Los ojos entreabiertos, las palmas de Ibrahim, la débil luz que ya empezaba a iluminar el cielo. Sábado, un Sábado de octubre del mejor viaje de mi vida, amanecíamos rodeados de arena, aun vestidos, tapados con cuatro mantas hasta arriba, con dolor de espalda de dormir en esos semi-colchones incómodos. Pero con una sonrisa en la cara de oreja a oreja y con energía para llevar yo al dromedario en vez de él a mi.

Adrián subido en el dromedario

Nuestra travesía matutina consistía en ir hasta el riyad Jasmina, parando a ver la salida del sol en un punto estratégico. Un sol enorme que nos daba los buenos días quemándonos la cara y anunciando un día caluroso y larguísimo.

Con Ibrahim al amanecer

Llegamos al riyad y, tras un desayuno de pan, mantequilla y té, nos pusimos en marcha hacia Marrakech. Eran solo las siete y media de la mañana y nos quedaban por delante 12 horas de trayecto en furgoneta, con una única parada para comer.

Con el grupo de viajeros del desierto

Las 12 horas más largas de nuestra existencia, porque el trayecto desde el Riyad hasta Marrakech no es el más cómodo del mundo. Primero, un tramo de gravilla de media hora. Luego carreteras a medio asfaltar, con agujeros, baches imposibles, un traqueteo que hacía imposible cualquier actividad para distraerse: imposible, dormir, leer, jugar al candy crush, NADA. Y para acabar un tramo de curvas de unas 4 horas. No vomitamos porque desde el segundo día de viaje, el aire acondicionado empezó a funcionar milagrosamente y por lo menos no mezclábamos el calor con las curvas.

Después de pasar dos días en la paz del desierto, llegar a Marrakech es un contraste descomunal. Las calles, a rebosar de gente. Los vendedores, agobiantes. La plaza Djemà el Fna, un ir y venir de hombres cargados con monos y serpientes, música, olor a zumo fresco, a especias y a barbacoa.

Plaza Djemà el Fna

 

A pesar del duro trayecto de vuelta, ya estábamos deseando volver a la tranquilidad del Sáhara.

 

 

Autor

Escribe un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está aceptando nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies