Hoy os propongo un #ViajeRelámpago a México a través de los bordados otomíes o tenangos, mosaicos cosidos a mano e inspirados en la flora y la fauna, y en rituales como la cosecha o la siembra.

 

Ilustración de Rena Ortega de los mosaicos otomíes

 

Este tipo de artesanía no tiene límite ni un patrón determinado. Las creaciones nacen de las mentes de las bordadoras de Tenango de Doria, en el estado de Hidalgo, y cada una es diferente de la anterior.
La base de los bordados suelen ser telas blancas de lino, manta, seda o algodón, y depende de la dificultad de la pieza, se tardan semanas o meses en acabarla.Gallinas, conejos, caballos o perros junto a pétalos de colores muy vivos. Así son los bordados otomíes, un arco iris de colores sobre telas que recogen el testigo de las mujeres de Tenango de Doria.

Estos bordados también son muy típicos de la zona de Oaxaca, y de ahí precisamente son las imágenes que os dejamos a continuación del viaje de Rena Ortega por México.

bordados otomíes
Plaza Santo Domingo de Oaxaca

 

Coloridas calles de Oaxaca

 

Autor

Escribe un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está aceptando nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies