalmente os recomiendo este artículo de Vivir Sin Plástico en el que comparan algunas marcas que han probado.

viajar de forma más sostenible
Corales

Hasta aquí mi lista de consejos para viajar de forma más sostenible, si crees que me he dejado alguno, ¡déjamelo en un comentario!

*Este artículo es en colaboración con OMIO, una web en la que planear y reservar tus viajes. Puedes comparar precios y disponibilidad de autobuses, trenes y aviones y así escoger la opción que se adapte mejor a ti y al planeta!*

Autor

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está aceptando nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies