Continuamos disfrutando del blogtrip #ViveCastillosyBatallas en la provincia de Jaén, descubriendo hoy su capital. Ubicada en las laderas del cerro de Santa Catalina, parece una ciudad tranquila rodeada de naturaleza (muchos olivos como no). Tiene algo más de cien mil habitantes y se puede ir caminando a cualquier parte, por lo que es muy manejable y se puede conocer en un solo día.
Conocemos la ciudad de Jaén a través de sus tres grandes monumentos: el Castillo, la Catedral y los Baños Árabes.
El Castillo de Santa Catalina es el castillo de Jaén. Brinda, sin duda alguna, la mejor panorámica de la ciudad. Fue erigido por los musulmanes y transformado por los cristianos. Nos cuentan que allí vivía el Condestable de la ciudad: una especie de gobernador del que se conservan, en perfecto estado, el despacho donde trabajaba y el cuchillo con el que fue asesinado.
Castillo de Santa Catalina en Jaén
Se puede visitar la cárcel del castillo, donde cada celda tiene un agujero en el techo utilizado para dar de comer a los presos. Se hacía así para evitar un posible motín a la hora de la comida. Desde la torre principal vemos una cruz en una colina un poco más abajo. La cruz simboliza la espada clavada durante la Reconquista cuando la ciudad de Jaén volvió a ser cristiana.
Al lado del castillo se encuentra el Parador Nacional de Turismo de Jaén, donde disfrutamos de una espectacular comida con vistas a los mares de olivos.
Menú degustación en el Parador de Jaén
La visita a la Catedral fue muy interesante porque nos contaron y enseñaron muchos secretos ocultos tras sus muros: pasadizos escondidos tras armarios convencionales, un altar 360º, un rostro de Jesucristo guardado en caja fuerte, un coro de madera con fallos de diseño y un cuadro donde encontrar las tijeras de coser hará que te cases antes de lo que esperas.
Fachada de la catedral de Jaén
Los Baños Árabes son impactantes, muy grandes y bien conservados. Las partes donde hay más la luz son zonas cálidas y es donde están situadas las calderas. El sistema de calefacción va por tuberías bajo tierra. Las estancias más oscuras son zonas frías. Hay pequeños agujeros en las paredes que utilizaban para comunicarse entre salas contiguas, evitando así las pérdidas de temperatura al entrar y salir gente.
Baños árabes
Por si fuera poco, en este mismo edificio nos encontramos con una exposición de carruajes antiguos y maletas de la época, otra de juguetes del siglo pasado y una terraza con buenas vistas a la ciudad.
Exposición de juguetes antiguos
Por esta zona encontramos la fuente de la leyenda del Lagarto de Jaén. Cuenta la historia que un lagarto gigante aterrorizaba la ciudad y mandaron a un hombre a acabar con él. Para tal misión pidió unos sacos de pan, un cordero y un barril de dinamita. Encontrose un día el lagarto con un camino de pan que fue siguiendo hasta llegar a la Plaza de la Catedral, donde le esperaba un cordero. El lagarto fue directo al manjar, que no sabía que estaba relleno de explosivos, y al comérselo reventó en mil pedazos. De ahí el dicho “Así revientes como el lagarto de Jaén”.
Finalizamos este post con una panorámica de la ciudad realizada desde el Castillo de Santa Catalina para que no perdáis ningún detalle de la capital.
Panorámica de Jaén desde el cerro de Santa Catalina
Autor

2 Comentarios

  1. Hola Carla,

    ¡Qué buen post sobre Jaén! Espero que hayas podido disfrutar de los secretos ocultos y los productos de nuestra tierra (que por las fotos me imagino que sí).

    ¿Has probado un hochío en tu viaje? Si no es así, si alguna vez vuelves, estaré encantada de invitarte a uno 🙂

    • Hola Marta,

      ¡Muchas gracias por las felicitaciones! Creo que tendrás que invitar a Carla a tu tierra a comer hochíos porque ella no la conoce 🙂 El viaje lo hizo un servidor (Becario) y se lo pasó muy bien. Espero que la experiencia contada y las fotos de este post logren transmitir lo genial que me lo pasé en tu tierra 🙂

      En esta ocasión no he comido hochíos, pero sí que los he probado en Herrera, un pueblo que está en Sevilla muy cerca de tu provincia. En cambio, probé el vino del terreno, las collejas y cervezas artesanas (puedes verlo aquí https://www.lamaletadecarla.com/2016/05/ruta-medieval-por-la-provincia-de-jaen.html) y me encantaron.

      Saludos!

      Adrián

Escribe un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está aceptando nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies