Cuando viajamos, siempre hay aquello que no puedes perderte, aquello que es obligatorio, aunque sea un topicazo, o aquello que a todo el mundo le encantó. En Madrid hay muchas cosas que se pueden hacer durante las fiestas navideñas (a pesar de que la ciudad se llena de toda esa gente que en verano desaparece) y es cierto que las luces de Navidad dejan la ciudad preciosa. 

 

Este año me propuse experimentar dos de esas cosas, y ya puedo decir que probablemente no repetiré. Aunque sin duda animo a todo el mundo a que, aunque sea una vez en la vida, las pruebe. El ambiente es incomparable.
1. Fin de año en la Puerta del sol
En la puerta del sol, o en las calles cercanas, porque acceder al KM 0 de España se hace prácticamente imposible a no ser que vayas prontito. Leímos este artículo que nos ayudó mucho, pero aun así es toda una hazaña.
Hay que cenar prontito para estar sobre las 22-23h en la plaza y tener hueco, y ser consciente de que vas a estar más apretado que una sardina en lata.
Pero en realidad es divertidisimo aunque te quedes en las calles cercanas, hay buen ambiente (quitando alguno que vaya pasado de rosca) y la gente va a disfrutar, reír y pasárselo bien. No creo que repita porque no me gusta darme prisa para cenar, comerme las uvas apretada y sin saber bien bien cuándo tomarlas. Pero es un momento único. 

Intentando llegar a la puerta del sol

 

2. La Cabalgata de Reyes de Madrid
El ambiente de la cabalgata es muy especial. Miles y miles de niños emocionados ante la llegada de sus majestades que en unas horas estarán dejándoles regalos en casa. Esa es la parte buena, claro. La mala:
morirse de frío esperándolos: la puntualidad brilla por su ausencia.
– a duras penas encuentras un hueco desde el que ver algo.
– Cuando empiezan a llegar carrozas, los padres alzan a sus hijos al cuello (cosa totalmente normal) y si habías conseguido encontrar un buen sitio, te lo fastidian.
– Y si aun así, consigues ver algo, no te preocupes, te lo taparán con los móviles. Porque por alguna razón que no entiendo, la gente cuando ve llegar una carroza, un caballo, o lo que sea, saca su movil para hacer 250 fotos de lo mismo, borrosas, desde lejos y sin sentido, para guardar ese momento en el carrete de su móvil. Fotos que, dicho sea de paso, probablemente no vuelvan a mirar nunca en la vida. Sí, soy de las que piensa que se nos está yendo de las manos esto de intentar capturar cada minuto de nuestras vidas y no vivirlo y disfrutarlo en directo. 

Con todo esto, añadir que ni siquiera aguantamos a que llegara Melchor, y preferimos tomar algo  y disfrutar de una buena caña madrileña, ¡que eso si que es un placer que siempre que puedo, repito!

¿Habéis vivido alguno de estos momentos en la ciudad de Madrid? ¿Cómo fueron? ¿Repetiríais? ¿Qué opinión tenéis de intentar capturar TODO con la cámara del móvil?



Autor

4 Comentarios

  1. Buenas! Hemos estado en Madrid entre Navidad y Nochevieja, y nos ha impresionado, quizás incluso abrumado y agobiado, el gentío que había en la zona centro. No somos muy de aglomeraciones, y menos nuestra peque, así que no nos queremos imaginar qué tiene que ser estar en la Puerta del Sol en Nochevieja o ver la Cabalgata de Reyes en Madrid. Para este tipo de cosas, siempre hemos pensando que es mejor vivirlas 'a pequeña escala'. Eso sí, siendo padre, nunca diré que no veré la Cabalgata de Reyes en Madrid, y si lo hago, prometo subirle a mi peque a hombros y sacar el móvil, cerciorándome bien de que no estáis cerca, claro ;-). Feliz Año Nuevo!

    • Sí, la verdad que la ciudad es un caos en navidades y esos dos eventos en concreto aun más.
      Con lo de que los peques vayan a hombros estoy de acuerdo. Al final, la cabalgata es para ellos y la ilusión que tienen no tiene precio.
      En cuanto a los móviles yo me refiero a hacer 20 fotos por carroza, sin tiempo a disfrutar de verdad el momento.
      Pero en fin, decir que NO volveré es algo arriesgado..¿quién sabe lo que haré cuando tenga hijos? jiji 😛

      Un abrazo, y feliz año!

  2. Nunca he pasado las Navidades en Madrid pero sí he estado justo antes de las fiestas. En el centro todo es agobio, gente, compras, prisas… La verdad es que disfruté solo porque sabía que en unas horas saldría de allí. Aunque hay que decir que eso era en pleno centro, en otras zonas no estabas tan "encerrado". Respecto a los móviles y las fotos, estoy totalmente de acuerdo. Creo que todos deberíamos guardar un poco los teléfonos y hacer caso de verdad a lo(s) que nos rodea. ¡Feliz año!

    • ¡Hola María! Exacto, durante todas las fiestas la ciudad es un ir y venir de gente a todas horas. Es complicadísimo hacer cualquier cosa por el centro. Lo de los teléfonos es una plaga…el cambio que ha dado la fotografía es abismal y no creo que sea al 100% para bien.

      Feliz año!!

Escribe un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está aceptando nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies