Eso es lo que nos dijeron el día de la reunión de preparación para la expedición Tahina Can. Y no sabía que empezaría de tal forma.
Siempre he sabido que si sentimos lo negativo es porque previamente ha habido algo bueno que lo diferencia, lo que no sabía es que era posible sentir ambas cosas a la vez. Nos vamos a Chile, nos aprueban el proyecto 3.1 que llevo tanto tiempo anhelando, vuelvo a Bosnia, todo parece ir bien, empezamos un nuevo año, pero de que forma. Nunca antes había sentido esa sensación agridulce de forma tan marcada.
Autor

Escribe un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está aceptando nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies