Antes de viajar a Lisboa todo el mundo te dirá que es un lugar decadente (y no en el mal sentido de la palabra), y es la verdad. El centro histórico de Lisboa son miles de edificios que parece que van a caerse si el viento sopla un poco de más, una superposición de estructuras que algo tienen que enamoran a todo el que la visita.
Es un lugar que se ha ido curando con el tiempo del gran terremoto que sufrió en 1755, que dejó a la ciudad bajo los escombros, el fuego y el agua del posterior Tsunami, un evento que aun hoy está presente en algunos rincones de la ciudad.
Lisboa, como toda capital europea que se precie, es una ciudad de lo más turística, con una oferta ilimitada de cosas por hacer para pasárselo bien y conocer su historia y su cultura. Algo que vale la pena hacer en cualquier ciudad antes de meternos en ningún museo, es dar un paseo por el centro.
Plaza del Comercio
Es un buen lugar donde comenzar vuestra visita a Lisboa, un espacio abierto (el más importante de la ciudad) donde se ubicó el palacio real antes de ser destruido en el terremoto de 1755. Esta plaza está orientada al Tajo e históricamente era el lugar donde desembarcaban los navíos mercantes: era la puerta de Lisboa. 
La Plaza del Comercio a primera hora de la mañana

 

El Arco da Rua Augusta
Un buen lugar donde hacerse una pequeña idea de cómo es Lisboa y de lo enorme que es la Plaza del Comercio. Este arco triunfal es el más importante de Portugal y, al igual que la plaza, empezó a construirse después del terremoto. Aun así, fue un proyecto posterior el que dejó el arco como lo conocemos hoy.
Vistas desde el Arco da Rua Augusta
En su interior encontramos una exposición fotográfica y, a la vista de todos, el mecanismo del reloj que se encuentra en el exterior del arco, en la Rua Augusta.
Lisbon Story Center
Es un museo sobre la historia de Lisboa. Suena aburrido, lo sé. Pero se trata de un museo bastante moderno, muy interactivo, lleno de vídeos y que concluye con una recreación de como fue el terremoto de 1755. A nosotros nos encantó y nos ayudó a hacernos una idea de la historia de la ciudad.
Rodeada de historia en el Lisbon Story Center
Torre de Belem
En Lisboa y en Portugal en general nos hablan cada dos minutos del estilo Manuelino, un estilo arquitectónico portugués. Muchas obras de este estilo se destruyeron tras el terremoto, pero no la Torre de Belem. Este lugar sirvió inicialmente como torre de defensa, con su armería y prisión, y posteriormente como centro aduanero por el lugar estratégico que ocupa en la desembocadura del Tajo.
Monasterio de los Jerónimos
Una de las visitas que dicen son obligatorias en la ciudad. El Monasterio dos jeronimos es patrimonio de la Humanidad desde 1983 y un ejemplo claro de arquitectura manuelina. Se construyó para celebrar el regreso de la India de Vasco da Gama, navegante y explorador portugués.
El claustro manuelino del Monasterio de los Jerónimos
Pasteis de Belem
Una parada no apta para dietas, eso seguro, pero que hay que visitar si o si. Los pastéis de Belem o de nata son típicos dulces portugueses. ¿El mejor lugar para probarlos? La tienda-cafetería-obrador Pasteis de Belem en el barrio de Belem, que elaboran sus pasteles a diario con una receta secreta que solo unos pocos conocen.
Castillo de San Jorge
En lo alto de la colina de San Jorge se encuentran las ruinas del castillo que lleva el mismo nombre. Las investigaciones arqueológicas revelan que en ese lugar ya hubieron asentamientos en el siglo VI a.C, por lo que se trata de un lugar con mucha importancia histórica. Además, las vistas desde el castillo son de las mejores de la ciudad. 
Recorrer los barrios uno a uno
Alfama, Belem, Bairro Alto, etc. No os aburriréis descubriendo las callejuelas de estos barrios, caminando arriba y abajo y conociendo la verdadera esencia de Lisboa. ¿Mi favorito? Alfama.
El barrio de Alfama
Mirador da Graça
Puede ser una buena alternativa al castillo si no os queréis gastar el dinero en verlo. Desde este mirador también se obtienen unas espectaculares vistas de la ciudad y del río. Un buen momento para ir es por la mañana (menos turistas y el sol detrás vuestro para hacer buenas fotos ;)).
Elevador del Castelo
Aunque todo el mundo recomienda el Elevador de Santa Justa, durante nuestra visita éste estaba en obras y no lucía tanto, por lo que fuimos al Elevador del Castelo, que además de ser gratis, desde arriba las vistas son también de lo más bonitas (aunque muy similares a las del mirador da Graça).
Un paseo en Tranvía
¿El 28? Yo no estaría tan segura de si me apetece pasarme todo el recorrido de pie y apretada cual sardina en lata, al menos en temporada alta. El 12, por ejemplo, une la zona céntrica con los barrios de Mouraria, Alfama y Castelo. Si realmente queréis coger el 28, hacedlo a primera hora por la mañana cuando, por nuestra experiencia, parece que van más vacíos.
Un tranvía recorriendo las callejuelas de Lisboa
El Parque de las Naciones
Tanto si vais con niños como si estáis muy en contacto con vuestro niño interior, el Parque de las naciones es visita obligada. Se trata del lugar donde se celebró la Exposición Mundial de 1998 y está lleno de edificios modernos y un paseo marítimo desde donde se ve el puente Vasco da Gama, el más largo de europa con más de 17km.
Allí también se encuentra el Oceanario, considerado el mejor de Europa y el segundo mejor del mundo. 
Otros
En Twizy por la ciudad: Hay muchas opciones de alquiler de vehículos privados en Lisboa o de tours por la ciudad. Nosotros escogimos los Lisbon Eco Tours  para conocer el barrio de Alfama.
La ruta del Bacalao: Una forma diferente de conocer la historia gastronómica de la ciudad, recorriendo diferentes bares y restaurantes para probar diferentes formas de cocinar el bacalao. Ñam!
Alojamiento en Lisboa
Si viajas a Lisboa en verano, los precios de los alojamientos son más altos que en temporada baja. Nosotros viajamos en esta época y nos costó encontrar algo económico. Nos alojamos en la Pensao Residencial Flor dos Cavaleiros, un hostal sencillo, barato, céntrico y con desayuno incluido.
Autor

3 Comentarios

  1. Qué bien explicado todo…y que bonito Lisboa. Por cierto me acaban de traer un paquete de café de Portugal y estoy felizzzzz. Besos guapa.

Escribe un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está aceptando nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies