Mendoza, más conocido como “el viñedo de Argentina”, ha sido el lugar escogido para descansar un poco o lo que es lo mismo, salir de fiesta, después de dos semanas viajando.
Primero conocimos a nuestros couchsurfers, Laura, Flor, Lionel y Germán, a los que agradecemos su hospitalidad y alegría. Como era un poco tarde, solo visitamos un poco la ciudad y nos preparamos para una larga noche de fiesta.
Probando el vino de la Bodega Melvi
Aun con un poco de resaca, decidimos ponernos en marcha hacia la ruta del vino a las dos del mediodía (un poco tarde, sí). El sr Hugo, que nos alquiló las bicicletas, nos dio algunos consejos para optimizar nuestro tiempo ya que solo teníamos dos horas y media. Después de pedalear durante 20 minutos bajo las altas temperaturas, la humedad, dolor de cabeza, sudados y nada en nuestros estómagos, decidimos parar y comer algo para atacar con más fuerza las bodegas de vino.
Aunque los restaurantes de la zona vendían sandwiches, no quisieron vendernos nada para llevar y aun no sabemos por qué, así que llegamos hambrientos a la Bodega Familia Di Tommasso, la más antigua en Mendoza. Por 20 pesos empezamos a disfrutar del Torrentés, Cabernet Sauvignon y Malbec (la uva estrella de Mendoza). Hay que decir que todos los vinos de esta bodega son espectaculares! 
Un paseo por los viñedos de Mendoza
Y por 60 pesos más nos comimos un sandwich seco en el mismo sitio y volvimos a coger las bicicletas para visitar la bodega Melvi. Su nuevo edificio se sitúa en medio del viñedo y la habitación donde degustamos el vino estaba rodeada de grandes ventanales desde donde disfrutamos de las vistas. Pedimos 9 vinos para tener una amplia selección de sabores. ¡Y definitivamente disfrutamos mucho del Syrah reserva de 2012!
El día siguiente, también con dolor de cabeza (salir de fiesta en Mendoza es obligado si acabas a las 8 de la mañana habiendo disfrutado de la cumbia en el gran bar Rumbo Perdido), dimos una vuelta por Mendoza para esperar al autobús que llevaría a Darío de vuelta a Buenos Aires para recoger a su novia. Te vemos en unos días Dario!
Una vuelta por Mendoza
Después disfrutamos de un menú a base de tortilla, vino, el típico pa amb tomàquet de nuestra tierra, helado y vino espumante bajo un cielo estrellado.
Tras solo dormir cuatro horas y media, fuimos a hacer un rafting de categoría III con Argentina Rafting, que está a una hora de distancia de Mendoza (200pesos). En el camino hasta Río Mendoza disfrutamos de las vistas del Aconcagua nevado (la montaña más alta de las Americas con casi 7.000 metros de altura). Es el agua de esta nieve la que riega los viñedos de la zona, ya que en Mendoza casi nunca llueve.
Rafting en Río Mendoza
Junto a dos chicas holandesas luchamos contra el río de Mendoza en nuestro rafting, y aunque el agua nos sacudió de un lado al otro y nadamos bastante alrededor de la barca, todo salió perfecto.
Después de tres días en Mendoza (tuvimos que quedarnos allí porque viajar en Navidad es difícil en el sur), dejamos la ciudad con algunos problemas gástricos por beber agua del grifo…
Próxima parada: Bariloche!
Mendoza, the well-known vineyard of Argentina, was the place for us to take some rest (and partying, isn’t it the same?) after 2 weeks of travelling. First at all, we met our CouchSurfers Laura, Flor, Lionel and German. Thank you for your hospitality and your happiness. It was a little bit late, so we just visited a little bit the city and we got prepared for a long night…
Trying the wine at the Melvi bodega
Even with a quite heavy hangover, we decided to rock the road of wine at 2pm ( a little late, actually later than yesterday). The bike renter, Mr Hugo, a really likeable man, gave us some advices to optimize our time (we had only 2h30 left).
After riding for at least 20 minutes with hot weather, humid air, headache, sweaty skin and nothing in our belly, we decided to stop and eat to better attack the Bodegas. However, and despite restaurants sell sandwiches, they didn’t want to sell us to take away (why??) so we arrived with the stomachs empty to Familia Di Tommaso Bodega, the oldest one of Mendoza. For 20 pesos we started enjoying Torrontés, Cabernet Sauvignon and Malbec (the king grape of Mendoza). All the wines of this Bodega are quite good mono-grapes wine!

 

on the road to taste some wines
Then, for 60pesos we had to content ourselves with a dry sandwich at the same place and we took again the bikes to visit Melvi Bodega. Its new architectural building lied in the middle of the vineyard and the degustation room was surrounded by large windows to enjoy the beautiful view and the wines. We ordered 9 wines to have a large taste palette. We definitely enjoyed the Syrah Reserva 2012!
The next day, again with headache (partying in Mendoza is a must when you finish in a kiosk at 8AM after having enjoyed Cumbia in the great Rumbo Perdido bar), we walked around in Mendoza waiting for Dario’s bus back to BA for his girlfriend. See you in few days Dario!
Around Mendoza
Then we enjoyed a tortilla-Mendoza wine-Pa amb tomaquet-ice cream-Vino Espumante meal with our CouchSurfers under a starry sky.
After sleeping only 4h30, we headed to Argentina rafting (one hour from Mendoza, 200 pesos) to enjoy a category III rafting! The road to go to Rio Mendoza showed us a beautiful view of the snowy Aconcagua (the highest mountain in the Americas at 6,960.8 meters) that brings the water to all the vineyards (it almost never rains in Mendoza).
Rafting time
With 2 Dutch girls, we fought against the Mendoza river. After have been shaken in all directions and swum around the boat, we finally got safety to the end. Hopefully, we watched out the horizontal cables for kayak doors to keep our head!
After 3 days in Mendoza (we had to stay one day more because travelling on Christmas is really complicated on the south), we left the city with some gastric troubles due to the tap water…
 
 
Next destination, Bariloche!

 

Autor

2 Comentarios

  1. Carla,
    Perdona estaba intentando poner un comentario y no se si he podido finalzarlo…
    Bueno te escribo este por si acaso 😉
    Nos van a servir mucho las entradas de Argentina, tenemos pensado ir el año que viene en marzo o así… La ruta pensada es: Buenos Aires, Iguazú, Perito y Bariloche. ¿Cómo lo ves? hemos visto que lo más caro de todo son los vuelos internos, buscaremos con tiempo…
    Un abrazo Carla.

    • Hola Meritxell,

      Este post lo escribió uno de nuestros autores invitados. Le he consultado y me dice que es cierto que los vuelos internos son caros pero ellos los compraban allí mismo, sobre la marcha y el día antes y les costaban unos 100 euros.

      Me cuenta que la ruta está bien depende de los días de los que dispongáis.

      En cuanto a precios: De Buenos Aires a Iguazú son unos 60€ en autobús (sales al mediodía y llegas a las 8 de la mañana del día siguiente). Ellos lo hicieron en avión por 120€ (saliendo al mediodía y tardando únicamente una hora, pero ya llegas tarde para ir a las cascadas el mismo día).

      De Iguazú al Perito os recomienda un vuelo sí o sí.

      Como consejo final, me dice que llevéis euros y los cambiéis allí en el "blue market", ya que ganáis un 50%.

      Si tienes alguna pregunta más no dudes en hacerla por aquí y yo se lo retransmito al él sin problema.

      Un saludo!

Escribe un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está aceptando nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies