Tokio es una ciudad inmensa y llena de cosas por hacer. Pero si hay algo que me encanta de Tokio es que en una ciudad tan moderna y futurista sigue habiendo rincones tradicionales. Templos en los que parece que te aísles del mundo entero y en los que parece que no estés en la capital de Japón. Estos son los mejores templos de Tokio, los que tienes que incluir sí o sí en tu itinerario por la ciudad.

La lista que encontrarás a continuación no es una lista de todos los templos de Tokio. Son los templos que hemos visitado en nuestro viaje que nos parecen imprescindibles y que te recomendamos incluir en tu ruta por Japón. ¡Sigue leyendo!

Los mejores templos de Tokio

Santuario Meiji Jingu

Uno de los mejores templos de Tokio y probablemente de Japón es el Santuario Meiji Jingu. Es un santuario sintoísta que se edificó en honor al emperador Meiji y a su esposa, la emperatriz Shoken, por el papel que el emperador desarrolló durante la Restauración de Meiji. El emperador cogió las riendas del trono en el momento en el que Japón dejaba atrás el período feudal de Edo y empezaba a abrirse al mundo.

La construcción comenzó en 1915 y finalizó seis años más tarde. Los emperadores nunca llegaron a ver el Santuario finalizado porque murieron unos años antes.  El edificio original quedó destruido durante los bombardeos de Tokio en la Segunda Guerra Mundial. Pero gracias a aportaciones de dinero público se pudo reconstruir.

El santuario se ubicó junto al parque Yoyogi, en una zona donde había un campo de lirios que los emperadores solían visitar a menudo. El Santuario Meiji está dividido en dos zonas: el Naien, que es el recinto interior y que tiene un museo con pertenencias del Emperador y la Emperatriz; y el Gaien o recinto exterior, donde se encuentra el Memorial de Galería Pictórica Meiji, con 80 murales que ilustran los sucesos más importantes de la vida de los emperadores. En el Gaien también se encuentra el Salón Memorial Meiji, que hoy en día se utiliza para celebrar bodas sintoístas. Si visitas el Santuariuo Meiji en fin de semana seguro que te encuentras con alguna ceremonia. Ver una de estas ceremonias es una de las mejores cosas que hacer en Japón, especialmente si es tu primera vez en el país.

El Santuario Mejij se encuentra rodeado por un frondoso bosque con más de 120.000 árboles de 365 especies diferentes. Es una zona de recreo y un lugar donde la gente va a pasear o a hacer deporte.

En el camino principal hacia el Santuario encontrarás un torii construido en madera de cedro. Otro de los puntos de interés son los barriles de sake donados como ofrenda al Santuario Meiji.

Los mejores templos de Tokio: Meiji-Jingu
El torii de madera en el Santuario Meiji
Los mejores templos de Tokio: barriles de sake en el Santuario Meiji
Numerosos barriles de Sake en honor al Santuario Meiji

Templo Senso-ji

Aunque el Santuario Meiji es uno de los más importantes de la ciudad y del país, para mi uno de los mejores templos de Japón es el Senso-ji. Me parece más bonito, aunque también más turístico. Es prácticamente imposible disfrutar de este templo a solas.

El templo Senso-ji es el templo budista más antiguo de Tokio. Se encuentra en el barrio de Asakusa, una de las zonas más tradicionales de Tokio. El templo está dedicado a Kannon, el Dios de la misericordia. Cuenta la leyenda que unos pescadores encontraron la estatua del Kannon en el río en el año 628. El jefe de la aldea decidió consagrarla. Para ello, remodeló su propia casa para convertirla en un templo. Así, los habitantes de Asakusa podían ir a rendirle culto siempre que quisieran.

El templo ganó mucha popularidad e importancia durante el periodo de Edo. Fue en esta época cuando se construyeron la mayoría de edificios que forman el complejo del Templo Senso-ji. Aún así, al igual que sucedió con el Santuario Meiji, el Templo Senso-ji también fue bombardeado durante la Segunda Guerra Mundial. Muchos edificios del templo tuvieron que ser reconstruidos.

El templo de Senso-ji tiene varios accesos. El más típico y el más bonito es acceso por la puerta Kaminarimon, la puerta de los truenos. Es uno de los símbolos del barrio y cruzarla es una de las cosas que hacer en Tokio sí o sí. Se trata de una enorme puerta de color rojo con un farolillo también rojo colgado en el centro.

Si tienes la oportunidad, acércate hasta el templo Senso-ji a primera hora del día, cuando todavía no hay muchos turistas, para disfrutarlo tranquilamente. También te lo recomiendo de noche, cuando la iluminación lo transforma.

Los mejores templos de Tokio: Senso-ji
El templo Senso-ji, uno de los mejores templos de Tokio

Santuario Hie Hinja

El Santuario Hie Hinja fue una grata sorpresa en Japón y se convirtió en uno de mis favoritos. Es un santuario sintoísta dedicado al Dios Oyamakui no Kami. No se sabe exactamente la fecha de su construcción. Lo que si se sabe que en 1607 se trasladó fuera de los terrenos del castillo para que fuese accesible para todo el mundo.

La estructura del templo actual se debe a una reconstrucción de 1958. Como tantas otras construcciones japonesas, esta también resultó afectada durante los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial.

El templo se encuentra en el barrio de Akasaka, en una zona de grandes edificios y avenidas. Y una de las cosas que más me gustan de este templo es que, cuando entras, tienes la sensación de haberte alejado muchísimo de la gran ciudad y estar en un lugar donde reina la paz y la armonía. Otra de las cosas que lo convierten en uno de los mejores templos de Tokio es su pasillo de toriis. El templo tiene varias entradas. En la entrada oeste hay un túnel con un centenar de estas características puertas rojas que seguro que te recordará al Fushimi Inari-Taisha de Kioto.

Los mejores templos de Tokio: Hie Hinja
En el túnel de toriis en el Santuario Hie Hinja

Templo Gotokuji

Este templo budista es famoso por los gatos japoneses de cerámica y es uno de los mejores templos de Tokio. Este amuleto, que en japonés se conoce como maneki-neko, representa un gato con la pata superior derecha levantada. Cuenta la leyenda que un día, un señor feudal bastante rico fue sorprendido por una gran tormenta y decidió cobijarse dentro de un árbol cerca del templo Gotokuji. Mientras esperaba que la tormenta cesara, vio a una gata que parecía que le hacía señas para que se acercara a ella, que estaba en la puerta del templo. Tenía una mano levantada y parecía estar agitándola. El hombre, bastante extrañado por el gesto, decidió acercarse a la gata para verla mejor. En ese momento, un rayo cayó sobre el árbol en el que se había resguardado.

Tan agradecido estaba al gato por haber salvado su vida que decidió donar al templo campos de arroz y tierras de cultivo. Además, pagó las reparaciones necesarias y fue así como el templo, que hasta ese momento era un lugar muy pobre y con muchos problemas económicos, empezó a prosperar. Y todo gracias al gato, que se convirtió en el auténtico protagonista del templo.

 

Hasta aquí mi selección de mejores templos de Tokio. En Tokio hay muchos templos más pero yo me quedo con estos y creo que son los más imprescindibles en la ciudad. Si has visitado algún otro templo en Tokio que te haya gustado mucho, ¡cuéntamelo en un comentario! Así otros lectores podrán tenerlo en cuenta y nosotros lo visitaremos en la próxima vez que viajemos a Japón.

Más información sobre Japón

 

Autor

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está aceptando nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies