Antes de adentrarme en algunos datos prácticos para viajar a La Palma, déjame que te cuente por qué la isla bonita ha tocado los corazones de todos los que la visitamos en el blogtrip #LaPalmaConSabor.

Seguramente habrás notado en redes sociales que todos nos hemos llevado una grata experiencia, que hemos comido y disfrutado muchísimo. Algo que intenté resumir en este vídeo:

Puede que pienses que, al ser un viaje organizado, siempre es así. Lo cierto es que, por lo general, en un viaje de prensa o de bloggers, te llevas una buena impresión porque todo está configurado para que te empapes del sitio que visitas y conozcas lo mejor de lo mejor.

Pero hay viajes organizados y viajes organizados. Y en este caso no se ha tratado solamente de lo que hemos visto y comido, sino de quién nos lo ha enseñado y/o cocinado. El mérito de la organización ha sido reunir a un conjunto de personas que representan perfectamente lo que es la isla, su forma de hacer las cosas y de luchar por sus raíces, su vínculo con la tierra. Es fácil enamorarse de un lugar cuando las personas que te lo muestran están enamoradas también.

Fran, un enamorado de La Palma y de los plátanos de Canarias. Es el propietario de la Ecofinca Platanológico. 

 

De La Palma diría que fue un viaje onírico. Que el miércoles 6 de abril me dormí en ese avión de Canary Fly y desperté al aterrizar en Madrid el domingo 10 de abril. Porque ahora, unos días después, todas las sensaciones y los recuerdos se mezclan y solo tengo clara una cosa: que sonreí, que disfruté, que viví, que tuve claro que estaba en el lugar correcto haciendo lo que me pedía el cuerpo.
En ese “sueño” conocí un lugar con valores similares a los míos; descubrí -una vez más- que me gusta alzar la vista y ver el mar; encontré un espacio tranquilo, donde la vida se disfruta y se saborea, donde el tiempo pasa más lento, un lugar en el que hasta podría asentarme, comprar una finca de plátanos y vivir. 

Las salinas de Fuencaliente, el lugar perfecto para sentarse a disfrutar de la puesta de sol.

Y me ha llevado un par de semanas poder sentarme a escribir esto porque, cuando un lugar me toca el corazoncito, me resulta difícil poner en negro sobre blanco todo lo que me ha hecho sentir. Es como que me ha inspirado y hecho explotar mil emociones por dentro, pero me ha dejado muda.Eso sí, ahora que ya he bajado de la nubecilla y que he despertado del todo, estoy deseando contaros todas las razones por las que se conoce a La Palma como la Isla Bonita. Stay tunned!

Autor

6 Comentarios

  1. Qué bonito sueño, verdad? Ojalá sea de esos que se repiten una y otra vez 🙂 En fin, estoy de acuerdo contigo, qué te voy a contar yo? La Palma fue contada con amor y eso es lo que al final transmite! Deseando leer más! Un abrazo!

    • La verdad es que se puede repetir tantas veces quiera! 🙂 Ha sido una experiencia única pero podemos reproducirla en tantas formas y momentos como queramos! ¡Nos vemos en los Indianos!

  2. La verdad es que sí, muda para contar tantas cosas bonitas y realmente transmitir lo que nos dio la isla. Poquito a poco vamos sacando las palabras 🙂 un besazo!

  3. Ai, ai, aiiii, estoy con la lagrimilla colgando.

    Me ha encantado tu frase: "…me ha hecho explotar mil emociones por dentro, pero me ha dejado muda."

    Siento exactamente lo mismo.

    Estoy deseando leer tu siguiente artículo sobre "nuestra isla".

    Pásalo requetebien en la siguiente aventura baby.

    Un besote

    • ¡A ver si me da tiempo a publicarlo antes de irme! Lo tengo a medias pero la verdad es que todavía estoy asentando sentimientos eh? vaya tela de viajecito…

      Un besazooo enorme!

Escribe un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está aceptando nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies