El vehículo eléctrico está de moda en la ciudad de Barcelona y una de las opciones más novedosas que se ofertan es el Trikke. Para los que desconozcan este término, se trata de una especie de patín que posee tres ruedas, una delantera y dos traseras, formando un triángulo. La tracción es delantera y la frenada trasera.

 

En el hotel Vela, con Jesús, nuestro guía Trikke por la ciudad condal.
Durante la vuelta al mundo y gracias a e-City tours, pudimos disfrutar de una experiencia con Trikkes en Barcelona.
Una vez nos subimos a él nos damos cuenta de que es muy fácil de llevar y cómodo de utilizar, empezando a una velocidad moderada y aumentándola poco a poco. La parte más emocionante llega cuando comenzamos a realizar giros, deslizando el patín sobre el asfalto como si fuera nieve o hielo. Es una sensación muy emocionante. Una vez ya tenemos el control del vehículo, hecho que se alcanza al poco tiempo, se pueden probar giros a mayor velocidad y diferentes ángulos, lo que consigue que nuestro disfrute sea máximo.
Se trata de una experiencia que pueden disfrutar tanto los que aman el deporte como los que no. ¿Y por qué? Una vez que te subes y empiezas a dominar el Trikke, no dejas de sonreír ni un minuto de la travesía, el viento que viene del mar Mediterráneo te azota en la cara y no sientes el calor de Barcelona en Agosto, y cuando acaba la ruta, lo haces con energías renovadas y ganas de repetir.
Como practicante de deportes como el esquí, patinaje en línea y patinaje sobre hielo, tengo que decir que es una experiencia alucinante en la que se combina la diversión por utilizar el patín junto con el placer de conocer bonitos lugares de la ciudad de Barcelona.
Vistas desde el Hotel Vela
Autor

2 Comentarios

Escribe un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está aceptando nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies