Había oído hablar de un lugar en el que arquitectura y arte urbano eran uno. Un edificio que por fuera es frío como las mañanas de niebla asturianas y por dentro es cálido como un abrazo. En el que solo con poner un pie dentro sus colores te inundan el corazón y empiezas a respirar buen rollo. Un espacio que se convirtió en un sueño para un grupo de jóvenes y que, con esfuerzo y trabajo, vieron como se hacía realidad. Es la iglesia Skate, un templo dedicado al skate y al street art. Un lugar único en el mundo. 

Iglesia Skate Asturias
El templo del color, la Iglesia Skate en Llanera, Asturias

de templo religioso a templo del skate

 La iglesia de Santa Bárbara en Llanera, entre Oviedo y Gijón, estuvo abandonada durante décadas. En 2007  la compró Ernesto Fernández, un joven empresario de Oviedo. El objetivo de Ernesto era levantar allí una empresa multiservicios, pero la crisis se encargó de parar este proyecto. Así que decidió dedicar la desacralizada iglesia a su hobby: el skate. 

Creó el colectivo Church Brigade para transformar la iglesia de Santa Bárbara en un espacio de peregrinaje para amantes del skate. Y lo hicieron sin contar con ayudas de ningún tipo. La creatividad salió de sus mentes y el dinero de sus bolsillos. Repararon los cristales rotos, la fachada y los tejados desgastados por el paso del tiempo. Montaron una primera pista de skate que se ha ido ampliando. De hecho, hoy en día prácticamente toda la superficie del templo son rampas.

En 2014 este proyecto llegó a oídos del artista santanderino Okuda San Miguel, que nada más ver el espacio se enamoró y supo que tenía que formar parte de él con su arte. Organizaron un crowdfunding y consiguieron el dinero y los patrocinadores para pagar los materiales necesarios. Okuda y sus dos ayudantes empezaron a pintar el 23 de noviembre de 2015 y la iglesia Skate abrió sus puertas al público el 10 de diciembre. El proyecto ‘Kaos Temple’, como lo había bautizado Okuda, era una realidad.

En poco más de una semana llevaron a cabo la transformación. Pasó de ser una antigua iglesia convertida en skatepark, a ser un templo lleno de color y formas geométricas, de cuerpos sin identidad, de símbolos contrarios y animales sin cabeza. 

Iglesia Skate: detalles de una de las bóvedas
Detalles del arte de Okuda San Miguel en la Iglesia Skate
Iglesia Skate de Llanera
Color, formas geométricas, caras sin rostro.

La Historia de la Iglesia de Santa Bárbara en Llanera

¿Qué hace una iglesia como esta en medio de un polígono industrial? Probablemente esa sea la primera pregunta que te hagas al llegar a la Iglesia. Y es que se empezó a construir en 1913 en un complejo construido para los trabajadores de la fábrica de explosivos Santa Bárbara. En este complejo había viviendas para los trabajadores, una escuela y no podía faltar una iglesia.

Tras la Guerra Civil, la empresa cerró y poco a poco sus instalaciones quedaron en desuso. En los años 60 el complejo se demolió. La iglesia es el único edificio de la época que queda en pie en esa zona.

Fachada exterior de la Iglesia Skate
Exterior de la Iglesia Skate
La bóveda principal de la Iglesia Skate

Visitas guiadas a la Iglesia Skate de llanera (asturias)

En un principio solamente el colectivo de la Church Brigade hacía uso de las instalaciones. De forma ocasional recibían peticiones de gente para poder ir a patinar a la iglesia. Gracias a la  intervención artística de Okuda, el templo ganó mucha fama y las visitas se multiplicaron.

Actualmente se llevan a cabo visitas guiadas a la Iglesia Skate. En la página web de Asturias Engancha, la empresa que las gestiona, aparecen unos horarios pero creo que también funcionan bajo demanda. Tuvimos suerte porque cuando fuimos a visitar la iglesia justo estaban empezando una de estas visitas.

¿Vale la pena hacer la visita guiada a la Iglesia Skate? Sinceramente, no sé si se puede visitar sin guía, pero vale la pena. Te explican la historia del templo y la simbología detrás del arte de Okuda. Además, los beneficios sirven para mantener las instalaciones.

Cómo llegar a la Iglesia Skate

La opción más sencilla es ir en coche. La iglesia se encuentra en el Polígono Industrial de Asipo y se puede aparcar fácilmente. Las estaciones de tren más cercanas son la de Lugo de Llanera y la de Lugones. Eso sí, hasta la iglesia hay aproximadamente 45 minutos caminando y desconozco si se puede llegar bien a pie.

Autor

Escribe un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está aceptando nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies