Irlanda suele ser un destino para todos los públicos. Aquellos que buscan recorrer su costa verde y escarpada y conocer pequeños pueblecitos típicamente irlandeses y otros que buscan conocer Dublin, una ciudad de alma joven y muy nocturna. Dublín es también destino para muchos jóvenes que van a aprender inglés, ese ha sido el caso de mi hermano en los últimos meses.

Las calles de Dublin y el Spire al fondo
Por eso, gracias a su experiencia viviendo allí y a mi visita a Dublín hace un tiempo, os hemos preparado una ruta por los lugares clave de la ciudad y dos excursiones cercanas. Así que si te has ido a estudiar inglés a Dublín o simplemente vas de viaje unos días, ¡toma nota!
1. O’connell Street
Esta calle es el centro neurálgico de Dublin, la arteria comercial de la ciudad. Es una zona que siempre concentra mucha gente gracias a sus amplias aceras. En la calle O’Connell encontramos el Spire (la espiral), una aguja de 120 metros que se construyó en 2003.
2. Temple Bar
El Temple Bar es el eje del ocio nocturno de Dublín. Es una zona de calles adoquinadas y típicos pubs irlandeses.
El barrio recibe el nombre por Sir William Temple, que adquirió los terrenos en el año 1600. El Temple bar empezó a convertirse en un lugar con mucho potencial, sobre todo turísticamente hablando, a partir de 1991, cuando Dublín fue seleccionada Capital Europea de la Cultura.
De día también se colocan por la zona mercados de comida y de libros, lo que lo convierte en una zona con mucho ambiente tanto de día como de noche.

Además, Temple Bar da nombre al que probablemente sea el pub más famoso de la ciudad, aunque es tan mítico que siempre está lleno de gente y las pintas de cerveza no son precisamente económicas.

En The Temple Bar
3. Fábrica Guinness

Una de las visitas más entretenidas en Dublín es la que se puede hacer a la Guinness Storehouse o la fábrica de cerveza Guinness. Este almacén se construyó a principios del siglo XX para la fermentación de esta cerveza y un siglo después abrió sus puertas al público como espacio turístico.

Barriles de cerveza Guinness expuestos

 

El museo es un recorrido por la historia de la marca y de la fabricación de la cerveza. Es posible ver la maquinaria que se utilizaba para la fabricación de la cerveza, cómo se transporta al resto del mundo y también un repaso a las campañas publicitarias más famosas de Guinness.

En el precio de la entrada está incluida una pinta de cerveza que puedes pedirte en el Gravity Bar en la última planta, disfrutando de las vistas de toda la ciudad.

Dos cervezas guinness. La cerveza adquiere el color negro cuando pasa un rato desde que se ha tirado.
Recomiendo comprar la entrada por internet. Es la mejor manera de ahorrarse unos euros y la correspondiente cola, sobre todo si vais en fin de semana.
4. Trinity College
Esta universidad puede presumir de ser la más antigua de Irlanda y una de las más famosas del mundo. Pero además, cuenta con la biblioteca que posee la mayor colección de manuscritos y libros impresos de la República de Irlanda.
Y sí, es una biblioteca muy completa pero también preciosa. La sala principal de la Antigua Biblioteca se conoce como “long room” porque mide 65m de largo y en sus estanterías reposan más de 200.000 de los libros más antiguos de la biblioteca.
En total, en toda la biblioteca, estamos hablando de casi 3 millones de libros repartidos en ocho edificios. 
5. Phoenix Park
El parque urbano más grande de Europa. Ahí es nada. 700 hectáreas de zona verde en las que caminar, dar un paseo en bicicleta o simplemente tirarse en el césped a mirar el cielo.
Además, dentro del parque también se encuentran los siguientes enclaves turísticos:
El zoo de Dublín, uno de los más antiguos del mundo.
La columna de Phoenix, coronada por una escultura del ave fénix y que da nombre al parque.
Wellington Testimonial, un obelisco en honor al duque de Wellington.
Áras an Uachtaráin, la residencia oficial del presidente de Irlanda
People’s garden, una zona ajardinada y cultivada.

En el Phoenix Park también es posible ver ciervos en libertad.

Preciosos colores primaverales en el Phoenix Park

 

6. St Stephens Green
Este parque se encuentra en el corazón de Dublín y es de los más antiguos de Irlanda (año 1664). Aunque el Phoenix Park es mucho más grande, este está en el centro de Dublín y es más accesible y también más fácil de recorrer por sus dimensiones.

Un oasis en medio de la ciudad donde hacer un parón y un picnic entre visita y visita.

St Stephens green, el oasis en medio de la ciudad
7. Catedral de San Patricio
San Patricio, patrón de Irlanda, tiene su catedral en Dublin. Ésta se construyó junto a un pozo en el que el santo bautizó a los conversos en el año 450.

Como tantos edificios sagrados, la Catedral de San Patricio ha sufrido muchos cambios con el paso de los siglos fruto de incendios y posteriores restauraciones. Hoy en día luce así de bonita:

Saint Patricks desde el exterior en un día bastante nublado

 

8. Catedral Christ Church
Es, junto a la catedral de San Patricio, la catedral más importante de Dublín y también la más antigua.  Empezó a construirse en el año 1038 y se ha ido modelando con el paso de los años.

Bajo la iglesia se encuentra la estructura más antigua de Dublín, una enorme cripta del siglo XII.

La catedral de Christ Church

 

9. El castillo de Dublín
La visita a esta fortaleza merece la pena sobre todo para comprender algunos períodos de la historia del país.
Aunque actualmente se utiliza como lugar de celebración de las recepciones oficiales del gobierno, anteriormente se utilizó como asentamiento de vikingos, fortaleza militar, residencia real, etc. Como en otros edificios similares, las estancias reales están decoradas como lo estuvieron en su día.
El castillo de Dublín es, en definitiva, un espacio que cuenta muchas y diferentes historias de la ciudad.
10. Dos pubs para salir de fiesta en Dublín: O’Neills y Dicey’s garden
En el primero suele haber música en directo y muy buen ambiente. Aunque se trata de una conocida cadena de pubs, mantiene el estilo de bar tradicional irlandés.
El Dicey’s garden, por su parte, es un lugar escogido por muchos jóvenes porque es un pub económico donde tomarse unas pintas. 
Si estás pensando en posibilidades para estudiar inglés en Irlanda, puedes probar con un año académico en Midleton School y además de aprender inglés, conocerás esta fantástica ciudad que es Dublín!
Pero si también quieres conocer algún pueblecito cercano, te recomendamos dos escapadas facilitas y cercanas desde Dublín:
Bray

Esta localidad costera al sur de Dublin está muy bien comunicada con Dublin ya que con ella conecta el servicio de transporte metropolitano de la capital.Es un lugar perfecto para hacer una escapada de un día desde Dublín y poder disfrutar así de un paisaje típico de postal desde la colina coronada por una cruz con vistas al mar. Una subida de una media hora que os regalará unas vistas de 10.

 

Wicklow Mountains

Esta cordillera de montañas al sur de Dublin también supone una escapada relativamente sencilla desde Dublín, por lo que podéis incluirlo en vuestra ruta, tanto si vais unos días como si estáis estudiando o trabajando en la capital irlandesa.Es Parque Nacional desde 1991 y abarca 20.000 hectáreas. Podéis encontrar toda la información para visitarlo aquí. 

¿Quieres recomendarnos algo más? ¡Déjanos un comentario!

*Post Patrocinado*

 

Autor

Escribe un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está aceptando nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies