Alejandría estaba en mi lista de lugares que ver en Egipto. Es una ciudad que disfruté a medias pero que tiene lugares bastante interesantes. Así que te voy a contar qué hacer en Alejandría en un día y como hacer esta excursión correctamente para que no metas la gamba como lo hice yo y que, por esa razón, te vayas con mal sabor de boca.

Consejos para viajar a Alejandría

Normalmente siempre dejo los consejos para el final, pero en este caso me parecen imprescindibles para que tu visita a Alejandría en un día vaya sobre ruedas. 

  • Infórmate bien de los días festivos. No sea que te pase como a mi y vayas justo el único día de toda la semana que cierra la biblioteca de Alejandría durante el Ramadán. No te fíes de google, fíate de la web oficial de la biblioteca de Alejandría. 
  • Si eres mujer y viajas sola, prepárate para comentarios, silbidos, gritos, etc. No sé si es que el día que fui yo tuve mala suerte, pero en general en Alejandría tuve la sensación de que los hombres eran mucho más pesados. En ningún momento me sentí en peligro, pero sí que acabé un poco harta del género masculino que se cree que puede decirte cualquier cosa porque seas mujer. Si te preocupa la seguridad en Egipto, no dejes de leer este post. 
  • Contrata un tour o un guía. En Alejandría, como en todo Egipto, en los monumentos o museos no hay audio guías, no hay apenas letreros ni se hacen tours para enseñarte el lugar. Y, sinceramente, pasear por según que sitios sin enterarte de nada y leyendo información de internet…pues pierde la gracia. Este tour incluye todos los lugares imprescindibles que ver en Alejandría en un día.
  • Llévate un buen gorro, aunque la previsión diga que va a estar nublado. En muchos de los monumentos en Alejandría no hay ni una sombra, así que te irá genial si no quieres acabar con una buena jaqueca como yo.

Pues bien, yo fallé en estos cuatro puntos principales y creo que fue la razón por la cual tuve un día un poco desastroso. Si tú te lo montas mejor, ¡seguro que te encanta Alejandría!

Qué hacer en Alejandría en un día

1. Museo Nacional de Alejandría

Mi lógica me decía que, si no había contratado un guía o un tour para conocer Alejandría en un día, pues me tenía que ir al Museo Nacional de Alejandría a aprender un poco más sobre la historia del país. Y la verdad es que algo de historia aprendí, pero es un museo más dedicado a exponer piezas de diferentes períodos y a contar la historia a través de esas piezas.

El museo se encuentra en el palacio del gobernador Al-Saad Bassili que se construyó en 1926. Se trata de una mansión blanca de estilo italiano que solía ser el lugar de encuentro de egipcios de clase alta en Alejandría. Y como te decía, hay 1.800 objetos a través de los cuales irás descifrando la historia de la ciudad y del país. El museo está dividido en tres plantas y, en cada una se cuenta un período de la historia.

Alejandría en un día: Museo Nacional de Alejandría
Un sarcófago en el Museo Nacional de Alejandría

2. La Biblioteca de Alejandría

Todo un emblema en la ciudad y en el país y la razón principal por la que decidí pasar un día en Alejandría. Y al llegar allí me encontré con las puertas cerradas y, por más que supliqué, los guardas no me dejaron entrar (lo cual es normal, claro).

En su época, la Biblioteca Real de Alejandría había sido la más grande del mundo. Se fundó aproximadamente a principios del siglo III a.C. y contó con hasta 900.000 manuscritos. Un tesoro que, de seguir conservándose, sería una pieza fundamental de la historia de la humanidad.

Alejandro Magno conquistó Egipto y su idea para Alejandría fue fundar una ciudad que iluminase de saber el mundo entero. Y no podía faltar un lugar como la biblioteca en el que se unieran diferentes creencias e ideas. La biblioteca se perdió completamente tras varios incidentes (conflictos, terremotos, incendios) y se perdió prácticamente todo

En 1987 se proyectó una nueva biblioteca para honrar así a este centro del conocimiento y la cultura. La nueva Biblioteca Alejandrina fue promovida por parte de la Unesco y apoyada económicamente por otros países. Se inauguró en 2002 y si tienes la oportunidad de ir a conocer Alejandría en un día, ¡no te la pierdas! Aunque no se sabe realmente cómo era la original, tiene que ser mágico entrar en un lugar que alberga tanta historia en sus cimientos.

Recuerdo perfectamente a mi padre hablarme de esta biblioteca, de lo que había supuesto y de como quedó destrozada bajo las llamas de un incendio. Y mi gran ilusión era ver ese nuevo edificio, y me quedé compuesta y sin biblioteca. Así que ya tengo excusa para volver 🙂

Alejandría en un día: la biblioteca de Alejandría
La nueva Biblioteca de Alejandría, que sustituye a la que se perdió tras varios incendios y conflictos.

3. Sitio arqueológico Kom el Dekka

Este es de esos sitios que probablemente no te esperas conocer en Alejandría en un día. Porque seamos sinceros, ¿habías oído hablar sobre algo de Alejandría que no fuese la biblioteca? Yo tampoco. Y este lugar ahí, en medio del caos de Alejandría me dejó loca.

Se trata de la excavación arqueológica de una zona residencial de la época greco-romana. En la excavación se pueden diferenciar las partes de este barrio: los baños, las cisternas, algunas villas y hasta un pequeño anfiteatro. Un secreto: si te pones en el centro del anfiteatro y hablas, comprobarás su excelente acústica.

El sitio arqueológico Kom el Dekka
El sitio arqueológico Kom el Dekka

4. Columna de Pompeyo

Si a estas alturas Alejandría no te ha sorprendido aún, ¿qué me dices de una columna en medio de la ciudad? La columna se encuentra concretamente en el parque arqueológico de Alejandría. Y en este lugar se hallaba el templo del Serapeo, un santuario para el culto de Serapis. Serapis era una deidad greco-egipcia a la que Ptolomeo I declaró patrón de Alejandría y dios oficial de Egipto y Grecia.

La columna está hecha de granito rojo de Asuán y mide casi 30 metros de altura.

¿Y por qué se la conoce como ‘columna de Pompeyo’? Hay varias teorías alrededor del origen de esta columna. Son estas:

  • Los cruzados creían que la columna señalaba el lugar donde se había enterrado a Pompeyo.
  • Se cree que la columna habría formado parte de uno de los pórticos de la biblioteca de Alejandría
  • Se supone que se construyó en honor del emperador Diocleciano por una de las inscripciones que hay en la base.
  • En el siglo XIX, varios investigadores determinaron que formaría parte de las ruinas del Serapeo, y parece que esta es la teoría más firme sobre el origen de la columna.

En el parque arqueológico hay restos de otras estatuas y edificios. Y, como ya te he dicho, mucho mejor si vas con un guía o un tour para que te puedan contar bien el origen de todos esos restos arqueológicos.

La columna de Pompeyo y dos esfinges a ambos lados
La columna de Pompeyo y dos esfinges a ambos lados

5. Ciudadela de Quaitbay

Esta es otra de las razones por las que visitar Alejandría en un día. La ciudadela de Quaitbay es una fortaleza defensiva que se construyó en el siglo XV (bastante reciente si la comparamos con todos los monumentos de los que estamos hablando). Se encuentra en la isla de faro, en el puerto. Y aunque la ciudadela es importante, lo que había debajo era aún más importante: el Faro de Alejandría, una de las 7 maravillas del mundo antiguo. 

El faro cumplió con su función incluso hasta la conquista árabe. Tras varios terremotos, la estructura del faro quedó muy dañada y, finalmente, en el siglo XIV, otro terremoto acabó con el edificio. 

Así que en 1477, el sultán Al-Ashraf Sayf al-Din Qa’it Bay (nombre complicado pero la última parte da nombre a la ciudadela) mandó construir esta fortaleza como parte de su proyecto defensivo contra el Imperio otomano, que amenazaba al país. La fortaleza dejó de utilizarse como tal en 1882 y en el siglo XX se restauró en varias ocasiones para albergar el Museo de Historia Naval, el Museo Oceanográfico de Alejandría y para permitir visitas a la ciudadela como tal.

La ciudadela en si es muy bonita, pero si no vas con un guía, olvídate de enterarte de algo porque no hay ni un cartel informativo.

Alejandría en un día: La ciudadela de Quaitbay
La ciudadela de Quaitbay

[symple_divider style=”solid” margin_top=”20″ margin_bottom=”20″]

Cómo moverse por Alejandría

Si vas a visitar Alejandría en un día, mi consejo es que vayas caminando de un lado a otro. Para distancias largas, siempre puedes utilizar Uber o Careem (más información aquí). Pero Alejandría es una ciudad que está bien y si te encuentras con algún mercadillo callejero, alucinarás con el ambiente. No te olvides de darte un paseo por el malecón alejandrino y disfrutar de la brisa marina.

Callejeando por Alejandría
No te olvides de callejear por Alejandría, puede que te encuentres estampas tan curiosas como esta: un callejón con incontables antenas parabólicas.

Dónde dormir en Alejandría

En mi caso, en vez de visitar Alejandría en un día, pasé también una noche. Me quedé en el Caesar hotel, que es un pequeño apartamento con varias habitaciones y lo regenta una familia muy amable. El sitio es normalito, nada de lujos: cama cómoda, espacios limpios y encima estuve sola en el piso, con lo que más tranquilidad aún. Está bien ubicado, aunque también te diré que Alejandría engaña y no es tan pequeña como parece en el mapa. 

Mi habitación en el Caesar Hotel
Mi habitación en el Caesar Hotel

Cómo llegar a Alejandría

Yo llegué a Alejandría desde Hurghada y lo hice en autobús de la compañía Go-Bus. Si vas a visitar Alejandría en un día desde El Cairo, te aconsejo que lo hagas igual, con autobús. Es económico, cómodo y tiene aire acondicionado (lleva una chaqueta o pañuelo por si acaso).

En la estación de autobuses de Alejandría me pasó una cosa que no me había pasado todavía en Egipto: unos chavales estaban descargando las maletas y mochilas del maletero del autobús sin que nadie se lo pidiese y luego te pedían dinero. Insistieron muchísimo, se pusieron muy muy pesados. Y luego tuve que lidiar con muchos taxistas poniéndose pesados también. El recibimiento en Alejandría no fue de lo más amable, la verdad.

Así que para evitar esto, ve directamente a tu equipaje e intenta cogerlo tu mismo y cuando estés llegando a la estación pide un uber o un careem para que te estén esperando y así no tengas que negociar con los taxistas de Alejandría.

taxis en Alejandría
Curiosamente, los taxis en Alejandría tienen los mismos colores que los de Barcelona

[symple_divider style=”solid” margin_top=”20″ margin_bottom=”20″]

¿Te ha resultado útil esta información sobre Alejandría? Si es que sí, ¡cuéntamelo en un comentario!

Más información sobre Egipto

 

Autor

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está aceptando nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies