Aunque la zona de Lower Manhattan abarca bastantes barrios, en este post hemos agrupado las zonas del Financial District, Battery Park y la Estatua de la Libertad. Nos parece una buena combinación porque en un día se pueden ver todos los puntos de interés de ese área perfectamente.

Guía de Lower Manhattan
Te proponemos hacer la ruta en este orden para evitar masas de gente y las horas de más calor, especialmente si vas en verano.
La estatua de la libertad
¿Cuantas veces la hemos visto en televisión? Su construcción finalizó en 1886 y una de las curiosidades que más llaman la atención de este monumento tan conocido en Nueva york es que su estructura interna fue diseñada por Alexandre Gustave Eiffel, conocido, como no, por diseñar también la famosa Torre Eiffel de París.
Algo que también llama la atención es que Estados Unidos y Francia acordaron que el primero construiría la base del monumento, el pedestal, y el segundo se encargaría de construir la estatua y montarla. 350 piezas divididas en 214 cajas que se transportaron por vía marítima desde Francia y se ensamblaron en cuatro meses.
Pero Miss Liberty no solo es importante por quién la diseñó y cómo se construyó, si no porque durante muchos años fue lo primero que los inmigrantes europeos veían al llegar a Estados Unidos tras largas travesías en barco. Fue y es un símbolo del país y representa, como su propio nombre indica, la libertad.

La estatua de la Libertad desde el Ferry a Liberty Island
Tienes dos opciones para ver la estatua:
Desde el ferry gratuito que va a Staten Island (sale desde la Whitehall terminal) y tenéis todos los horarios e información aquí. Esta opción es perfecta si queréis ahorrar dinero, veréis la estatua a una distancia bastante correcta y también el skyline de Lower Manhattan, la parte sur de la isla.

Consejo: sitúate en la parte derecha cuando vayas de camino a Staten Island y en la izquierda cuando vuelvas. No hace falta que subas al piso de arriba, en el de abajo puedes hacer buenas fotos porque hay ventanas.

Con el ferry que va a Liberty Island y a Ellis Island. Si realmente te apetece ver la Estatua de la libertad de cerca, hacer mejores fotos e incluso hacerte un selfie con ella, entonces la isla de la Libertad tiene que estar en tu lista. Puedes adquirir diferentes tipos de entrada, solo para la isla, para el pedestal o para la corona. Esta última requiere reservas con bastante antelación -nos comentaron que unos tres meses-.
En cuanto a Ellis Island, aquí encontramos el Museo de la inmigración, un espacio dedicado a los más de 12 millones de inmigrantes que llegaron a Nueva York entre finales del siglo XIX y mediados del siglo XX y cuya puerta de entrada era esta isla. El museo no es muy interactivo, pero si que recomendamos ver el vídeo en el que se explica con detalle la historia de ese lugar para entender bien todo lo que significó ese espacio.

Una de las salas de aduanas, por donde pasaban el control todos los inmigrantes que llegaban a Estados Unidos desde Europa.

 

El ferry a Liberty Island y a Ellis Island está incluído en el City Pass pero aun así tienes que pasar por la taquilla para sacar la entrada. Lo mejor es hacerlo pronto por la mañana para evitar las grandes colas que se forman hacia el mediodía. La empresa que tramita los tickets para el ferry se llama Statue Cruises y se encuentra dentro del Monumento Nacional Castillo Clinton (Castle Clinton National Monument) en Battery Park. 

Consejo: en este ferry tampoco hace falta subir arriba. Todo el mundo quiere subir a la cubierta y abajo hay sitio suficiente para hacer una foto perfecta. El ferry rodea la Estatua de la libertad, así que podrás tomar una buena instantánea casi desde todos los ángulos.

La visita a ambas islas puede llevarte unas 4h en total, pero depende del tiempo que dediques a cada lugar.

El ferry de Statue Cruises que va a Liberty Island y a Ellis Island. La parte superior del ferry está a rebosar, y la primera planta tiene sitio de sobras.
Wall Street
Esta mítica calle es el corazón del distrito financiero de Nueva York pero cuando los holandeses llegaron a Nueva York aquí acababa su territorio y construyeron un muro para defenderse del posible ataque de los indios nativos. Por eso recibe el nombre de Wall (muro) street.
En esta zona llena de rascacielos  podrás ver el edificio de la bolsa (New York Stock exchange) y el Toro de Wall Street o Toro embistiendo (Charging bull), una escultura de bronce que representa el optimismo, la agresividad y la prosperidad financiera. Dicen que si le tocas los testiculos al toro te traerá buena suerte, pero nosotros no llegamos ni a acercarnos, nos fue imposible por la cantidad de gente que había alrededor.

El Toro embistiendo rodeado de (demasiados) turistas

 

La bolsa de Nueva York

 

One World Observatory
El edificio One World se ha convertido en un emblema de Nueva York incluso antes de que se abriera al publico. Ubicado en el reconstruido World Trade Center, es el rascacielos más alto del hemisferio norte y el sexto más alto del mundo. 
Recibe el mismo nombre que la Torre Norte, una de las dos torres gemelas, destruidas durante los atentados del 11 de Septiembre de 2001.
Aunque esperaba un edificio con un observatorio y unas bonitas vistas, el One World es mucho más. Es una experiencia en sí mismo. Es muy interactivo, muy visual y además cuenta con unos paneles redondos donde cada media hora aproximadamente, alguien del personal da una explicación sobre cualquier tema interesante de la ciudad.
Al estar situado al sur de Manhattan, se ve prácticamente toda la isla. Aunque nosotros lo visitamos por la mañana, quizá sea recomendable esperar a la tarde para que el sol esté justo detrás y se vea mucho mejor. Eso sí, por la tarde hay mucha más gente, especialmente a la hora del atardecer. 

El One World desde abajo
Un edificio impresionante, lo mires por donde lo mires

 

Las vistas desde el One World
9/11 Memorial
Se trata de un museo en recuerdo del ataque terrorista del 11 de septiembre de 2001 al World Trade Center y al Pentágono. Está dividido en tres exhibiciones:
– El Hall, una amplia estancia que contiene en medio la última columna de una de las torres gemelas.
– El memorial o In Memoriam, que conmemora a aquellos que perdieron la vida tanto en el atentado del 11S como en otro que hubo el 26 de febrero de 1993.
– La exhibición histórica, que cuenta con tres partes, el día de antes del 11S, el mismo día, y el de después.

El hall del museo

 

Esperaba un museo con un punto de morbo y me encontré todo lo contrario. Un lugar que emociona muchísimo pero siempre desde el respeto, el tacto y la elegancia que se puede tener tratando de explicar lo que pasó ese día.
Fuera del museo encontramos las dos “piscinas” en honor a las torres gemelas con los nombres inscritos de todas las personas que perdieron la vida ese día y en el ataque de 1993.  Allí también se encuentra el árbol superviviente, un árbol rescatado de entre las cenizas de los dos edificios y que se volvió a plantar en la zona como un símbolo de esperanza, renacimiento y supervivencia.

 

Un de las grandes “piscinas” en el lugar donde estaban las Torres gemelas
Uno a uno, los nombres de los fallecidos en el 11S y el 23F
La entrada al 9/11 Memorial está incluída en el City Pass y la visita por libre dura aproximadamente un par de horas.
Muy cerca del Memorial 9/11 encontramos también esta escultura conocida como Balloon Flower (Flor Globo) de Jeff Koons, rodeada por una fuente y dedicada a los supervivientes del 11S.

El Flower Balloon (red) de Jeff Koons
Oculus, la estación de metro del WTC
También conocida como la estación de metro más cara del mundo. La estación original también quedó destruída en los ataques del 11S y esta ha tardado en construirse 12 años.
La obra es del polémico arquitecto español Santiago Calatrava, que la ha definido como “una paloma a punto de emprender el vuelo”. En la actualidad, la estación ya está abierta al público. [actualización Diciembre 2016].

¿Te has quedado con ganas de más? Vuelve a la guía ➡

 

 

Autor

4 Comentarios

  1. Hola,
    [email protected] visitaremos Nueva York en breve… ¡Cuántas ganas! Echaremos un vistazo a vuestros post, muy interesantes. Gracias. Saludos.

    • Hola Ana, pues espero que te sean útiles! Estamos publicando la guía barrio a barrio y estará acabada para la semana que viene 🙂 ¡Disfruta mucho de NYC y lo que necesites, aquí estamos!

  2. Esta zona (la del 11S) sí que es totalmente nueva para nosotros, cuando estuvimos estaba todo en obras, tenemos muchísimas ganas de ver cómo ha quedado finalmente, parece un lugar muy impactante.
    Aparte, tengo una pregunta ¿En el City Pass entra el ferry a Liberty y Ellis island) pero la entrada a la isla liberty no? es decir, hay que pagar una entrada para bajar del barco? sino no puedes bajar? Gracias!

    • Para mi también lo era porque cuando vine en 2009 estaba todo en obras. Es una pasada, y el One World una súper experiencia!

      En el City Pass entra el ferry a liberty y a Ellis, cuando llegas a Liberty no tienes que pagar nada. Si quieres subir al pedestal o a la Estatua entonces si tienes que pagar más, y esa entrada se compra previamente en el Castle Clinton National Monument (donde se canjean los city passes por pases para el ferry). Si queréis subir a la cabeza daos prisa reservando!

      mua!

Escribe un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está aceptando nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies