Mi viaje particular empezó el martes a las 17:30, en la sala de grados de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la UAB.
Voy a contaros, a los que os interese, qué es lo que pasa en este Máster de Periodismo de Viajes. Cómo Santiago Tejedor y José Manuel Pérez Tornero llevan dos días dejándonos con la boca abierta ante las propuestas que vamos recibiendo. Cómo ayer, al hacer un repaso general de todo lo que haremos durante los próximos 10 meses, nos vimos flotando en el aire, felices, satisfechos, sabiendo que de esas 642 personas que quisieron apuntarse a esta aventura, nosotros somos los elegidos, los afortunados.
“Si quereis ser viajeros, teneis que ser optimistas”, nos decía Luis Pancorbo en la ceremonia inaugural del Máster. Y es así. Somos 35 optimistas con ganas de unir nuestras dos pasiones, el periodismo y el viaje.
Otro de los conceptos que quiero destacar, es el del “horror del domicilio”. Nunca antes nadie me había descrito algo que he sentido con tanta claridad. Cuando llevo mucho tiempo en casa, sumida en una rutina que no me aporta nada nuevo, empiezo a sentir ese horror. Horror que en este caso es sinónimo de ansia, de ganas de salir, de ánimo por descubrir algo nuevo que tu cultura no te aporta en ese preciso momento.
Ahora toca ser optimistas y “disfrutar” del horror del domicilio que, esperemos, acabará cuando finalicemos el máster.

 

Autor

Escribe un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está aceptando nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies