Al norte de la costa oeste de Malasia se encuentra Langkawi, un archipiélago de 99 islas (104 cuando baja la marea). Su isla principal recibe el mismo nombre y puede presumir de ser un destino turístico para todos los públicos. Desde zonas de playa con una amplia variedad de deportes acuáticos, trekkings por la selva para los más deportistas o un paseo en teleférico para disfrutar de la isla a vista de pájaro.

Langkawi también es conocida por ser la isla duty free de Malasia. Y es que algunos productos como el alcohol, el tabaco o el chocolate no tienen impuestos. Esta es una de las razones principales por las que la isla recibe tanto turismo local. Volar hasta Langkawi no es demasiado caro y además puedes llevarte de vuelta a casa un buen cargamento de tabletas de chocolate.

Para nosotros, Langkawi fue toda una sorpresa. Una isla de la que nada esperábamos y de la que habíamos oído tanto cosas buenas como malas. Nos regaló una semana de mucho calor, atardeceres increíbles, los mejores helados de Asia (al menos de momento) y actividades divertidas como el museo 3D o el Upsidow.

Os contamos nuestros 10 imprescindibles en Langkawi. ¡Quizá se conviertan en tus razones para viajar a la isla!

1. Explora la zona de Pantai Cenang

Pantai Cenang es a Langkawi lo que Las Ramblas a Barcelona o el Strip a Las Vegas pero a pequeña escala. Ambiente a todas horas, restaurantes, tiendas duty free, tiendas de souvenirs y quizá demasiados coches arriba y abajo. Paralela a la calle más concurrida de Langkawi se encuentra la que probablemente sea la playa más turística de la isla. Y lo es no precisamente por su belleza, si no por la cantidad de deportes acuáticos que se pueden practicar.

Ya os aviso desde aquí que las playas de Langkawi no nos parecieron ninguna maravilla. No sé si fue mala suerte o qué. Nos encontramos con playas excesivamente sucias y donde a veces hay más motos acuáticas que personas en el agua.

Volviendo a Pantai Cenang, sin duda os recomiendo alojaros en esta zona para estar más o menos cerca de todo. Hay opciones de alojamiento para todos los gustos y bolsillos. Y lo mismo pasa con los restaurantes. Encontrarás tanto puestecitos callejeros baratísimos hasta un Starbucks o un McDonald’s.

2. Cómete ¿el mejor helado de Asia?

Quizá decir que es la mejor es exagerar un poco porque obviamente no las he probado todas. Pero si quieres sentir que tus papilas gustativas se van de vacaciones a Italia por un momento, no dejes de pasarte por Gelato Cabana. 

A mi me gustó tanto que fui todos los días. Además, el señor que trabaja allí es un encanto.

El helado de Gelato Cabana
El helado de Gelato Cabana

3. Visita el Teleférico de Langkawi y el museo 3D

Probablemente son las atracciones estrella de la isla y la verdad es que para mi merecen la pena. Las vistas desde la segunda montaña más alta de Langkawi son espectaculares. En días muy claros puedes ver muchas de las islas que forman parte del archipiélago de Langkawi. Pero si el día no acompaña no importa porque la niebla hace que el paisaje aún sea más místico.

Vistas a la montaña desde la cima del Machincang
Paisaje desde la cima de la montaña Machincang

En cuanto al museo 3D, prepárate para echarte unas risas. Es uno de los museos interactivos más divertidos en los que hemos estado.

Museo 3D de Panorama Langkawi
Experimentando

4. Deslízate por las cascadas de Seven Wells

Seven Wells es otro de los lugares que no te puedes perder, especialmente en días de calor. Estas cascadas se encuentran muy cerca del Teleférico de Langkawi y son impresionantes. Para llegar hasta ellas tendrás que subir unas cuantas escaleras, pero merece la pena.

No te olvides del bañador y, si tienes tiempo, quédate un rato y haz un picnic en la zona. ¡Planazo!

Pozas naturales
Las pozas naturales que se han formado en Seven Dwells
Cascada Seven Wells
Una de las impresionantes cascadas de Seven Wells

5. Visita el Upsidow y ve el mundo al revés

El Upsidow llamó nuestra atención desde el principio porque es una instalación hecha a partir de materiales reciclados. ¡Y menuda instalación! Todo está colocado del revés, así que cuando haces la foto y le das la vuelta, pasa esto:

Un baño al revés
Disfrutando en el Upsidow, un mundo al revés

En el mismo Upsidow hay una zona de foodtrucks donde puedes picar algo. Tienen opciones para todos los gustos: comida local (no dejes de probar el Pau de pollo), pizza, pasta, hamburguesas, sándwiches, etc.

Atardecer en el restaurante al aire libre del Upsidow
La zona restaurante al aire libre del Upsidow también es perfecta para ver el atardecer

6. Sube al Gunung Raya

El Gurung Raya es el monte más alto de la isla de Langkawi. Puedes subirlo caminando, aunque nosotros lo descartamos principalmente porque leímos que eran todo escaleras. La subida en moto se puede hacer en unos 20-30 minutos y las vistas desde arriba también son espectaculares. Eso sí, no difieren mucho de las vistas desde el Teleférico de Langkawi.

Lo que más disfruté en este caso fue la subida, rodeados de naturaleza virgen y de monitos asustadizos.

Langkawi desde Gunung Raya
Langkawi desde Gunung Raya

7. Haz una excursión a las playas del norte (o no)

Aunque las playas de Langkawi no nos gustaron, decidimos hacer una excursión en moto para conocer las playas del norte. En sí no están mal, pero tuvimos mala suerte porque había corrientes y no pudimos bañarnos. Además, muchas de las playas pertenecen a resorts y son propiedad privada.

En esta zona se organizan muchas actividades turísticas pero, por lo que vimos, ninguna responsable. Así que sinceramente puedes hacer la excursión a las playas del norte o no. Si no la haces tampoco te estarás perdiendo nada increíble.

8. Desayuna en el hotel Tokman

Este es un consejo de esos que no salen en las guías de viaje. Nosotros nos alojamos en varios sitios durante nuestra estancia en Langkawi y hacia el final descubrimos el Hotel Tokman. No llegamos a dormir allí pero si probamos su desayuno.

Por 10 ringgit (2€) tienes un buffet de desayuno completísimo y muy muy rico. Lo cocina el marido de la manager del hotel y ella hace una salsa que está para morirse del gusto.

Incluye pastas dulces, pan con mantequilla y mermeladas variadas, algún plato salado, huevos al gusto cocinados al momento y bebidas. Por lo que vimos esos días en Langkawi, es el desayuno con la mejor relación calidad-precio de la zona.

9. Come o cena en el mercado junto al aeropuerto

Otro de esos tips que no salen en las guías. En google maps, el lugar se llama Laksa Ikan Sekoq Langkawi. Es un mercado que se pone casi todos los días (sabemos que cierra algún día, pero no cuál exactamente) y que sirve principalmente comida local a muy buen precio. Lo verás junto a la carretera justo al pasar el aeropuerto conduciendo desde Pantai Cenang.

Lo mejor es que está justo en una playa y ese día el sol nos regaló un atardecer de película.

Atardecer en Langkawi
Atardecer en Langkawi

10. Ve mil y un atardeceres

Supongo que depende de la época en la que vayas y del tiempo que haga. Durante la semana que pasamos en Langkawi hizo un calor espantoso. La mejor recompensa fue la colección de atardeceres que nos llevamos.

atardecer sobre el mar
Atardecer desde el Puerto de Telaga, en Langkawi
Qué hacer y qué ver en Langkawi: Atardecer rosado sobre el mar
Atardecer desde la playa de Pantai Cenang

 

Como ves, disfrutamos muchísimo de Langkawi. Supongo que gran parte se lo debemos al tiempo, a la suerte y a que no esperábamos nada de esta isla y nos dio muy buenos momentos. Y tú, ¿has estado o vas a visitarla? ¡Cuéntanoslo en un comentario!

Autor

6 Comentarios

    • Hola Adriana,
      En este viaje no estoy de vacaciones, si no de viaje largo por el sudeste Asiático. Y eso a veces implica pasar por sitios que simplemente quedan en tu camino. Además, no esperaba nada por comentarios que había leído en otros blogs y, si algo me ha enseñado este viaje es que cada lugar es diferente para cada persona. Que puedes leer recomendaciones y mil y una opiniones, pero son solo eso, opiniones. Conozco gente a la que Langkawi les dejó fríos y a nosotros nos encantó 🙂

      Un saludo!

    • Hola Jorge,

      las granjas de cocodrilos no nos parecen una opción responsable. Tienen a animales salvajes en cautividad para que los turistas vayamos a alimentarles. Sinceramente, yo no participaría de algo así, por eso no lo recomiendo.

      Un saludo,

Escribe un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está aceptando nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies