Si estás planeando tu itinerario por Bélgica seguro que no falta una buena parada en Bruselas. Podrías recorrer los lugares imprescindibles en un día, pero creo que dos días en Bruselas es el tiempo ideal para saborearla con más calma. Te proponemos 18 cosas que hacer en Bruselas para que las distribuyas en el tiempo que tengas en la ciudad.

Bruselas es la capital de Bélgica, pero además es la sede administrativa de la Unión Europea. Y esta es la razón por la que, durante mucho tiempo, la gente se pensaba que era una ciudad sin nada que ver ni que hacer, que era una ciudad de negocios sin más. Pero no, señoras y señores, Bruselas tiene historia, cultura y un montón de cosas interesantes que ver en la ciudad. ¡Empezamos!

18 cosas que hacer en Bruselas

1. Un free tour por Bruselas

Una de las cosas que siempre propongo hacer en cualquier ciudad es un tour guiado. Es la mejor manera de ubicarse en una ciudad, conocer su historia y su cultura de la mano de alguien que la vive allí y lo conoce muy bien. Este es el que hice yo.

2. La Grand Place

Y ahora sí, la Grand Place. Es un icono, el centro geográfico, comercial e histórico de Bruselas. También uno de los lugares más transitados y una plaza que probablemente pisarás una y otra vez cuando estés haciendo turismo por la ciudad. Una de las cosas que hacer en Bruselas es visitarla de día y de noche porque cambia completamente, aunque es igual de bella en ambas ocasiones.

De todos los edificios que forman la plaza, el ayuntamiento es el más antiguo. Sobrevivió a un ataque francés en el año 1695 y el resto de edificios tuvieron que ser reconstruidos. Pero no tardaron demasiado en devolverle su prestigio. En 5 años se las ingeniaron para finalizar el conjunto arquitectónico.

Los edificios que encontramos a  la derecha del ayuntamiento son edificios gremiales, es decir, que pertenecían a un gremio de trabajadores. Si te fijas bien, podrías distinguir cada uno de los gremios fijándote en la decoración de la fachada.

Por su parte, el ayuntamiento se construyó en 1459 en dos fases, dirigidas por dos arquitectos diferentes, por eso no es simétrico. Destaca su torre de 96 metros de altura, rematada con una estatua de San Miguel. Se pueden hacer visitas guiadas en el interior, pero el horario es reducido y no existe visita en español. Si la quieres hacer en inglés, es a las 15:15h todos los viernes, aunque te aconsejo que te dirijas a la oficina de turismo que hay en la parte baja del ayuntamiento para asegurarte de la hora y el día.

Otro de los edificios destacados en la plaza es la Maison du Roi o La Casa del Rey. Esta se construyó en 1536 y fue, durante muchos años, la residencia de los monarcas. Hoy en día es el Museo de la Ciudad.

Qué hacer en Bruselas: El ayuntamiento de Bruselas en la Grand Place
El ayuntamiento de Bruselas en la Grand Place
3. Galerías Reales Saint-Hubert

Las Galerías Saint-Hubert fueron las primeras galerías comerciales de Europa. Se construyeron en 1847 y están cubiertas por una preciosa cúpula de cristal, perfecta para que pase la luz pero no la lluvia.

¿Y qué encontramos en estas galerías? Pues todo tipo de tiendas, joyerías, un pequeño teatro y un cine, chocolaterías exclusivas y cafeterías con mucho estilo y glamour. Así que una de las cosas que hacer en Bruselas es darse un capricho en las galerías, aunque sea probar un bombón en una de sus chocolaterías como hicimos nosotras. Algo simbólico 🙂

Las galerías miden alrededor de 200 metros de largo y conectan la parte histórica de Bruselas con una zona más moderna. Tienes tres accesos a las galerías: la Rue du Marché aux Herbes, la Rue des Bouchers o la Rue de l´Ecuyer.

4. El Manneken Pis y su colección de trajes

Aunque se desconoce su origen real y lo envuelven un montón de leyendas, el Manneken Pis es todo un icono en Bruselas y es el ciudadano más social de la ciudad porque siempre está rodeado de gente. Esta estatua de 50 centímetros se creó en 1388 y representa lo que ves en la imagen, un niño orinando en una fuente.

La original la robaron y la que vemos hoy es una réplica que se colocó en el mismo lugar en 1619. Lo que yo me pregunto es, ¿dónde estará la original?

Una de las cosas más curiosas del Manneken Pis es que tiene un vestuario que ni las Kardashian. En 1698, un gobernador le regaló a la estatua una pieza de vestir. Y se ha convertido en tradición hasta el punto de que tiene más de 1.000 trajes y hay una persona que se dedica únicamente a cambiar al Manneken Pis de vestido. Si es el día nacional de un país, por ejemplo, se le viste con el traje tradicional de ese país.

5. Janneke Pis y Zinneke Pis

Y como existe el ‘niño meón’, tenían que crear también a la niña y al perro. La niña se creó en 1987 a petición del dueño de un restaurante. La vemos en cuclillas orinando tras unas rejas. Se encuentra justo en frente de la entrada del Delirium Tremens, la cervecería más famosa de Bruselas.

El Zinneke Pis sigue la misma línea, pero se trata de un perro levantando la pata para orinar en la calle.

6. Delirium Tremens Café

El Delirium Tremens Café es conocido por tener más de 2.000 marcas de cerveza diferentes. Es un bar con mucho ambiente y un lugar de encuentro para locales y turistas.

Hoy en día también es posible encontrar esta cervecería en otros lugares del mundo ya que han expandido el negocio. Si vas a Tokio, Lisboa o Kuala Lumpur, por ejemplo, también podrás tomarte una cerveza en un Delirium Café.

7. Mont des Arts

Uno de mis lugares favoritos en Bruselas es el Mont des Arts o Monte de las Artes. Recibe este nombre porque a su alrededor se encuentran los museos más relevantes de la ciudad, como el Museo Magritte o el Museo de los Instrumentos Musicales, que ocupa parte del edificio Old England.

Además de que sea un punto de encuentro para amantes del arte, el Monte tiene unas vistas increíbles del casco antiguo de Bruselas. Pasearse por aquí, especialmente al atardecer, es una de las mejores cosas que hacer en Bruselas.

En el Mont des Arts también se encuentra la biblioteca Real de Bélgica. En el último piso hay una cafetería con buenos precios y con unas vistas excelentes de la ciudad. Te lo enseño en el siguiente video:

8. Museo de los instrumentos – Old England

En el edificio Old England se encuentra el museo de los instrumentos musicales. Y algo que, a priori, no nos interesaba demasiado, se acabó convirtiendo en uno de nuestros lugares favoritos de la ciudad. Es un museo dedicado a instrumentos de todo tipo, de todos los países y de todas las épocas y la verdad es que es muy interesante de ver.

En el ático del edificio se realiza un brunch que cuesta 30€ y que imagino que solo se hace los domingos. Pensaba que las vistas desde la terraza serían impresionantes, pero no son para tanto ya que la zona con mejores vistas estaba cerrada. En el piso inferior tienes una esquina con vistas increíbles al Monte de las Artes.

Qué hacer en Bruselas: ver el Old England
El Old England, el que probablemente sea el edificio más bonito de Bruselas
9. El Palacio Real y el Parque de Bruselas

El palacio es el lugar de trabajo del Rey belga, pero no su residencia. Se construyó a principios del siglo XIX y, como es habitual en este tipo de edificios, ha sufrido remodelaciones y ampliaciones. El Palacio Real abre sus puertas durante el verano, aproximadamente desde el 21 de julio, que es el día del país, hasta principios de septiembre, coincidiendo con la vuelta del monarca al trabajo. En esa época se pueden hacer visitas guiadas por el interior del palacio.

Justo en frente se encuentra el Parque de Bruselas, que sería como el Central Park de la ciudad, aunque evidentemente no es tan grande. Durante la época medieval, este espacio se utilizaba como terreno de caza. Hoy en día es una zona verde con fuentes, esculturas y paseos donde es habitual ver a gente corriendo, haciendo picnics con amigos o dando un paseo en familia.

10. Parque del Cincuentenario

Y si lo que te gustan son los parques, también tienes el Parque del Cincuentenario, otro parque público ubicado en el barrio europeo. Además del parque hay una serie de edificios que se mandaron construir para la Exposición Nacional de 1880. Uno de los edificios más destacados es el arco del triunfo, que se construyó en 1905.

11. Parlamento Europeo

Como sabrás, el Parlamento Europeo se encuentra en Bruselas. Y sí, se pueden hacer visitas de forma individual o visitas guiadas para conocer algunas zonas abiertas al público. Tienes toda la información en la web oficial.

También puedes hacer un free tour por la zona del Parlamento. 

12. Visitar el Atomium, una de las mejores cosas que hacer en Bruselas

Otra de las cosas que hacer en Bruselas es visitar el Atomium, una estructura que representa un cristal de hierro ampliado 165.000.000 de veces. Son 102 metros de altura y la estructura está compuesta por 9 esferas de acero de 18 metro de diámetro cada una. Así que no te extrañe si, cuando lo veas por primera vez, alucinas de verdad con su tamaño. Igual que el Manneken Pis sorprende por ser muy pequeño, con el Atomium pasa todo lo contrario.

El Atomium se construyó en el parque de Heizel en el año 1958 y se ha convertido en todo un símbolo de la ciudad. De las 9 esferas, solo hay abiertas al público 6. Las otras tres están cerradas por una cuestión de seguridad. Cada esfera está reservada a una actividad concreta y están conectadas entre si mediante túneles y escaleras mecánicas. En el interior de las esferas encontrarás exposiciones permanentes e itinerantes y un restaurante con mirador.

Cómo llegar: metro línea 6, parada Heizel. Precio: 2,10€

13. Catedral de San Miguel y Santa Gúdula

La Catedral de San Miguel y Santa Gúdula es uno de los edificios más importantes y emblemáticos de Bruselas. Se empezó a construir en el siglo XIII sobre una construcción anterior, del siglo XI. Y originalmente era conocida como la iglesia de San Miguel, pero en 1047 depositaron en su interior los restos de Santa Gúdula y ahí adoptó el nombre de ambos.

Visitarla es totalmente gratis, pero para visitar el ‘tesoro’ hay que pagar 2€ y para la cripta, 3€.

La Catedral de San Miguel y Santa Gúdula
La Catedral de San Miguel y Santa Gúdula
14. Barrio Sablon y la Place du Petit Sablon

Una de las cosas que hacer en Bruselas menos conocidas es pasear por el barrio de Sablon. Es una zona arquitectónicamente preciosa, llena de bares y restaurantes (algunos más exclusivos que otros) y con un mercadillo de antigüedades todos los fines de semana.

La Place du Petit Sablon es uno de los lugares imprescindibles en este barrio. Bélgica había conseguido la independencia hacía unos años y decidieron crear un espacio público que reflejase el nacionalismo belga y el orgullo del país. Así, se creó esta plaza, que cuenta con 48 estatuas de bronce que representan los antiguos gremios medievales.

Aunque, probablemente, lo que más destaca es el monumento dedicado a los condes de Egmont y Homes, que fueron ejecutados en la Grand Place por liderar una revuelta contra España en el siglo XVI y se convirtieron en un símbolo de la resistencia flamenca.

Desde esta plaza también se tiene una excelente vista de la Iglesia de Nuestra Señora de Sablon.

15. Mirador del Palacio de Justicia

¿Quieres alucinar? Pues lo primero que te diré del Palacio de Justicia de Bruselas es que es más grande que la Basílica de San Pedro de la Ciudad del Vaticano. Su superficie total es de 26 000m², ahí es nada. Y justo al lado del palacio hay un mirador desde el que puedes ver toda la ciudad. Si bien es cierto que Bruselas no tiene un skyline demasiado llamativo, si te pilla cerca, es un buen mirador y es gratis.

16. Hacer la ruta de los graffitis

Bélgica es uno de los países más importantes del mundo en lo que al mundo del cómic se refiere. Y como la cosa va de arte, también han creado una ruta por diferentes murales de la ciudad. Tienes más información aquí. Y en todos los murales de la ruta hay un código QR que puedes escanear.

Qué hacer en Bruselas: el mural más famoso, con Tintín
El que probablemente sea el mural más famoso de Bruselas, el de Tintín
17. Visitar Brujas y Gante

Y si te queda tiempo, Amberes, Lovaina, etc. Bélgica es mucho más que Bruselas, lo bueno es que es un país perfectamente conectado por transporte público y que puedes visitar ciudades vecinas de forma rápida. Aquí tienes algunos post para inspirarte:

Una de las estampas más típicas de Brujas
Una de las estampas más típicas de Brujas
18. Comer, comer y comer

Bélgica está para comérsela y en Bruselas hay un montón de lugares donde probar la típica gastronomía del país. Yo te recomiendo estos restaurantes y, si tú conoces alguno más, déjamelo en comentarios para futuros viajes.

Gante en un día: cerveza y patatas fritas
Cerveza y patatas fritas, la mejor combinación

¿Te ha gustado este artículo? ¿Me he dejado alguna cosa imprescindible que hacer en Bruselas? ¡Cuéntamela en un comentario! A continuación lo tienes todo marcado en el mapa:

Más información sobre Bélgica

 

Autor

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está aceptando nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies