Encontrar alojamiento barato en según qué ciudades puede ser toda una odisea. A veces, los alojamientos que están mejor de precio se encuentran a las afueras de la ciudad o lejos de los lugares de interés.
En nuestro último viaje nos alojamos con Nightswapping, una nueva plataforma de alojamiento colaborativo que nos permitió encontrar alojamiento gratis en París. Sí, sí, como lo lees: gratis y París en la misma frase.

Alojamiento con Nightswapping en Montmartre, París

Disfrutamos de una semana completa en un típico apartamento parisino en el barrio de Montmartre, entre el Moulin Rouge y el Sagrado corazón. Situación inmejorable y encima nuestra ‘host’ nos recibió con un desayuno al más puro estilo francés (¡gracias Anna!). Así fue nuestra llegada:

 

Desayuno de bienvenida en nuestro apartamento Nightswapping

 

El funcionamiento es muy sencillo: consiste en el trueque de noches. Es decir, tú alojas a personas en tu casa y, a cambio, acumulas noches que más adelante podrás utilizar en otro lugar. Bueno, verás que gratis del todo no es, porque por cada alojamiento que reserves tienes que pagar 9,90€ en concepto de gastos de gestión, independientemente del número de viajeros y de noches totales.
Puede que no siempre tengamos noches acumuladas, por lo que en Nightswapping también puedes pagar por ellas a un precio bastante razonable.

Nightswapping, el alojamiento que consiste en ‘trueque de noches’.

 

Pero desde que nosotros utilizamos Nightswapping en París el concepto ha cambiado un poco y ahora hacen algo que incluso me gusta más. Muchas veces me ocurre que dispongo de un fin de semana libre pero no sé a donde ir, simplemente sé lo que puedo gastarme y cuánto quiero desplazarme.
Ahora Nightswapping te sugiere proyectos de viaje en función de una serie de parámetros que tu mismo puedes indicar: origen, distancia, número de personas y lo que buscas en tu viaje o escapada. De esa forma tienes un ‘plan sorpresa’ y ahora solo tendrás que preocuparte del transporte hasta ese lugar.Nuestra experiencia en París fue fantástica. Disfrutamos de una semana en un piso con mucho encanto en el corazón de Montmartre donde además nos pudimos ahorrar unos euros cocinando en casa. La dueña, Anna, nos pidió que cuidásemos de su gato en su ausencia, lo que cambió por completo la experiencia. Repetiríamos sin dudarlo.

El comedor del piso parisino

 

Haciendo buenas migas con nuestra compañera de piso

 

La dueña y señora de la casa

¿Te ha quedado alguna duda sobre el funcionamiento de Nightswapping? ¡Déjanos un comentario!

 

Autor

2 Comentarios

Escribe un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está aceptando nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies