Lo mires por donde lo mires, Ohrid es una de las ciudades más bonitas (y también más turísticas) de Macedonia. Orientada al lago Ohrid, el protagonista de todas las fotos, la ciudad también se conoce como la pequeña Jerusalén, porque hay 365 iglesias, una para cada día del año.
Nada más llegar a Ohrid nos encontramos con la plaza Krusevska Republika, punto de encuentro y donde está ubicado árbol más antiguo de la zona, de más de 1.000 años. Ya nada más llegar comprobamos que Ohrid es un lugar lleno de vida, siempre hay gente en sus calles y en sus terrazas, disfrutando del buen tiempo que suele acompañar a esta ciudad costera.
El árbol más antiguo y punto de encuentro en la ciudad

 

la calle principal en Ohrid
Si seguimos por la calle principal, el camino nos lleva al famoso lago. El lago que lleva el mismo nombre que la ciudad, es el más profundo de los Balcanes con 288 metros y tiene una superficie de 258km2. Además, es conocido por ser uno de los más antiguos del mundo, junto con el lago Titicaca y el Baikal. No es de extrañar, por todas estas razones y por su belleza, que fuese declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1979.
Un jump frente al lago Ohrid
Vistas de Ohrid desde el mar
Las montañas que divisamos a lo lejos ya pertenecen a Albania. Llegados a este punto, yo recomiendo un paseo sin prisa por sus calles, pero sin perderse algunos de los puntos obligatorios que hay que ver en Ohrid.
La arquitectura de Macedonia, y en concreto de esta pequeña ciudad, va ligada a su historia. En el punto más alto encontramos la fortaleza del Zar Samuel, un monumento que hoy en día es atracción turística y que en cierto modo nos recuerda la importancia histórica de Ohrid, que fue capital del primer imperio búlgaro.
Recientemente se ha descubierto que esta construcción se hizo sobre una anterior del siglo IV a.C.
La fortaleza de Samuel
Cuando hablamos de Santa Sofía siempre pensamos en la mezquita de Estambul, pero también hay una iglesia ortodoxa con ese nombre en Ohrid. Es probablemente uno de los edificios con más importancia histórica de Macedonia y se cree que data del año 850.
Lo más importante de esta iglesia es su interior, que conserva frescos de los siglos XI, XII y XIII. 
 
Santa Sofia, en Ohrid
 
Otra de las iglesias más destacadas por sus frescos y su arquitectura exterior es la Iglesia de San Clemente (Sveta Bogodorica Perivlepta), que se construyó en 1925 por el emperador bizantino Andronik II Paleolog.
Esperando en la puerta de la Iglesia Sveta Bogodorica Perivlepta (San Clemente)
En cuanto a arquitectura, no podemos perdernos tampoco el anfiteatro, que originalmente se construyó para ser un teatro, posteriormente se utilizó como escenario de luchas entre gladiadores y hoy en día es el lugar donde se celebra el festival de verano de Ohrid. Se construyó en el año 200 a.C y es el único teatro de tipo helenístico en el país.
El mítico anfiteatro
Mi recomendación final es el lugar donde se hacen más fotografías en Ohrid. Se trata de la iglesia Sant Jovan Bogoslov Kaneo, que es la que más vemos en las estampas típicas del lago por su perfecta ubicación. Un lugar perfecto para ver la puesta de sol y disfrutar de las vistas de Ohrid.
Una escapada de un día: Struga
Struga es uno de los pueblos más cercanos a Ohrid. No tiene tanto interés a nivel histórico como esta última, pero es un lugar perfecto para alojarse y, como también está orientado al lago, es genial para darse un buen baño.
Un baño en el lago Ohrid, en Struga (año 2007)

 

Autor

Escribe un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está aceptando nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies