Cuando aterrizamos en Dubai, decidimos coger un taxi a nuestro hotel. En el camino, le preguntamos a la taxista si nos podía recomendar algo especial en la ciudad. “No”, respondió rotunda. Nos miramos y nos reímos.

Al llegar al hotel, preguntamos en recepción, y nos dijeron que lo más interesante era ir de compras.

Al día siguiente, en el zoco de las especias de Dubai, preguntamos a uno de los tenderos que si en Dubai se producía alguna cosa, ya que ninguna de las especias que vendían era de los emiratos árabes, todas eran importadas. “Dubai es un gran centro comercial, todo lo importamos de otros países, aquí no producimos nada más que petróleo”.

En el zoco de las especias.

 

Esa es la primera impresión que nos hemos llevado de Dubai. Es un lugar donde todo se ha construido a golpe de talonario, donde no se conocen los límites del poder del hombre (solo hace falta ver la palmera artificial hecha de arena, o el conjunto de islas que hacen la forma del mundo) y donde tienen todo lo que necesitan porque lo importan de otros países. Todos los restaurantes, marcas y productos se encuentran aquí, en Dubai.

La Palmera, donde nos alojamos durante nuestra semana en Dubai

 

No es una ciudad hecha para las personas, pocas son las zonas para pasear, o los parques para que las familias pasen el domingo. Aquí se hace vida en los centros comerciales y en los rascacielos. Por eso tienen el centro comercial más grande del mundo y el rascacielos más alto, el Burj Khalifa. En Dubai desafían todas las leyes de la naturaleza con éxito.

Vistas desde el Burj Khalifa, el edificio más alto del mundo

 

No conformándose con eso, aquí encontramos uno de los pocos hoteles de siete estrellas del mundo, el Burj Al Arab, que se construyó sobre una isla propia artificial Y es que Dubai quiere convertirse en el primer destino turístico de lujo del mundo. No es de extrañar entonces que, junto al zoco de las especias, haya un zoco exclusivamente de tiendas de venta de oro.

En el zoco del oro
El Burj Al Arab, uno de los pocos hoteles de 7 estrellas del mundo

Por suerte, Dubai tiene también una parte natural, que no ha sido modificada. Es su desierto, conócelo aquí. 

Autor

8 Comentarios

  1. Carla, desafortunadamente Dubai es exactamente eso, un centro comercial… la última vez que estuve allí fue en tránsito a Omán y cometí el error de elegir un vuelo que llegaba por la mañana y salía por la noche. ¿Qué hice? Estuve todo el día en el Dubai Mall, ya que hacía tanto calor que no se podía ir a la playa.

    Pero no te parece que pese a lo rara que es la ciudad, ¿uno tiene que conocerla? 😉

    • Exacto Pedro, nosotros nos pasabamos el día o en el mall o en remojo en la piscina. No me quiero imaginar en pleno agosto! Hay que conocer algunos rincones, otros creo que es imposible porque no hay ni aceras para pasear jaja!Gracias por tu comentario;)

Escribe un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está aceptando nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies