Conocí a Claudia en las redes sociales, puede que como tú. Y Puede que como a ti, me cautivó su manera de contar su viaje de solo ida por Asia. Es una de las personas que me ha contagiado las ganas de viajar a Filipinas y que me sigue inspirando en cada destino que visita.
Claudia y su mochila en China
Actualmente se encuentra viajando en autobús por alguna zona de Bolivia tras un mes (¿o más?) en Perú dentro de esa gran aventura que es #DestinoSudamérica. 
Lo que más me inquieta de las personas que van a ir pasando por esta sección es como pasaron de su “anterior vida” a vivir una vida en la que la rutina no existe y el viaje es el protagonista. Porque ellos escogieron una forma de vivir la vida “fuera de lo convencional”. Porque si ellos pueden, yo también.
1. Llevas casi dos años viajando solo con billete de ida y sin un plan fijo. ¿Recuerdas el día que tomaste la decisión de dejarlo todo?
Creo que no fue un día en concreto, fue más bien un proceso de aceptación. Es decir, era algo que rondaba en mi cabeza desde siempre pero lo tenía clasificado como una locura y estaba ahí, olvidada.
Un conjunto de circunstancias personales y laborales me hicieron replantearme la vida que llevaba y empecé a darme cuenta de que todo empezaba a cuadrar a la perfección: era el momento de hacerlo. Eso sí, tardé mucho en hacerlo realidad, una gran ayuda fueron las palabras de todos aquellos que se habían lanzado a hacerlo antes. Poco a poco me fui dando cuenta de que quizás no estaba tan loca.
2. Antes de lanzarte a recorrer el mundo vivías en Madrid, tenías un trabajo y una vida que se podría considerar acomodada. ¿Qué fue lo que te hizo cambiar el chip o darte cuenta de que esa vida no era para ti?
Fue un proceso lento en el que sentí bastante miedo e incertidumbre. Creo que para mí fue un cúmulo de cosas que me hicieron explotar. Anteriormente había vivido en Filipinas y Hungría (gracias a becas de estudio y trabajo) y veía cómo mi vida pasaba rápido de esa manera. Cada día ocurrían cosas diferentes y era lo que me hacía sentirme viva, con independencia del dinero que tuviese.
En Madrid, sin embargo, llevaba un ritmo de vida bastante monótono, tenía un trabajo con el que hacía dinero pero no me llenaba y en un momento dado me di cuenta de que comprar cosas no era lo que realmente me hacía feliz. Sin casi darme cuenta, empecé a ahorrar por lo que pudiese pasar.
Pienso que yo misma iba allanando un camino del que no estaba nada segura que fuese a tomar en algún momento.

 

Claudia en Malasia
3. ¿Cómo era un día en la vida de Claudia en Madrid?
Bastante tradicional, por así decirlo. Vivía en un piso en el centro de Madrid con el que era mi pareja por aquel entonces e iba a trabajar a una oficina junto al Santiago Bernabéu. Entraba a las 9:00 pero nunca sabía cuándo saldría. La mayoría de las veces volvía a casa cuando era de noche, ahí me atrapaba en las redes sociales, esperando que alguien me hiciese soñar en el sofá. Normalmente mi día finalizaba viendo algún capítulo de alguna serie que siguiese.
Y a volver a empezar.
4. ¿Cuánto tiempo pasó desde que tomaste la decisión hasta que empezaste tu proyecto? 
He intentado pensar en ello varias veces pero la verdad es que no me salen demasiado las cuentas. Creo que podría decirse que pasaron al menos ocho meses. En un principio tuve muchísimas dudas, la gran mayoría orientadas a qué sería de mi carrera profesional.
Dejar un trabajo más o menos cualificado e indefinido después de haber estudiado tantos años no resulta nada sencillo y, en mi opinión, algo más en España, cuando todavía no se tiene demasiado aceptado el tema de los “años sabáticos”.
Aún así, en un momento dado, la cabeza me fue haciendo clic y las ganas me pudieron. Pensé que tenía las armas suficientes para encontrar un trabajo similar en España o en cualquier rincón del mundo que me plantease.
5. ¿Qué te decía la gente cuando les contabas tus planes o tu nueva filosofía de vida?
En un comienzo, en mi mente rondaba la idea de viajar aproximadamente un año y luego volver. Pensaba que en el camino encontraría una inspiración, algo que me hiciese ver hacia dónde giraría mi vida. Sin embargo, lo que encontré es que mi vida era viajar. 
Aún así, estimando una fecha de vuelta, la gente realmente alucinaba. Mis padres y mis amigos más cercanos ya se lo esperaban puesto que casi todo lo que ganaba me lo gastaba en viajar y había ido avisando de que esto ocurriría en algún momento. Los compañeros de trabajo y conocidos sí que se llevaron una gran sorpresa, aunque lo que realmente les chocaba era que me fuese sola.

 

Claudia y su mochila, lista para recorrer el mundo sola
6. Tu te lanzaste a viajar con unos ahorros, ese “colchoncito” que te permitiría viajar de forma indefinida y volver a España algún día sin pensar en tu economía. ¿Ha cambiado tu forma de financiación? ¿Cuál es tu trabajo actual?
Exacto. Había leído en diferentes blogs que era posible viajar un año alrededor del mundo por 7.000-11.000€, así que me planteé como objetivo de gasto unos 15€ diarios. Al comenzar a viajar por Asia, me di cuenta que lo cumplía con demasiada facilidad y que, además, me encantaba viajar de forma lenta. Por esto, ya empecé a ver que el viaje duraría mucho más de lo esperado.
Varios meses después de comenzar, gracias a la visibilidad alcanzada con mi blog y en redes sociales, un buscador de vuelos me propuso una colaboración gratuita que acepté. Tras ello, vinieron pedidos de varios artículos más de esta compañía y otras. Además, también creo contenido SEO para webs y en los próximos meses comienzo a trabajar con la aerolínea LATAM Airlines como su bloguera en Sudamérica.
Haciendo snorkel en Indonesia, nadando junto a una tortuga
7. Hablando de blog, creaste Soloida.com, para contar tus andanzas por el mundo. ¿Qué te ha aportado?
El blog me ha aportado muchísimo. La primera entrada de Solo Ida la escribí justo la madrugada de antes de salir hacia Bangkok y cuando me conecté en el aeropuerto de Oslo, donde hacía escala, no pude evitar soltar unas lágrimas de emoción. La acogida fue alucinante y muchas personas (conocidos y desconocidos) me animaron a seguir escribiendo.
Sufro bastantes altibajos a la hora de escribir, ya que intento que los artículos me salgan directos del corazón, pero cada vez que alguien me da las gracias o me dice que se ha animado a viajar debido a mi blog me compensa con creces el tiempo que le dedico. Además, creo que un blog hecho con cariño es una muestra perfecta o portfolio si quieres dedicarte a escribir sobre viajes de una manera profesional.
 
8. Acabas de iniciar tu viaje #DestinoSudamérica y, una vez más, sin billete de vuelta. ¿Cómo planteas este viaje? ¿Qué países vas a conocer?
La verdad es que Sudamérica era un continente al que le tenía muchísimo respeto y que no sabía cuándo aparecería en la ruta, ya que siempre se ponía algo por delante. Sin embargo, estando en Filipinas todo cambió tras recibir el email de LATAM para formar parte de esta nueva aventura. Estoy realmente emocionada por conocer lo muchísimo que Latinoamérica ofrece y de poder, por fin, conversar con la gente sin que la barrera del idioma lo impida.
El viaje no tiene demasiados planes y será, como siempre, de solo ida. Hemos comenzado por Perú y estaremos aquí hasta finales del mes de abril. Después nos pasearemos durante tres meses por Ecuador y Brasil. Es posible que a finales de julio nos encontremos en Colombia e iniciemos la búsqueda del calorcito de Centroamérica antes de volver a Bolivia, Chile, Argentina, Uruguay y Paraguay cuando vuelva a ser verano. Todo con pinzas, los planes están para no cumplirlos.
9. ¿Te has arrepentido alguna vez de la decisión que tomaste?
Nunca. Ni cuando he estado enferma o he echado de menos a un ser querido. Obviamente hay momentos duros y no es todo de color de rosa pero para nada volvería a la vida que llevaba antes.
Frente a un buda gigante en Sri Lanka
10. ¿Cómo es un día en la vida de Claudia ahora mismo?
Por suerte, mis días son muy diferentes unos de otros y eso es lo que más me gusta de lo que hago. Por mi trabajo (y el de Jairo, con quien viajo), ahora me muevo mucho más despacio, así que si no se trata de un día de puro movimiento o cambio de ciudad es muy normal que me levante, eche un vistazo a las redes sociales y me ponga en marcha para ver lo que me depara el sitio en el que estoy.
Después, tras hacer miles de fotos, comer rico, hablar con la gente y ver la puesta de sol de rigor, me pongo a trabajar un rato en lo que toque ese día. Ahora soy de sueño fácil y descanso tranquila (cosa que no me pasaba en Madrid), así que no es raro el día en el que me quedo dormida justo en los créditos de una serie o una película.
Motorizada en Filipinas
11. Sin pensar demasiado, dime un momento especial que te venga a la mente desde que decidiste lanzarte a vivir tu sueño. 
¡Uf! ¡Tengo muchos! No puedo elegir, así que te doy dos:

– El momento de llegar a Bangkok por primera vez y pensar: “tienes todo el tiempo del mundo para hacer lo que quieras”

 

– Las Navidades en Malapascua junto a Jairo y a un puñado de amigos. Aquellos días fueron muy especiales y los recuerdo con muchísimo cariño. Recibimos el 2016 en la playa, bajo un manto de estrellas y fuegos artificiales y fue uno de esos momentos en los que piensas la verdadera suerte que tienes.

12. Antes de cambiar de estilo de vida, ¿quién te inspiraba o te motivaba? ¿Qué otro viajero, blogger o emprendedor te hacía soñar con sus historias?
Fueron unos cuantos los que me hicieron hacer ese clic tan esperado pero me quedo con JAAC y Sara de Salta Conmigo (que estaban en su #LaTrip).
¿Conocíais ya a Claudia? ¿Os ha inspirado su historia? ¡Déjanos un comentario!
Autor

4 Comentarios

  1. Lo mejor de su blog y de todo lo que expone es su sencillez, naturalidad, espontaneidad y sobre todo sinceridad. Irradia y transmite GANAS DE VIVIR.
    Disfruta y hace disfrutar. Gracias a ella y a ti por traérnosla.

    • La verdad es que sí, Claudia sabe transmitir muy bien sus sentimientos y su amor por los viajes, todo lo que escribe ENGANCHA! Gracias a ti por tu comentario!

Escribe un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está aceptando nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies