Moverse en transporte público por Sri Lanka es fácil y económico, si sabes cómo. Cuando visitamos Sri Lanka con el #worldtrip de Trivago, decidimos que, en la semana que teníamos en la isla, íbamos a hacer un tour para conocer un poco más a fondo algunos lugares que nos llamaban la atención.

En el autobús Beruwala-Colombo

 

Desde que llegamos al aeropuerto de Colombo aprendimos que las opciones para moverse por Sri Lanka son de lo más variadas y existen precios para todos los bolsillos.
Taxis privados: nosotros lo utilizamos para ir de Colombo a Beruwala (unas dos horas y media de trayecto), ya que llegamos pasada la medianoche y las conexiones a esa hora eran inexistentes.
Taxis corrientes: Sólo hubiésemos utilizado este transporte en el caso de desplazarnos de noche y no encontrar transporte público. Pero Sri Lanka nos pareció un país en el que hay que viajar en tuk-tuk o transporte público y acercarse lo más posible a los locales. Además de que es más caro que cualquier otro transporte público. 
– Tren: Es una locura, sobretodo en algunos trayectos muy concurridos como el que tomamos nosotros de Colombo a Kandy. Pasamos las dos primeras horas de pie, apretados entre los locales, pero cuando conseguimos sentarnos nos dimos cuenta de que había valido la pena. Las vistas de las tierras altas desde el tren son increíbles y, en este caso, por muy poco dinero.

Las vistas desde el tren



El sitio más cotizado del tren son las puertas de salida de cada vagón, donde puedes ir sentado o de pie recibiendo la brisa fresca de la selva en tu cara. No resulta peligroso porque la mayor parte del tiempo no superas los 50 km/h y como mucho alcanza los 80 km/h. Eso sí, tener cuidado con las ramas que dan bofetadas y con los túneles (ya que son muy estrechos). Los lugareños tienen la costumbre de gritar en los túneles haciendo sonidos fantasmales.

Uno de los locales en la puerta del tren (en marcha)

 

Un consejo: Cuando veáis llegar el tren en la estación, corred dentro para encontrar un asiento libre (no os quedéis pasmados mirando a la gente, como hicimos nosotros, porque ellos tendrán asiento y tú no), será la mejor manera de disfrutar del viaje sin que se os haga demasiado pesado.

– Autobús: Como en Sri Lanka la mayoría de carreteras circulan por montañas y las autopistas son prácticamente inexistentes, el transporte en autobús está muy extendido, hay muchas rutas y muy bien conectadas. Es facilísimo llegar a cualquier sitio en autobús. Nosotros fue el transporte que más utilizamos, y es que por trayectos de 4 y 5 horas, el precio no supera los 3 euros. Los modelos más extendidos son del tipo de los viejos Lanka Ashok Leyland Viking, con asientos muy estrechos de metal y ventanillas correderas.

Aquí tenéis un video de nuestra experiencia en autobús:

Un consejo: Intentad coger el autobús en su estación de origen, de esta forma os aseguraréis un asiento y no tener que ir de pie durante horas. Por ejemplo, si el autobús hace la ruta Ratnapura-Colombo, aseguraos de que lo cogéis en la primera parada en Ratnapura (en un pueblo suele haber más de una parada).

 

El tráfico en Colombo
– Tuk-tuk: Además del servicio de tuk-tuk como taxi corriente, podéis alquilarlo con conductor, que es lo que hacen muchos viajeros. Nosotros lo hicimos en nuestro tour por Kandy-Nuwara Eliya y fue todo un éxito. Es la mejor manera de compartir tu viaje con un local que además de chófer, os hará de guía turístico.

Con el tuk-tuk que nos llevó de ruta

Ir montado en tuk-tuk es emoción pura: el peculiar sonido del motor, el viento en la cara, lo que cuesta subirse y bajarse y poder dejarlo en cualquier sitio.

Otra opción es conducir el tuk-tuk vosotros mismos como han hecho los viajeros de Con Mochila, que han recorrido Sri Lanka en uno de estos vehículos al que bautizaron como “Motoret”.

Motoret, el tuk-tuk de Conmochila

 

Carme y Toni en su tuk-tuk

 

La mayor parte de conexiones por tierra son carreteras nacionales y se producen constantemente adelantamientos frenéticos entre los conductores! La única regla que rige es la de cuantos transportes caben en línea en la calzada: si eso se cumple, puedes hacerlo. Que no te extrañe ver una bici por el arcén siendo adelantada por un tuk-tuk que a su vez le pasa un autobús, mientras que en dirección contraria un coche adelanta a una motocicleta como si nada. Eso sí, no tengáis miedo, que todos los autobuses llevan un Buda/Jesucristo Led-Multicolor en el frontal del conductor.

 

Autor

Escribe un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está aceptando nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies