De nuestra estancia de cinco días en Bangkok, lo que más disfrutamos fue la escapada a Ayutthaya. Irónico, lo sé. Si has leído como fue nuestro primer día en Bangkok, quizá lo entiendas.
Junto a la cabeza de Buda
La ciudad histórica de Ayutthaya se fundó en 1350 y fue la segunda capital del reino de Siam. Fue capital durante aproximadamente dos siglos, y llegó a ser una de las ciudades más cosmopolitas del mundo, centro de comercio y diplomacia global.
La ciudad fue atacada en 1767 por los birmanos, que la redujeron a escombros y forzaron a sus habitantes a abandonarla. Nunca se reconstruyó, por lo que hoy en día podemos ver sus ruinas tal y como se dejaron después del ataque y tras el paso del tiempo.
Las ruinas de uno de los templos en Ayutthaya
Así que hoy en día el complejo histórico se extiende en unos 15km2 que nos enseñan que hace unos siglos, esa ciudad fue espléndida. Y aun hoy es uno de los lugares más importantes de Tailandia, por lo que fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1981.
Al llegar a la estación de tren, os ofrecerán todo tipo de tour en bicicleta, tuk-tuk o taxi. Nosotros lo hicimos caminando, pero una bicicleta podría estar bien para recorrer toda la zona.
Junto a uno de los templos en Ayutthaya
Uno de los templos más importantes es el Wat Mahathat (Templo de la gran reliquia), un templo real y sagrado durante la época gloriosa de Ayutthaya. La gran reliquia por la que recibe el nombre el templo es la cabeza de buda que se encuentra entre las raíces de un árbol. Aunque no se sabe al 100% el por qué de que la cabeza se halle en esta posición, se cree que el árbol creció así alrededor de la cabeza en la época en la que Ayutthaya quedó deshabitada o que alguien la colocó allí a conciencia.
Sea como sea, la cabeza de buda es uno de los mayores atractivos turísticos de Ayutthaya y se le tiene mucho respeto.
La comida en Ayutthaya
Como curiosidad, nuestro mejor manjar en Tailandia lo comimos en Ayutthaya. Empezó a caer una tormenta inesperada y las dos señoras de la imagen nos acogieron en su casa/puesto de comida casera. No sé lo que comimos, pero con hambre y lluvia, todo sabe más rico.
Aunque no nos entendíamos con el idioma, nos entendimos a la perfección en todo momento. Y por 1,5€ entre los dos, comimos. Así que decidimos dejarles propina, y nos invitaron a una pepsi. Los templos nos gustaron, la cabeza de buda nos encantó, pero el rato que pasamos con estas señoras fue, sin duda, lo mejor del día. 
Algunos datos de la antigua Ayutthaya

 

  • Llegó a tener más de 1 millón de habitantes
  • Más de 30 reyes pasaron por el trono
  • Habían más de 1.500 templos en pie
  • Más de 4.000 estatuas

 

Con estos datos, no nos extraña que fuese la ciudad majestuosa que dicen que es.

 

Autor

Escribe un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está aceptando nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies