Marrakech fue la primera ciudad africana que visité y que consiguió sorprenderme. Otra cultura, otra forma de hacer las cosas, una ligera occidentalización y una gastronomía y religión completamente diferentes. Descubre en estas imágenes mi paso por Marrakech y la ciudad costera de Essaouira.



La plaza de Jamaa el Fna, el zoco, la mezquita Kotoubia, los jardines Majorelle y un largo etcétera en mis postales de Marrakech.

Autor

4 Comentarios

  1. Es comprensible, nosotras el primer día tuvimos ganas de irnos, pero poco a poco te vas haciendo un hueco en esa ciudad y te sientes más cómodo que al principio.

  2. Creo que es el sentir general de muchos….Yo la odié durante 24 horas y luego todo cambio…quizás porque vi que aquello no era Marruecos y porque una se acostumbra a tratarla, domesticarla, a ser condescendiente con la hostilidad inicial….Y luego hay unos rincones absolutamente maravillosos….

    • Si, es una ciudad que odias a primera vista, pero en todas las ciudades turísticas pasa algo parecido. Luego hay rincones de los que te enamoras y ya tu opinión cambia! Gracias por tus comentarios! Un saludo!

Escribe un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está aceptando nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies