Sarajevo, la capital de Bosnia y Herzegovina, es una ciudad acogedora, que empieza a ser cosmopolita aunque el recuerdo de la guerra está aun presente. Su historia, artesanía, costumbres arraigadas y una cultura todavía un poco cerrada al exterior son algunos de los elementos característicos de Sarajevo y sus habitantes.
Un poco de historia: el barrio antiguo
La primera parada es el Bascarsija, el barrio antiguo de Sarajevo y que es el centro histórico y cultural de la ciudad. Este barrio incluye también el bazaar, un lugar maravilloso donde podréis descubrir toda la artesanía tradicional del país. Pasearse entre sus callejuelas, pararse a conocer alguna tienda y hablar un poco con sus vendedores es obligado en Sarajevo.
Bascarsija

 

Este barrio fue construido en el siglo XV, cuando Isa-Beg Isakovic fundó la ciudad. La palabra que da nombre al barrio, Bascarsija, proviene del turco y significa “mercado principal”. Un incendio en el siglo XIX hizo que el mercado actual sea la mitad de grande que antes de este accidente.
En el Bascarsija encontramos también el Sebilj, uno de los lugares más emblemáticos en Sarajevo. Se trata de un kiosko con dos fuentes que, según dicen, si bebes de ellas llevarás Sarajevo dentro de ti durante mucho tiempo.
En este lugar de la ciudad se encuentran otros edificios importantes, como la mezquita Gazi Husrev-beg y el sahat-kula. Esta mezquita se considera la estructura islámica más importante de toda Bosnia y Herzegovina y uno de los mejores ejemplos del mundo por lo que se refiere a arquitectura Otomana.

El sahat-kula es la torre del reloj, que data del siglo XVII y ha sido derruida y construida en numerosas ocasiones.

Mezquita Gazi Husrev-beg y Sahat kula
La visita por este barrio os llevará toda la mañana. Vale la pena perderse entre sus calles y disfrutar de sus gentes.

Fuera del barrio turco encontramos muchos lugares interesantes como la vieja iglesia ortodoxa o la católica. Uno de los pocos edificios importantes que aun continua en ruinas tras la guerra es la vieja biblioteca (Gradska Vijecnica). Cuando yo la visité estaba en construcción y apenas se podía ver el edificio. Este emblema en Sarajevo fue incendiado por unos criminales durante la guerra, perdiéndose así más de dos millones de libros, muchos de ellos manuscritos.

Biblioteca Gradska Vijecnica

Siguiendo el curso del río Miljacka os encontraréis con el puente Latinska, donde Gavrilo Pincip asesinó al archiduque Franz Ferdinand y su esposa, y que provocó el inicio de la primera guerra mundial. Alrededor del río podréis advertir muchos edificios que aun no han tapado los agujeros que dejaron las armas de fuego durante la guerra.

Puente Latinska
Recuerdos de la guerra
El Museo del Túnel de la Guerra es uno de los lugares más increíbles que podéis ver en Sarajevo. Nosotros llegamos en taxi, que si lo apalabráis os puede salir barato. Pagamos 20 euros ida y vuelta (que es caro), pero el taxista nos llevó y nos estuvo esperando a que saliésemos y después nos dejó en el barrio más alto de la ciudad. Es dificil entenderse con los taxistas porque apenas hablan inglés, pero suelen ser bastante amables e incluso os explicarán cosas de la ciudad balbuceando un poco de inglés.

El Túnel de la Guerra está a las afueras de la ciudad, casi en el aeropuerto. También se puede ir en transporte público (tranvía y autobús) pero se tarda más y si no vais sobrados de tiempo no vale la pena.

Una de las áreas del museo

Este museo es la casa de una familia normal que durante la guerra y la invasión de Sarajevo ofreció construir un túnel que saldría por debajo de su casa, en la zona libre, pasaría por debajo del aeropuerto, zona neutra controlada por la ONU, y alcanzaría la zona ocupada y el centro de la ciudad.

Representación del bloqueo de la ciudad de Sarajevo
El túnel, que medía 800 metros de largo, permitió a los 300.000 habitantes de Sarajevo recibir comida, pero también gasolina y armas, durante los tres años que duró el bloqueo militar.
En sí, el museo es muy simple y se ve en media hora. Cierra a las 15:30 y vale 3 euros por persona.

Edificios aun con marcas de guerra

 

Las vistas de Sarajevo
En el barrio de Latinluk hay varios edificios interesantes como la Mezquita del emperador, la fabrica de cervezas o la iglesia franciscana. Pero para tener una buena panorámica de la ciudad lo mejor es subir al barrio Bistrik. Las vistas allí son inigualables. La puesta de sol se puede admirar desde el mirador de Zuta Tabija (puerta amarilla) o desde el restaurante Park Princeva. Este restaurante ofrece comida más internacional y precios también internacionales, pero vale la pena cenar allí mientras el sol se esconde tras las montañas.
Restaurante “Park Princeva” al anochecer
Alojamiento
Para mi gusto, el mejor hostel en el que he estado. Parecía más bien un hotel. Se trata del Travellers Home. Muy cómodo, buen servicio, limpio, barato (15 euros por habitación doble por día, 10 euros por día en habitación múltiple), desayuno incluído y palomitas 24h.
A dos pasos del Bascarsija y a uno del río.Recomendadísimo!Gastronomía
La cocina de Bosnia refleja un equilibrio de diferentes influencias gastronómicas, tanto orientales como occidentales. Gracias a los casi 500 años de Imperio Otomano, la comida en Bosnia y Herzegovina y en los balcanes en general, está unida a la gastronomía turca, griega y a otras cocinas otomanas y mediterráneas. Utilizan muchas especias, pero usualmente en pequeñas cantidades.

Fiesta
Sarajevo tiene una buena vida nocturna, aunque en la mayoría de locales la música es en serbo-bosnio y será difícil encontrar música que conozcáis.
Nosotros probamos tres:

Cinemas club – Sloga: pusieron música internacional (incluso en español) hasta que empezaron con remixes serbo-bosnios alrededor de las 00:30.

Hacienda: se supone que es una cantina mexicana. Pero al entrar estaba tan llena de gente, la música tan alta, que de cantina mexicana no le vimos nada. Está situada en la calle Mehmeda Spahe, nº20. Es un lugar para jóvenes y estudiantes. La música depende de la noche y, según su website, los lunes es la noche de la salsa.

City pub: es un bar que abre todo el día y de noche. La música que suelen poner es jazz, rock, blues, etc. El ambiente está bastante bien para ir a tomar unas cervezas.

Moneda
En Bosnia y Herzegovina tienen su propia moneda. Se trata de los Marcos. Para que os hagáis una idea, un euro son, aproximadamente, dos marcos. 

Idioma
En este país hablan muy parecido a sus vecinos los Serbios, los Croatas y los Macedonios. Aun así, tienen sus diferencias. Pero si queréis ir a Bosnia y saber cuatro palabras para circular por sus tierras, aquí tenéis lo más básico:

Dobar dan – buenos días
dobro jutro – buenos días (cuando te levantas por la mañana)
dobro vece – buenas noches
Hvala – Gracias
Dobro – bien, correcto, ok.
Sobe – habitaciones
Ne – no
Da – si
Stanica – estación
Ja sam_____ – Me llamo____
Sarajevo es, sin duda, uno de los tesoros ocultos de Europa. Cuando decidimos viajar a alguna capital europea pocas veces nos planteamos visitar los Balcanes. Y, sin duda, ciudades como Sarajevo o Belgrado, y pequeños pueblos como Kljuc o Prijepolje son los que dan magia a ese rincón en el sur este europeo.

 

Puesta de sol en Sarajevo
Autor

7 Comentarios

  1. Muy buena entrada sobre Sarajevo Carla. Estoy descubriendo tu blog, dame un poco de tiempo pero me está encantando!! Un saludo.
    Fran Soler
    ww.myguiadeviajes.com

  2. Muchísimas gracias Fran! Ahí vamos, poquito a poco pero con buena letra:) Me alegro de que te guste, se agradecen mucho comentarios como este;)

    Nos leemos;)

  3. Buenas, en una semana estaré allí. Leí que existe uan colonia de sefardies donde se habla el castellano antiguo, ¿ habeis ido?, ¿sabeis por donde está?
    Muchas gracias
    Att, Sara

    • Hola Sara, llego un poco tarde pero me pillaste de viaje en Lisboa! No conozco la colonia de sefardíes, pero si todavía no has dado con ella, puedo contactar con algún amigo de allí para que te ayude.

      Un saludo,
      Carla

Escribe un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está aceptando nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies