Visitar la Galería Borghese debería estar en tu lista de cosas que hacer en Roma sí o sí. Y es que esta galería posee una colección de piezas de arte que a mi personalmente me deja sin palabras. Y como en los últimos años han cambiado la forma en la que se puede visitar esta galería de arte, voy a darte algunos consejos para que todo vaya sobre ruedas.

La Villa Borghese

La Galería Borghese es un museo que se encuentra en los jardines de Villa Borghese, en Roma. Y en su interior encontramos una colección de escultura, pintura y antigüedades iniciada por el cardenal Scipione Borghese. En el museo encontramos una extensa colección de obras de Bernini porque Borghese fue su primer mecenas, y también de Caravaggio, de quien era gran admirador.

El edificio se empezó a construir en 1612 por encargo del propio cardenal, que quería utilizar la villa como su residencia a las afueras de Roma. Y lo cierto es que la casa ganó mucha fama rápidamente porque los que la visitaron la describían como un lugar exótico lleno de avestruces, pavos reales, cisnes y otros animales extraños, y que además había fuentes, arroyos de agua y otros elementos decorativos que la convertían en un lugar único.

Entre 1730 y 1800, el príncipe Marcantonio IV Borghese mandó rediseñar los jardines al estilo inglés y reordenó las obras de arte de los Borghese siguiendo un criterio temático.

Pero no todo iba a ser gloria en el legado que dejó Scipione Borghese. En 1808 las cosas no le iban demasiado bien al príncipe Camillo Borghese, cuñado de Napoleón, y decidió venderle algunas esculturas y antigüedades para recuperarse económicamente. Esa es la razón por la cual una de las esculturas más destacadas de la colección, el Gladiador Borghese, se encuentra hoy en día en el Museo del Louvre en París.

Un siglo más tarde, en 1902, ante la imposibilidad de mantener el coste de la villa, la familia Borghese decidió vender la colección al Estado Italiano. Los jardines se convirtieron en un parque público de enormes dimensiones que hoy en día todavía existe. Darse un paseo por este parque justo antes de entrar a la galería o después es una combinación ideal.

Visitar la Galería Borghese
El Palacio donde está ubicada la Galería Borghese

Qué ver en La Galería Borghese

Una de las cosas que más me gustan de visitar la Galería Borghese es que no es enorme e inabarcable, si no todo lo contrario. La galería esta dividida en dos pisos: la planta baja, más dedicada a la escultura y las antigüedades, y la planta superior, que es una importante pinacoteca.

La galería se puede visitar perfectamente en una hora y media o dos horas. De hecho, la audio guía está planificada para que dure ese tiempo, así como las visitas guiadas.

La Galería Borghese está hecha para el disfrute de los sentidos. Sus salas están completamente decoradas, no solo por esculturas o pinturas, si no que a sus paredes y techos no les faltan detalles. Así que no te centres solamente en las obras, si no en el conjunto de las salas.

Visitar la Galería Borghese
Los increíbles frescos de la Galería Borghese

Estas son algunas de mis obras favoritas en la Galería Borghese. Hay muchas más y te invito a que las descubras allí, pero quería enseñarte estas porque yo creo que te entrarán ganas de visitar a la Galería Borghese aún más.

Paulina Borghese como Venus Vencedora, de Antonio Canova

Esta es una de las primeras esculturas que puedes ver al visitar la Galería Borghese. Se trata de una escultura de mármol de Paulina Bonaparte (hermana de Napoleón Bonaparte) hecha por Antonio Canova. Se trata de una escultura a tamaño natural que formaría parte de la clasificación artística conocida como ‘arte neoclásico’, que busca retratar a mortales como si fueran divinidades, imitando a precedentes de la antigüedad clásica.

Así, Paulina aparece como la Venus victoriosa, casi desnuda. Y aunque el que solicitó la escultura fue su marido, Camillo Borghese, y él quería que se la retratase como a la casta Diosa Diana, fue ella la que insistió en que apareciese como Venus.

Como te puedes imaginar, el escándalo estuvo servido durante bastante tiempo. Y cuando le preguntaban a Paulina que por qué había querido aparecer medio desnuda, ella respondía: ¿y por qué no?

Paulina Bonaparte, de Canova
Paulina Bonaparte, una escultura de Antonio Canova
Apolo y Dafne, de Gian Lorenzo Bernini

Para entender esta obra hay que conocer primero el mito de Apolo y Dafne:

Cuenta el mito de Apolo y Dafne que Apolo se burló de Eros. Eros, molesto por la arrogancia de Apolo, ideó vengarse de él y para ello le arrojó una flecha de oro, que causaba un amor inmediato a quien hiriere. Otro disparo hirió a la ninfa Dafne con una flecha de plomo, que causaba el rechazo amoroso. Así que cuando Apolo vio un día a Dafne se sintió herido de amor y se lanzó en su persecución. Pero Dafne, que sufría el efecto contrario, huyó de él. Y la ninfa corrió y corrió hasta que agotada pidió ayuda a su padre, el río Peneo, el cual determinó convertir a Dafne en laurel. Cuando Apolo alcanzó a Dafne, ésta iniciaba la transformación: su cuerpo se cubrió de dura corteza, sus pies fueron raíces que se hincaban en el suelo y su cabello se llenó de hojas. Apolo se abrazó al árbol y se echó a llorar. Y dijo: «Puesto que no puedes ser mi mujer, serás mi árbol predilecto y tus hojas, siempre verdes, coronarán las cabezas de las personas en señal de victoria».

Así, Bernini capta el momento de la transformación de Dafne en Laurel. Aunque nos encontramos la obra de frente al entrar en la sala en la que se encuentra, se diseñó para ser vista primero desde atrás. Desde atrás solo se ve a Apolo en movimiento, y si vamos girando apreciamos otra figura, Dafne, huyendo de él. Si giramos un poco más es entonces cuando apreciamos la transformación de Dafne.

Apolo y Dafne, de Bernini
Apolo y Dafne, otra de las maravillosas esculturas de la Galería Borghese
David con la cabeza de Goliat, de Caravaggio

Aunque al visitar la Galería Borghese descubrirás una gran colección de obras de Caravaggio, he decidido destacar esta porque se cree que es una de las últimas obras del artista y porque Goliat podría ser un auto retrato del propio Caravaggio.

Caravaggio fue acusado de asesinato y se vio obligado a huir de Roma. Pasó por diferentes lugares, vagando de ciudad en ciudad y se cree que preparó este lienzo para atraer el perdón del papa. Y es que en su auto retrato como Goliat, aparece con el rostro maltratado y la cabeza cortada. En la espada de David se lee una inscripción que le identifica con la humildad y a Goliat con la soberbia. De esta forma se humilla ante la autoridad y pide perdón para poner fin a su destierro.

Consejos prácticos para visitar la Galería Borghese

Reserva tu entrada con antelación

La visita a la Galería Borghese se hace en tandas de dos horas con un aforo limitado. Al ser una galería relativamente pequeña, no entra mucha gente en cada turno. Mi consejo es que, especialmente si viajas en temporada alta, reserves con una antelación de mínimo una o dos semanas. En mi último viaje a Roma reservé dos días antes y creo que tuve mucha suerte porque la vez anterior casi me quedo sin entrada dos semanas antes.

La reserva la puedes hacer a través de la web oficial de la Galería Borghese. La web de reservas está solo en italiano. Comprobarás que, cuando le des al día que quieres visitar la galería, se despliegan unos horarios. Además del ticket normal, también puedes contratar visitas guiadas en inglés o italiano.

La entrada de adulto cuesta 15€ y 2€ por la gestión. En total, 17€.

Entradas ‘last-minute’

Si no lo sabías y te has quedado sin entradas, puedes acercarte hasta el museo 30 minutos antes de la entrada del siguiente turno a ver si tienen alguna entrada ‘last-minute’. Son limitadas y no siempre hay, pero puedes intentarlo.

Coge una audio guía

Si no quieres coger una visita guiada por la razón que sea, te aconsejo la audio guía. Son 5€ por persona y está todo muy bien explicado. En las salas también hay panfletos informativos de las obras expuestas, pero a mi me gusta más la audioguía.

Llega a la Galería con tiempo

Al llegar a la galería, tendrás que entrar por la puerta que hay en el centro del edificio, bajo las escaleras. Allí están las oficinas.

A mano derecha, en el mostrador, tendrás que enseñar el email de confirmación de tu reserva para que te den las entradas físicas. Normalmente suele haber cola.

Un poco más adelante se encuentra el mostrador de las audio guías, que también suele tener cola. Tendrás que dejar un documento personal en concepto de ‘fianza’ por la audio guía. Yo nunca dejo mi DNI, siempre otro documento por si acaso se pierde.

Y a mano izquierda está la cafetería y el guarda ropa. Es obligatorio dejar todos los bolsos y mochilas en el guarda ropa. Y como todo el mundo tiene que hacerlo, también suele estar concurrido.

Por esa razón te aconsejo que vayas con una media hora de antelación, para que puedas hacer todo esto y luego entrar a la hora que tienes asignada en el museo.

Las tarjetas turísticas

Hasta hace relativamente poco, la Galería Borghese estaba incluida en la OMNIA, la Roma Pass y la Rome City Pass, pero ahora ya no. Es decir, que ahora mismo solo puedes acceder a la galería comprando la entrada en la web oficial de la galería.

Tours guiados por la Galería Borghese en español

Aunque existe un tour guiado por la Villa Borghese, no hay un tour guiado por la Galería Borghese en español. Si quieres contratar a un guía por tu cuenta y que vaya contigo a la galería, tienes que avisar con un mínimo de 3 semanas de antelación.

El tour por la Villa Borghese incluye un paseo por los jardines, por la terraza del Pincio, la casa del Cine o la casa del Reloj. Al llegar a la Galería Borghese, os darán las entradas para que entréis por vuestra cuenta. Imagino que esto es porque la Galería Borghese quiere guardarse el derecho a organizar ellos sus propios tours y que no vengan agentes externos a hacerlos. Lo cual es una pena, porque no ofrecen tours en español y Civitatis era de los pocos operadores que lo ofrecía hasta hace muy poco.


Espero que toda esta información y consejos te hayan servido para visitar la Galería Borghese, que para mi es uno de los mejores lugares que visitar en Roma. 

 

Más información sobre Roma

Autor

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está aceptando nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies