Por fin ha llegado a nuestras manos la nueva action camera Ricoh WG-M2, recién estrenada esta primavera y con grandes mejoras respecto a su predecesora. Reflecta, distribuidor oficial de material fotográfico, se ha preocupado de que no nos fuéramos de viaje sin un dispositivo de esta clase y nos ha sorprendido con este modelo.
 
Grabación 4K, ultra gran angular de 204 grados y sumergible 20 metros son algunas de sus muchas virtudes. Podéis encontrar toda la información oficial en español aquí.
Tras trastear durante unos días y darle caña en Nueva York y Miami, hemos elaborado esta guía con consejos de configuración, uso y trucos para que la aprovechéis al máximo.

Vamos a configurar la cámara

Se realiza desde los botones físicos que la cámara tiene a ambos lados. Son bastante intuitivos y sencillos de utilizar. Si alguna opción os aparece deshabilitada se debe a que, en el modo seleccionado no se puede configurar ese parámetro. Los que más útiles o llamativos me han parecido han sido éstos:
  • En la sección de MODE se elige el modo de funcionamiento. El modo Vídeo lapso tiempo sirve para hacer time-lapses y el modo Vídeo alta velocidad para hacer un cámara lenta. Para realizar una ráfaga de fotos se selecciona el modo Disparo continuo HS, manteniendo pulsado el botón de grabar para ejecutarlo.Los modos submarinos tienen varias finalidades, como es que se vean mejor los colores debajo del agua y que no se vean los bordes negros del objetivo submarino. Eso sí, se pierde calidad en las fotografías (pasan de 8M a 5M) y no se puede grabar ni en 4K ni a 120fps, ademas de que el ángulo de visión será siempre estrecho (narrow).
  • En la pestaña de Ajustes disparo se realiza el set-up de la captura de imagen y vídeo. Es importante escoger un formato de vídeo adecuado a nuestras necesidades. Si no tenemos una pantalla 4K donde reproducir los vídeos 4K, no merece la pena grabar en esta resolución, ya que los vídeos ocupan mucho y tras montarlos los exportaremos a resoluciones inferiores.En cuanto al número de fps (frames per second) a mí me gusta seleccionar siempre el más alto posible para que los vídeos se vean más fluidos.
Ejemplo de configuración del modo de captura para vídeo
  • Por último, en Ajustes generales podemos tocar algún parámetro para que dure más la batería: bajar el brillo de la pantalla, que se apague automáticamente tras 15 segundos de inactividad y que se desconecte ella sola si no se utiliza.
Finalmente, en este enlace encontraréis la guía oficial completa en español, está muy bien redactada y es muy completa, cubriendo todos los apartados técnicos de la cámara.

Uso de la aplicación Image Sync

En primer lugar, descargad la aplicación Image Sync (by Ricoh Imaging Company) para Android o iOS.
El primer paso es encender la cámara y activar el módulo Wifi en Menú -> Ajustes -> Wi-Fi. O mejor aún, se puede activar mediante un atajo que consiste en mantener pulsado el botón físico que tiene el icono de Wifi (la flecha hacia abajo), ¡genial!
A continuación nos aparece el nombre de la red (SSID) y la contraseña en la pantalla de la cámara. Si queréis cambiar el nombre y la contraseña para que no sea tan impersonal, lo podéis hacer después a través de la aplicación. Nos conectamos mediante el smartphone y abrimos la aplicación.
Proceso de conexión Wifi a la cámara

La aplicación tiene tres modos visibles en la parte inferior:

  • Play. Se reproducen las imágenes y vídeos que se encuentran en el smartphone. En la parte superior hay un icono (Play entre flechas) que sirve para alternar entre mostrar sólo el contenido copiado de la Ricoh (Album Application) o por el contrario, todo el contenido del dispositivo (Album Gallery).Principalmente uso este modo para comprobar que el material se haya copiado correctamente a mi teléfono. Si mantenéis el dedo sobre una imagen/vídeo lo podéis compartir directamente en Facebook o Youtube.
Modo Play de la aplicación Image Sync
  • Play de la Cámara. Muestra el contenido de la Ricoh. Lo importante de este modo es enviar imágenes y vídeos al smartphone. Se selecciona el contenido y se mantiene pulsado encima hasta que salga el desplegable de opciones. Hay que elegir el icono de la Cámara con Ondas. Aparecerá en la parte superior izquierda una notificación de que se está copiando al smartphone.
Para el sistema Android, la aplicación crea una carpeta dentro de la carpeta donde se guardan las fotos de la cámara del dispositivo (en mi caso están en el path Dispositivo/DCIM/Image Sync/100Ricoh). Menciono esto porque si no las encontráis las fotos o los vídeos con las aplicaciones de Galería o Fotos, podéis ir directamente a su ubicación navegando por el sistema de ficheros con la aplicación Mis Archivos.
Modo Play contenido de la cámara
Modo visor y mando a distancia
Acceso con Mis Archivos a contenido en Android
  • Visor y mando a distancia. Desde este modo controláis la cámara. Se pueden hacer fotografías y vídeos. Permite modificar parámetros en la ventana principal y en el menú de Ajustes. Los más interesantes que hemos visto son modificar el formato de las fotografías y vídeos (Capture settings), y cambiar los parámetros de conexión (General Settings – Communication Settings) con un nuevo nombre de red y contraseña.

Los vídeos que hacemos no los podemos reproducir desde la aplicación, o los enviamos al smartphone o los reproducimos desde la pantalla LCD de la cámara.Nota: Las capturas se han realizado sobre un dispositivo Android con versión 6.0.1. En dispositivos iOS he comprobado que funciona de igual manera, así que se pueden seguir las mismas indicaciones para ambos sistemas.

¿Qué tarjeta SD me compro?

La capacidad interna de la cámara es de 68 MB, suficiente para hacer pequeñas pruebas pero no para generar mucho contenido. Por tanto, necesitamos comprar una tarjeta micro SD y elegirla en función de la capacidad (cuánto contenido puedo guardar) y de la clase (cómo de rápida es). Esta cámara soporta tarjetas SDXC (capacidad extendida) por lo que la capacidad puede alcanzar hasta los 2TB.
  • Vídeo en 720p/1080p @30/60fps: micro SD de 32/64/128 GB de capacidad y clase 10, UHS-1 o V10 (equivalentes).

Nuestra tarjeta micro SD: UHS-3 de 64GB
Las capacidades escogidas son las que a nosotros nos parecen las más económicas, siempre podéis aumentarlas a gusto. En los casos anteriores, permiten grabar hasta casi 3 horas a las máximas resoluciones.

Actualización de firmware

Hemos encontrado una actualización del Firmware de la cámara en la página oficial, lo puedes obtener en este enlace. Desde el soporte de Ricoh Japan nos dicen que ellos no son conscientes de esa actualización, y nos proponen este enlace para comprobar las actualizaciones oficiales de firmware. 

Accesorios interesantes

Nos gusta especialmente que esta cámara tiene en su parte inferior un conector universal para todo tipo de accesorios fotográficos. Nos han llamado la atención los siguientes soportes y trípodes para la cámara.

FAQs

Esta sección se irá aumentando a medida que se vayan resolviendo dudas y problemas de la cámara en los comentarios del post.

  • La cámara se puede sumergir sin necesidad de una carcasa extra, solamente cambiando el objetivo submarino.
  • Para que el ordenador detecte que la cámara está conectada y así poder leer la tarjeta SD o la memoria interna, es necesario encender la cámara. 

Enjoy!

Foto submarina realizada con la Ricoh WG-M2

Esperamos que disfrutéis mucho con esta pequeña, cualquier duda o comentario que queráis compartir será bienvenido, ¡muchas gracias!

Autor

Escribe un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está aceptando nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies