Una de las visitas imprescindibles en Florencia es el Palacio Pitti, especialmente si te gusta la historia y el arte. Y como la última vez que fui fue un poco ‘accidentada’, te voy a dar unos cuantos consejos y recomendaciones para visitar el Palacio Pitti y los jardines Boboli en Florencia. ¡Espero que te resulten útiles!

El Palacio Pitti

El Palacio Pitti es una edificio que mandó construir el banquero florentino Lucca Pitti en 1458. Pero el edificio no es conocido por su propietario original, si no por los Médici, que lo adquirieron en 1549. Recordemos que los Médici fueron importantes banqueros, mecenas y coleccionistas de arte y que muchas de las grandes obras que se conservan en Florencia las financiaron ellos o las compraron para sus colecciones.

Fue Leonor de Toledo, esposa de Cosme I de Médici, la que decidió comprar el palacio. Y entre otras cosas lo hizo porque en su anterior residencia, el Palacio Vecchio, no tenía ni jardín ni un espacio donde pasearse.

Cuando el matrimonio se mudó al palacio, Cosme pidió a Giorgio Vasari que lo ampliara y lo adaptara a sus gustos y necesidades. En ese proceso de remodelación, Vasari también construyó el pasadizo elevado que conecta el Palazzo Vecchio y el Palazzo Pitti, atravesando la Galería Uffizi y el Ponte Vecchio y que se conoce como ‘corredor vasariano’.

En ese momento también se compraron los terrenos de la colina del Bóboli y se crearon los Jardines de Boboli. Pero las remodelaciones no se quedaron ahí, si no que el palacio se fue ampliando y modificando con el paso de los años y por parte de los diferentes inquilinos que lo habitaron.

Visitar el Palacio Pitti
El Palacio Pitti desde fuera

El Palacio Pitti hoy

Hoy en día el Palacio está dividido en cinco museos: la Galería Palatina y los apartamentos reales, el Museo de Arte Moderno, el Museo de la Plata, el de los Trajes y  el de los Carruajes.

Galería Palatina

De todos estos museos, quizá el más importante sea la Galería Palatina porque contiene algunas de las colecciones más famosas de los Médici. Se trata de un espacio que ocupa 28 salas y que está ubicado en la planta noble del palacio. Aquí encontramos importantes obras de Botticelli, Rafael, Andrea del Sarto, Tiziano o Rubens, entre otros.

Una de las características más particulares de esta galería es que las obras no están ordenadas de forma cronológica o por artistas, si no que se mantiene el orden original que le dieron sus dueños: por temática o gama cromática. De hecho, cuando pasees por la galería te darás cuenta de que todavía parece una colección de arte privada porque las obras están colocadas más para decorar el espacio que para observarlas, analizarlas y admirarlas con detenimiento, como en un museo.

Además de las obras, en la Galería Palatina también tenemos acceso a 14 estancias reales. Éstas fueron utilizadas por los Médici y sus descendientes. Y aunque evidentemente han sido modificados, conservan parte de la decoración y mobiliario.

Galería de Arte Moderno

La Galería de Arte Moderno también es parada obligatoria a la hora de visitar el Palacio Pitti, aunque no llama tanto la atención como la Galería Palatina. Se trata principalmente de una pinacoteca con pinturas que se elaboraron entre 1800 y 1939.

El Museo de la Plata o Museo degli Argenti

Esta colección incluye objetos de plata, gemas semipreciosas y orfebrería de la antigüedad, todos adquiridos por Lorenzo de Médici. Se encuentra en un conjunto de salas que también formaban parte de los apartamentos privados y que están decoradas con frescos. Esta colección se conoce también como ‘el Tesoro de los Médici’.

Galería de Trajes

Aquí encontrarás una colección de trajes teatrales que datan del siglo XVI al XXI y las vestiduras funerarias de Cosme I de Médici y su familia.

Galería de los Carruajes

Por otra parte, el Museo de Carruajes expone carrozas y otros elementos que se utilizaban en los siglos XVII y XIX. Probablemente el más llamativo sea la Carrozza d’Oro, decorada con pan de oro.

En mi última visita, estas muestras estaban cerradas al público. 

Una de las estancias de la Galería Palatina, en el Palacio Pitti
Una de las estancias de la Galería Palatina, en el Palacio Pitti
La Venus itálica de Antonio Cánova
La Venus itálica de Antonio Cánova
La Virgen con el Niño Jesús, de Filippo Lippi
La Virgen con el Niño Jesús, de Filippo Lippi

Los Jardines Boboli

Justo detrás del Palacio Pitti se encuentran los Jardines Boboli. Los Médici establecieron la distribución del espacio, creando un estilo de jardín italiano que se convertiría en el modelo para muchos jardines reales europeos.

Y es que los Jardines Boboli son como un museo al aire libre con estatuas del Renacimiento, grutas y fuentes como la Fuente de Neptuno o la Fuente del Océano.

Qué ver en los Jardines Boboli

Me parece importante hacer un apartado sobre qué ver en los jardines Boboli o cuáles son los puntos de interés porque, como te contaré más adelante, de momento no hay una audio guía que sea útil y práctica. Si que hay visitas guiadas, pero me parece que los jardines los puedes recorrer y disfrutar por tu cuenta si sabes qué itinerario seguir.

  • Kaffehaus: La Kaffehaus o casa del café es un edificio que se construyó entre 1774 y 1785 bajo las órdenes del Gran Duque Pedro Leopoldo de Lorena. Originalmente se pensó para ser un lugar en el que descansar, en el que parar a tomar un chocolate caliente durante sus paseos.
  • Jardín de Ganímedes: otro de los espacios verdes de los Jardines Boboli y que se construyeron para adaptarse a la construcción de la Kaffehaus.
  • Madama Grotto: Esta es una de las grutas que hay en los Jardines Boboli. La diseñó Davide Fortini a mediados del siglo XVI.En la gruta detectarás esculturas de animales rodeados de estalactitas artificiales, imágenes de cabras y querubines.
  • La Casa de los Limones: este espacio se construyó para proteger la colección de árboles cítricos que había en los jardines.
  • La Gruta Buontalenti: también conocida como la ‘Gruta Grande’. La construcción de esta gruta está estrechamente ligada a la construcción de un acueducto que traía agua desde la cascada Ginevra. El acueducto se empezó a construir en 1551 para traer agua a los jardines Boboli y al Palazzo Vecchio. Además de las tuberías, se habilitó un depósito de agua para garantizar el suministro hasta en época de pocas lluvias. Pero el depósito dejó de ser útil y el Gran Duque Francisco I decidió transformarlo en una gruta. Varios artistas trabajaron en la gruta, pero se conoce como la Gruta de Buontalenti porque fue Bernardo Buontalenti quien dirigió la transformación de este espacio.
  • El Anfiteatro Boboli: es uno de los primeros espacios del jardín que verás al entrar. Originalmente era una cantera de la que se obtuvieron muchos materiales para construir el palacio. En 1550 se decidió transformar ese espacio en un anfiteatro que, aunque ha tenido que restaurarse, hoy en día conserva el aspecto original. En el centro hay un obelisco egipcio.

    Visitar el Palacio Pitti y los jaridines Boboli
    El Palacio Pitti con el obelisco en el centro del anfiteatro Boboli
  • Los arcos formados por ramas: una de las cosas que hacer en los Jardines Boboli es perderse en sus caminos y, precisamente estos arcos son irresistibles. Se trata de un pasadizo rodeado de ramas que seguro que en primavera está precioso.
  • El Edificio del Cavallero: el edificio original servía de alojamiento del Cavallero Malatesta Baglioni. El actual, no obstante, se construyó como residencia del segundo hijo del Gran Duque Cosme III de Médici. Hoy en día alberga el Museo de la Porcelana. Justo en frente del edificio encontramos el Jardín del Cavallero, diseñado por Miguel Ángel, al que se accede por una doble escalera que sube por una estructura cilíndrica.
  • La fuente de la alcachofa: el Gran Duque de la Toscana, Fernando II, encargó esta fuente al escultor Giovan Francesco Susini y a sus colaboradores. Está situada en una terraza en la primera planta del Palacio y corona el patio situado en el lado opuesto de la fachada del edificio.
  • Otras fuentes que no te puedes perder: la de Neptuno y la del Océano.

    La fuente de Neptuno en los Jardines Boboli
    La fuente de Neptuno en los Jardines Boboli

Visitar el Palacio Pitti y los Jardines Boboli: datos prácticos

A continuación voy a darte algunos consejos y datos prácticos que me hubiese gustado saber antes de visitar el Palacio Pitti y los Jardines Boboli:

  • La entrada al Palacio Pitti cuesta 16€ e incluye todos los espacios museísticos que hay en su interior. Los precios varían según la temporada en la que visites Florencia.
  • Existe una entrada combinada para el Palacio Pitti, los jardines Boboli y Uffizi. Se llama PassePartout 3 days.
  • El Palacio Pitti y los Jardines Boboli también están incluidos en la Firenze Card.
  • No creo que haga falta comprar la entrada con antelación. Yo encontré algo de cola, pero nada comparable con Uffizi o la Galería de la Academia.
  • La audio guía para visitar el Palacio Pitti es horrible. Tanto, que incluso accedieron a devolverme el dinero porque son conscientes de que tienen que renovarla. Sabiéndolo ahora, yo haría un tour guiado por el Palacio. Este incluye la Galería Palatina, que es el espacio más importante. Si no eres un experto en arte pero te planteas visitar el Palacio Pitti y aprender algo, me parece imprescindible hacerlo con visita guiada. Piensa que el Palacio Pitti no tiene apenas carteles informativos, no hay un tríptico con el que puedas buscar las obras más importantes ni nada parecido.
  • La entrada para los Jardines Boboli se compra a parte, cuesta 10€ (el precio varía según la temporada) y da acceso a los Jardines Boboli, el Museo de la Porcelana y los Jardines Bardini. Ten en cuenta que este ticket es solamente válido para un día.

En conclusión, lo mejor que puedo aconsejarte para visitar el Palacio Pitti es que cojas una visita guiada. Y, en el caso de los Jardines Boboli, que hagas el recorrido que te apetezca en función de los puntos que te he marcado en el mapa.

Espero que esta información te haya resultado útil y, que visitas el Palacio Pitti, me cuentes tu experiencia.

Más información sobre Florencia

 

Autor

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está aceptando nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies