Visitar el Castillo Sant’Angelo es una de esas cosas que hacer en Roma imprescindibles. Hay mucha gente que se limita a verlo por fuera, pero a mi me parece un lugar muy interesante y sorprendente, porque tiene una terraza que es uno de los mejores miradores de Roma.

El Castillo Sant’Angelo

Antes de darte algunos datos prácticos para visitar el Castillo Sant’Angelo, tenemos que contarte un poco más sobre este lugar para que te apetezca aún más conocerlo. Se trata de una fortaleza situada muy cerca de la Ciudad del Vaticano que se construyó en el año 135 por orden del emperador Adriano para que fuera el mausoleo familiar.

El mismo Adriano mandó construir el puente que cruza el Tíber y que llega directamente hasta el castillo. Originalmente se llamaba ponte elio, pero hoy en día recibe el mismo nombre del castillo. El Papa Clemente IX encargó a Bernini su restauración, gracias a la cual el puente luce tan bonito como lo vemos hoy y forma parte de la clásica imagen del Castillo Sant’Angelo.

Pero como sucede en muchos edificios en Roma (y en el mundo), el paso del tiempo hace que se acaben utilizando para otras funciones, que se añadan nuevas construcciones, etc. Y con las grandes dimensiones que tenía el edificio no es de extrañar que 300 años más tarde se integrara en la muralla Aureliana y empezase a utilizarse como fortaleza militar.

Una clásica vista del Castillo Sant'Angelo, desde el puente Sant'Angelo
Una clásica vista del Castillo Sant’Angelo, desde el puente Sant’Angelo
Un refugio para los Papas

Si te fijas en el castillo comprobarás que el paso del tiempo y las diferentes funciones que ha cumplido el edificio se ven reflejadas en las diferentes capas construidas. La parte superior del edificio se construyó para convertirse en estancias papales, un lugar de descanso y refugio para los Papas.

Y es que el Papa Nicolás III heredó el castillo, trasladó allí su residencia y mandó construir un pasillo entre el Vaticano y el Castillo Sant’Angelo. El passetto era un pasadizo protegido y seguro para ir de un lado para que, en caso de peligro, el Papa pudiera escapar rápidamente y ponerse a salvo. De hecho, el Papa Clemente VII tuvo que utilizarlo con este fin durante el asedio y saqueo de Roma en el año 1527 por parte de las tropas del Rey Carlos I de España.

Visitar el Castillo San'tAngelo: la fachada del edificio
La fachada del edificio demuestra las diferentes fases de construcción por las que ha pasado el edificio.
Actualidad en el Castillo de Sant’Angelo

El Castillo de Sant’Angelo pasó a ser propiedad del Estado Italiano en 1870. Y antes de convertirse en el Museo Nacional que podemos visitar hoy, fue cárcel del estado durante un tiempo.

Como puedes ver, es un edificio que ha sido de lo más polivalente. Porque además de mausoleo, fortaleza militar y residencia papal, el Castillo Sant’Angelo también fue cárcel de la inquisición, residencia de la nobleza y hasta el escenario para representar la ópera Tosca, de Puccini.

Visitar el Castillo Sant’Angelo

A continuación voy a darte algunos consejos para visitar el Castillo Sant’Angelo en base a mi última visita a la ciudad:

  • Compra la entrada con antelación: esto es algo que no hubiese recomendado hace unos años, pero en mi última visita (2019), he comprobado que había cola. Y una cola bastante generosa. No sé si es algo habitual, la verdad. Si no la quieres comprar por Internet, creo que si vas a primera hora lo encontrarás más tranquilo. Puedes comprarla aquí.
  • Al igual que para la Galería Borghese, en el Castillo Sant’Angelo ofertan tours en italiano e inglés por el mismo precio de la entrada.  Pero no existe opción en español. La visita guiada permite recorrer las celdas del castillo y el passetto. Al ser grupos reducidos, es prácticamente obligatorio reservar en la web oficial.
  • En español tienes este  tour guiado por el Castillo de Sant’Angelo.
  • Existe una audio guía en formad de aplicación. Te la puedes descargar en tu móvil de forma gratuita para poder ir escuchando las explicaciones del castillo. Te aconsejo que lleves auriculares para poder ir escuchando. En el castillo hay wifi para que puedas descargarte la app.
  • La visita normal incluye un recorrido por el interior del castillo y las estancias papales. También los patios del ángel y de la ballesta y las logias papales, que ofrecen unas vistas preciosas del Vaticano. También incluye la terraza, que ofrece vistas a toda Roma, pero especialmente al Vaticano y que, en mi opinión, es uno de los mejores miradores de Roma. A mi personalmente me sorprendió.
Visitar el Castillo Sant'Angelo: el mausoleo de Adriano
La parte más baja del edificio, que correspondería al mausoleo de Adriano
El patio de los Ángeles en el Castillo Sant'Angelo
El patio de los Ángeles, en la zona de las estancias papales

Datos prácticos

  • Horario: de lunes a domingo de 9 a 19:30h, aunque la taquilla cierra a las 18:30h. Ten en cuenta que necesitas una hora y media aproximadamente para recorrerlo.
  • Días de cierre: oficialmente, el castillo cierra el 1 de enero, el 1 de mayo y el 25 de diciembre.
  • Precio adulto: 15€ en taquilla y 16€ por Internet.
  • La entrada al Castillo de Sant’Angelo está incluida en la OMNIA de 72h y en la Roma Pass.
Las vistas desde la terraza del Castillo Sant'Angelo
Las vistas desde la terraza del Castillo Sant’Angelo

Más información sobre Roma

Autor

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está aceptando nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies