Ir de compras en Londres es todo un placer y, en algunos casos, un lujo. Los centros comerciales más lujosos contrastan con los mercadillos callejeros más económicos y ofrecen, tanto al viajero como al local, variedad para todos los gustos. 

Con el famoso graffiti “Camden Lock”

 

Camden Town es un mercadillo al que no le había dado más importancia hasta esta última visita a la capital británica. Ha sido como si conociera el barrio londinense por primera vez. En esta visita quería dedicarle al que para mi es el mejor mercado de Londres -el mejor de los que conozco, claro-, el tiempo que requiere y que a mi me pedía el cuerpo.
Llegar y ver el letrero del “Camden Lock” me trae recuerdos de otras visitas, otras compañías y otras sensaciones, viajes completamente diferentes en los que yo también era diferente. Por eso supongo que me gusta tanto volver a un lugar que ya conozco. Con el paso del tiempo el lugar cambia, yo cambio, y eso ayuda a convertir el destino en uno nuevo.

En Camden Town podemos encontrar ropa de todos los estilos

 

Welcome to Nest
Introducirse en el laberinto de tiendas y puestos de comida es algo que me apasiona porque siento que no hay fin, que parada tras parada voy a descubrir algo nuevo: un producto, una melodía o un olor.

Los puestos de comida en Camden Town
El mejor rincón para comer algo en Camden Town

 

Me gusta el contraste de estilos y me gusta que todo el mundo tenga un hueco aquí. Siempre que entro en la tienda Cyberdog, esa con los robots en la puerta, pienso que solo personas con una estética muy concreta podrían trabajar allí. Además de pensar eso, la sensación es de introducirme en un mundo paralelo donde solo existen el neón, la música electrónica y el pelo de colores.

Frente a la tienda Cyberdog (en el interior no se permiten las fotografías)

 

Pero más allá de la infinita variedad y calidad de productos que se venden en Camden, este barrio londinense representa el mundo entero. Si Londres ya de por si es cosmopolita, esa diversidad se refleja en el recinto del mercado y sus alrededores.Los olores se mezclan en tu nariz hasta el punto del dolor: puestos de comida de todos los rincones del mundo, olor a especias, a té, a hamburguesas y pizzas, a arroz cocinado con todas las recetas posibles, carne en salsa, bebidas de aquí y de allá. Y cada puestecito amenizado con una música distinta. Tanto es así, que siento que Camden es como una gran discoteca con salas musicales de estilos de todo el mundo.

Los graffitis junto al baño nos dan la bienvenida a Camden Town

 

Otras veces no tuve tiempo, ni el tiempo acompañaba, de pararme a elegir algo de comer, sentarme en medio del mercado y comer mientras la gente se pasea a tu alrededor. Es ahí, entre personas llegadas de todos los puntos de la tierra, entre olores de gastronomías desconocidas y sintiendo ritmos diferentes es cuando te das cuenta de que Camden Town puede ser un mercado más o menos grande, pero cada día pasa por allí una pequeña representación del mundo entero, y eso es lo que lo hace único y especial.
Autor

Escribe un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está aceptando nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies