Si estás preparando una escapada a París, te interesará saber qué edificios icónicos no puedes perderte en una primera visita a la ciudad. La capital de Francia es una ciudad llena de lugares que relacionamos de manera inmediata con la ciudad de la luz. Estos son los 8 símbolos que debes incluir en tu ruta:
1. Torre Eiffel
Esta torre y sus 300 metros de altura en hierro es el símbolo por excelencia del skyline parisino y uno de los edificios más conocidos del mundo. Durante 41 años, fue el edificio más alto del mundo  pero no el más aclamado por los ciudadanos de París. Y es que la Torre Eiffel se construyó para la Exposición Universal de 1889 pero no gustó a los parisinos, que veían que desentonaba con la ciudad.
La torre Eiffel de noche
Fue construida por Gustave Eiffel. Originalmente se proyectó para durar solamente 20 años pero gracias a los experimentos de telecomunicaciones que se realizaron con la torre, todavía hoy en día podemos disfrutar de ella.
Eso sí, poco a poco se ha ido adaptando para absorber al turismo masivo que llega a París, aunque si queréis subir, mejor comprad la entrada por adelantado o preparaos para una buena cola a las 8 de la mañana como nos pasó en el Vaticano.
2. Arco del Triunfo
Para nosotros, el lugar con mejores vistas de la Torre Eiffel sin lugar a dudas. Este monumento fue encargado por Napoleón Bonaparte para conmemorar la victoria en la batalla de Austerlitz. Está situado en la plaza Charles de Gaulle o plaza de la Estrella.
Desde sus 50 metros de alto vemos las doce avenidas que desembocan en la caótica rotonda que rodea al Arco del Triunfo. Una de ellas es la conocida Avenida de los Campos Elíseos, en cuyo extremo opuesto se encuentra la Plaza de la Concordia.
Podéis consultar las tarifas y más información aquí. 
Bajo el arco del triunfo
 3. La Catedral de Notre Dame
La catedral de Notre Dame es un lugar mágico con demasiados turistas. Pero por más gente que haya siempre valdrá la pena conocer su historia y su interior. Empezó a construirse en la Ille de la Cité en 1163. Es uno de los monumentos más populares, majestuosos y bellos de Francia.
Aunque la subida a las torres tiene un tiempo de duración muy controlado, sin duda es uno de los highlights de esta ciudad. La vista del Sena y la torre Eiffel al fondo no tienen precio.
Las vistas desde Notre Dame: el río Sena y, de fondo, la Torre Eiffel
4. Louvre
Si te gusta el arte, ¿qué te voy a contar del Louvre que no sepas? Y si no eres un apasionado pero no te puedes ir de París sin conocer su Gioconda y tantas otras obras que seguramente estudiaste para Selectividad, mi recomendación es que traces una ruta por este museo nacional francés antes de entrar para conocer las obras que más te interesan.
Podrías dedicarle un día entero y no acabarías con todas las colecciones que acoge, fruto del coleccionismo de la monarquía francesa a lo largo de varios siglos, la Revolución Francesa y las campañas arqueológicas y compras durante el siglo XIX.
Las galerías del Louvre
5. Galerías Lafayette
Y del arte histórico, al arte de las compras. Las Galerías Lafayette son el consumismo hecho centro comercial. Unas grandes superfícies orientadas a despertarte las ganas de usar la tarjeta de crédito, aunque para muchos los precios sean prohibitivos.
Pero aunque sea por verlas (por ejemplo en invierno se engalanan para la Navidad) merece la pena darse un paseo y subir a su terraza chill out para ver la puesta de sol.
La decoración navideña de la cúpula de las Galerías Lafayette
6. Las Catacumbas de París
Para muchos no es parada obligatoria pero a nosotros nos pareció un lugar muy misterioso e interesante, perfecto para conocer parte de la historia de la ciudad. Las Catacumbas de París recorren kilómetros y kilómetros bajo tierra en un espacio que originalmente se excavó para extraer roca y que finalmente sirvió de ‘cementerio’.
Ante los problemas sanitarios que se daban en los campos santos por la falta de espacio, se tuvieron que trasladar los huesos a las catacumbas, primero de forma desordenada y caótica, y después como lo vemos en las imágenes.
En el lugar más tétrico de París, las catacumbas
7. Moulin Rouge
Nos trasladamos a Montmartre, uno de los barrios más conocidos en París y que además acoge el cabaret más famoso del mundo: el Moulin Rouge.
Muchos simplemente pasan por allí para hacer la fotografía de rigor, pero si os apetece vivirlo, tenéis dos opciones: leer nuestra experiencia viendo el espectáculo Féerie y/o comprar una entrada para verlo en vivo y en directo.
El Moulin Rouge
8. Sacre Coeur
La Basílica del Sagrado Corazón se encuentra en la colina de Montmartre y desde allí podemos observar toda la ciudad a nuestros pies. Su construcción se inició en 1875 tras la decisión de la Asamblea Nacional de crear un espacio en memoria de los ciudadanos franceses que perdieron la vida durante la guerra franco-prusiana.
Sin duda, un lugar inmejorable desde donde ver la puesta de sol en París.
El Sacre Coeur o Sagrado Corazón
Estos son nuestros imprescindibles en París, ¿cuáles son los tuyos?

 

Autor

Escribe un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está aceptando nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies