Si estás preparando tu viaje a París y buscas una alternativa interesante a la ruta habitual, las Catacumbas de la ciudad no pueden faltar en tu itinerario. De acuerdo, no es el plan más romántico del mundo pero si sois un poco cagones, os servirá como excusa para arrimaros a vuestro o vuestra acompañante.
Las Catacumbas de París, un museo bajo tierra
Las Catacumbas son un cementerio en los subterraneos de París. Una red de túneles y pasadizos llenos de huesos expuestos al público.
Un poco de historia
Lo mejor de las Catacumbas de París es que esconden una gran parte de la historia de la ciudad, así que si pasáis de museos porque os aburren, las Catacumbas combinan historia y entretenimiento a partes iguales. Además de ser un lugar de lo más curioso.
Los pasadizos en los que hoy en día encontramos este inusual museo se excavaron como minas de piedra caliza. En el siglo XVIII y ante la imposibilidad de dar cabida a todos los fallecidos en los cementerios que había en ese momento en París, se decidió utilizar este espacio para el almacenaje de huesos humanos.
Pasadizos llenos de huesos y más huesos a 20m de profundidad
Tras la revolución francesa, este decidió exponer cuidadosamente las osamentas con el objetivo de recibir a visitantes. Las tibias se colocaron horizontalmente alternadas con los cráneos, que constituyen muros tras los cuales se amontonan el resto de huesos.
Los cráneos y tibias decoran las “paredes” de este museo
Algunos datos interesantes
– Se necesitaron 15 meses para trasladar los restos desde los cementerios a los túneles subterráneos.
– Se calcula que en las Catacumbas se encuentran los restos de 6 millones de parisinos.
– La zona abierta al público ocupa aproximadamente 1km y medio de los 300 que abarcan en total.
– La superfície utilizada no ocupa más que la 1/800ª parte de la superficie de las antiguas canteras.
– Las Catacumbas se encuentran a 20m de profundidad. 
– El recorrido se efectua por una antigua cantera subterránea probablemente excavada en el siglo XV. 
En 2005, las Catacumbas volvieron a abrirse al público y hoy son una de las atracciones más curiosas de la ciudad. Para nosotros, una de las visitas más entretenidas y recomendables para alejarse del típico París.
Los cráneos y tibias forman dibujos en las “paredes”
Primer plano de un cráneo

¿Quieres comprar tu entrada para las Catacumbas? Hazlo desde aquí. 
Autor

Escribe un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está aceptando nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies