Bologna se puede visitar en sólo 24 horas y, con los consejos adecuados, también se puede disfrutar de la ciudad. No conocerla, pero si solo tenéis un día para verla, será suficiente para, al menos, no perdeos lo esencial.

Due Torri – Es el símbolo de la ciudad. La construcción de estas torres empezó hacia finales del siglo XI y, en ese mismo siglo había alrededor de 180 torres en esta ciudad, aunque solo algunas siguen hoy en día en pie. La hipótesis que se baraja es que las familias más ricas las utilizaban con propósitos ofensivos y defensivos.Las dos torres se encuentran en la intersección de las calles que llevan a las cinco puertas de la antigua muralla. La más alta se llama Asinelly, mientras que a la pequeña se la conoce como Garisenda. Los nombres provienen de las familias que ordenaron la construcción de las mismas.

Due Torri
Source: A.C
Piazza Maggiore – Es el corazón de Bologna y también el lugar donde la gente se encuentra. Un espacio amplio donde sacar buenas fotografías a los edificios que rodean la plaza. Aquí podéis ver el Palazzo de Podestá y el Palazzo dei Banchi. El primero sólo se abre al público cuando hay exhibiciones y el segundo no se abre al público, así que sólo podréis admirar sus fachadas si es que os interesa la arquitectura.
Piazza Maggiore. In front, the Palazzo de Podestá. On the left side, the Palazzo dei Banchi.
Source: http://spa.archinform.net/projekte/10949.htm
Junto a la Piazza Maggiore se encuentra la Piazza del Nettuno, dónde se encuentra la Fuente de Neptuno, un monumento atribuido a Giambologna en 1563. Representa el poder papal: Neptuno domina las aguas así que el Papa domina la tierra. A los pies de Neptuno hay cuatro querubines representando el Ganges, el Nilo, el Amazonas y el Danubio, los ríos de los continentes que se conocían en ese momento.
Fountain of Neptuno
Source: G.S
Probablemente hay más edificios, catedrales y museos para ver, pero debido a que esta es una “ciudad universitaria“, lo mejor es disfrutar de los espacios donde la gente joven se reúne.

Seguid vuestra visita en Giardini Margherita, el parque público principal en Bologna. En primavera es probablemente el mejor sitio en el que podréis estar en la ciudad, mientras disfrutáis del sol y del ambiente relajado.

Para acabar con vuestra visita, comprad una cerveza y sentaos en Piazza Verdi. Aquí es donde todos los jóvenes se encuentran por la noche antes de salir de fiesta. En la plaza hay ambiente a todas horas, pero por la noche no cabe ni un alfiler.
Moverse por la ciudad es fácil y barato: hay autobuses que van a todas partes y comprobé que la gente normalmente no paga (a no ser que tengan un pase mensual).
Comida
Comer y beber en Italia siempre merece un capítulo a parte. Mi recomendación personal es que, vayáis dónde vayáis, probad los Taggliatelle al Ragú. Se trata básicamente de pasta con salsa boloñesa, pero en Bologna lo llaman así. Siempre acompañado de un buen vino…la combinación perfecta.
La mejor pizza de Bologna

Un buen lugar donde cenar es La Trattoria del Rosso.

Si lo que queréis es probar la pizza, no os perdáis la Pizzeria due torri, la mejor de Bologna.
Y, para acabar, TENEIS que comer el mejor helado de Bologna. No hay mejores lugares donde hacerlo que la heladería bajo Due Torri, y la Sorbetteria, muy cerca de Giardini Margherita.

¿Y ahora qué? os apetece visitar Bologna en un solo día?

Autor

Escribe un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está aceptando nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies