Viajar a Panamá es un placer por muchas razones: playas paradisíacas, el mar caribe a un lado y el océano pacífico al otro y ciudades con mucha esencia y poco turismo.
Cuando os hablamos de las sensaciones que nos transmitió Panamá, entre muchas cosas os contamos que es un país relativamente joven en esto del turismo, así que todavía quedan muchos rincones vírgenes y muchas personas que no han visto nunca a un turista. Es la magia de Panamá, que no sabemos si durará mucho.

Llegando a Isla Aguja

 

Uno de esos lugares mágicos es el archipiélago de islas San Blas, en el mar Caribe. Hacer una excursión desde Ciudad de Panamá a estas islas es casi obligatorio, porque no está muy lejos y te permite conocer otra Panamá. Se trata de 365 islas de las cuales solamente 80 están habitadas por los Guna Yala, una etnia indígena panameña. 

Una de las islas vistas desde el mar

 

Los Guna Yala son una sociedad tímida, celosa de su intimidad y no todos hablan español. Por nuestra experiencia, y según lo que nos contaron, hace unos años acceder a las islas por tierra era complicado si no disponías de un vehículo 4×4. Hace relativamente poco que mejoraron los accesos y, consecuentemente, el turismo ha aumentado.
Durante nuestra visita también nos contaron que al vivir en sus islas, los Guna Yala mantienen las tradiciones y costumbres de antaño. No obstante, son ellos los que han permitido que el turista entre en sus islas, y son ellos los que gestionan el negocio.

Junto a una de las señoras de la etnia Guna Yala a la que le compramos “molas”, piezas de tela cosidas a mano que ellas usan como elemento decorativo de su vestimenta, y que venden también como recuerdo.

 

Con esto quiero decir que, aunque sean tímidos, han visto negocio en el turismo y también están “aprovechando” el tirón. No se dejan fotografiar si no es a cambio de que les compres algo, aunque yo entablé conversación con Rábiela, una chica Guna que hablaba español y accedió a hacerse una foto por gusto. Una imagen a la que le tengo mucho cariño.

 

Las excursiones desde Ciudad de Panamá a San Blas suelen estar organizadas por tour-operadores que te cobran una barbaridad por el mismo servicio que particulares o pequeñas empresas. El precio con estas últimas ronda unos 200 dólares por cabeza para un día e incluye:
– transporte de ida y vuelta en 4×4 (unas 4h por trayecto)
– Importe de aduanas en cada isla (algunas de las islas cobran por entrar)
– Desayuno y comida
– Snorkle
– Transporte entre islas
– Ver las estrellas de mar
Es una excursión muy agradable, que te deja tiempo para disfrutar del Caribe, aunque sin duda recomiendo quedarse a dormir en una de las islas que disponen de alojamiento para turistas. De esta manera, podrás conocer más a fondo a los Guna Yala y despertarte frente al mar.

Disfrutando de unas horas en el Caribe

 

Para nosotros esta experiencia queda pendiente, ya que no pudimos quedarnos a dormir por falta de tiempo. Es la excusa perfecta para volver. 





Autor

6 Comentarios

  1. Hola!
    Gracias por la información!
    En unos días estoy por allí!
    Cómo consigo el contacto de un particular o empresa privada para economizar la excursión?

    Gracias!

    • Hola Trini,

      pues la verdad es que no tengo el contacto de la gente con la que lo hicimos nosotros. No obstante, seguro que si preguntas a algún local o a alguien de tu hotel para que te eche una mano, encuentras algo así más low-cost. Estos son precios de hace 3-4 años, puede que algo hayan variado 😉

      un saludo,

    • Hola Vicky, lo indico en el post: son 200 dólares aproximadamente por persona e incluye:
      – transporte de ida y vuelta en 4×4 (unas 4h por trayecto)
      – Importe de aduanas en cada isla (algunas de las islas cobran por entrar)
      – Desayuno y comida
      – Snorkle
      – Transporte entre islas

      Un saludo,

Escribe un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está aceptando nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies