Ya hace un año del día que me cambió un poquito la vida. Suena contundente pero así es.
Era 7 de junio, hacía calor y tenía la persiana medio bajada en mi habitación de Sant Pere de Ribes porque los reflejos del sol no me dejaban ver bien la pantalla del ordenador.

En ese momento me escribió Raquel Osuna, a la que conocía de mi viaje por Chile, para decirme que le había llegado un email donde decía que había ganado la Vuelta al mundo de Trivago, y que también ponía mi nombre.

El mundo en nuestras manos

 

Probablemente no se puede explicar con palabras lo que sentí, sobretodo dos segundos más tarde cuando yo también recibí el email. Siendo sincera, lo que sentí fueron ganas de vomitar de los nervios, ganas irrefrenables de llorar y reír al mismo tiempo, de pegar gritos, saltar y bailar, de salir al balcón y contárselo al mundo entero.

 

Me recorrí el pasillo de mi casa pegando gritos varias veces, mi madre ya está acostumbrada a cosas de estas así que tampoco se extrañó, aunque cuando le dije el por qué, supongo que flipó un poco. A Adrián le llamé llorando y se pensó que pasaba algo malo. Cuando le dije que había ganado el concurso supongo que también flipó un poco, sobretodo al saber que ÉL también se iba a dar la vuelta al mundo. 

Mi padre me dijo que si me había golpeado la cabeza al levantarme de la cama. Mi abuela se llevó las manos a la cabeza, y después de explicarle la ruta en el mapa no sabía si llorar o alegrarse por mi. Mi abuelo no entendía nada, pero sabía que si el verbo viajar estaba incluido yo era feliz.

La ruta: Finalmente tuvimos que cambiar Egipto por Grecia y finalizamos la ruta en Palma de Mallorca

 

Este viaje llegó en el mejor momento posible: yo no tenía trabajo y Adrián acababa su carrera en julio, y cuando te pasa algo así, de pronto el mundo está lleno de posibilidades. Ves la luz de nuevo. Pasas de planear tu verano en la playa de Sitges (que no deja de ser un planazo, no subestimemos las playas de Sitges) a planearlo saltando de ciudad en ciudad durante 80 días. Pues la cosa cambia, no me digáis que no.
Saliendo de casa a vivir 80 días de aventura
En su día ya di las gracias. Gracias a Trivago, en especial a Susana, que hasta este miércoles ha estado al pie del cañón con cualquier cosa que le he pedido. A todos los que me rodean y que me han animado y se han alegrado por mi en este viaje. Gracias a Adrián, que es el mejor compañero de viaje del mundo. Pero sobretodo gracias a mi, que participé en el concurso y puse mi destino en juego:

“El destino es el que baraja las cartas, pero nosotros somos las que las jugamos” – William Shakespeare

Un año después hay cosas que siguen igual, pero hay otras que han cambiado mucho.
Ya no bajo mi persiana en Sant Pere de Ribes, lo hago en Madrid. Y no tengo pasillo por el que correr porque vivo en 40m2, pero si quiero correr me voy al Retiro, que lo tengo aquí al lado.

Este viaje ha expandido la familia viajera de La Maleta de Carla, somos muchos más por aquí, y eso también me ha permitido conocer a otros bloggers, participar en eventos y querer viajar más, mucho más.

Con algunos de los bloggers de Barcelona Travel Bloggers en Haro, La Rioja.

Un año después probablemente también soy más culta, porque no hay universidad mejor que la del viaje y lo que he aprendido en esos 80 días no me lo enseñó nadie en cinco años de carrera y uno de máster.

Miro atrás y veo que cumplí uno de mis sueños. Y si cumplí ese, ¿por qué no otros?
Autor

8 Comentarios

  1. Bueno, qué envidia! Y no vuelven a hacer ese concurso? Yo participo en cuanto concurso veo (este año he ganado dos! y espero que no haya dos sin tres…) pero nunca ha sido algo tan suculento como dar la vuelta al mundo al estilo Willy Fog. Enhorabuena con un año de retraso, pero enhorabuena por los recuerdos, que son los que perduran…

    • Pues de momento que yo sepa no! Pero tu no te puedes quejar si ya llevas dos! ¿qué has ganado? Muchas gracias Did, la verdad es que los recuerdos y el aprendizaje es lo mejor que me llevo, sin duda! 😉

    • La verdad es que sí, lo ves todo con otra perspectiva y te da una energía para seguir adelante que no se puede explicar 🙂
      Gracias por tu comentario guapa!

      Un abrazo!

  2. Hola, yo tb tengo casualmente una maleta, pero esta es de Tatufi.
    Me ha encantado leer esta historia. Nunca me creo esos concursos, pero fíjate tu el destino!
    Suerte y enhorabuena por el blog!

    • Hola! Pues bienvenida 🙂 Es cierto, hay mucha gente que no se cree este tipo de concursos y aquí está la prueba de que son verdad! ¡nos leemos!

  3. Hola
    Enserio te ganaste un viaje, si hubiera sido yo creo que hubiera hecho lo mismo que tu , Me supongo lo feliz que estuviste y me imagino! te cambio la vida ,a ver si pasas el secreto para ganar un viaje así, Saludos.

    • Hola Mariela, sí! Nos ganamos un viaje así, fue algo increíble! Simplemente participé en un sorteo de Facebook y pam! Gané 🙂

      Un saludo!

Escribe un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está aceptando nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies