La Fábrica Guinness o Guinness Storehouse es uno de los principales atractivos de Dublín. Y no es para menos. De hecho, es una de mis atracciones favoritas en la capital irlandesa y visitarla es una de las cosas imprescindibles que hacer en Dublín. Yo la he visitado en dos ocasiones y he recopilado unos cuantos consejos para visitar la Fábrica Guinness en Dublín que te pueden ser muy útiles. ¡Sigue leyendo!

La Cerveza Guinness

Antes de nada, tengo que contarte algunas cosas sobre la cerveza Guinness. Porque quizá no la conozcas y no sepas por qué es un icono en Irlanda. La cerveza Guinness es una cerveza negra de tipo stout que se empezó a fabricar en el año 1759 en Dublín. La Guinness tiene una particularidad que la hace muy especial: solo se elabora con 4 ingredientes. Y esos ingredientes son el agua, lúpulo, cebada y levadura. Y lo que hace que tenga ese color negro es la cebada, que está tostada a 232 grados. 

Otra de las características que convierten a la Guinness una cerveza tan especial es su espuma. Los barriles de Guinness tienen una pequeña cantidad de nitrógeno y de dióxido de carbono. Al ser el nitrógeno menos soluble que el CO2, la cerveza se puede almacenar en barriles sin que se convierta en una bebida gaseosa. La presión del gas que se disuelve es la encargada de que se formen burbujas y de que, al servirse, se genere esa espuma tan particularmente cremosa. 

Qué hacer en Dublín: visitar la Guinness Storehouse
¡Dámelas todas! 4 cervezas Guinness reposando tras la primera tirada

La Fábrica Guinnes o Guinness Storehouse

La Fábrica Guinness no es otra cosa que un museo temático sobre la cerveza Guinness. En este museo todo gira en torno a la cerveza tostada más famosa del mundo: sus ingredientes y cómo se fabrica, exportaciones, marketing, cómo se tira bien una cerveza Guinness y, lo más importante, catarla para saber lo rica que está.

Lo mejor del museo es que está enfocado de forma muy interactiva, dinámica y entretenida. Es decir, que creo que cualquier persona, le guste o no la cerveza, puede pasarlo bien en este museo y aprender un poco sobre elixir de los Dioses irlandeses.

El museo está ubicado en uno de los edificios de la destilería de la Guinness, conocida como St. James’s Gate Brewery. Al visitar la Fábrica Guinness recorrerás siete pisos en los que lo aprenderás todo sobre la cerveza Guinness. En la séptima planta se encuentra el Gravity Bar, un bar acristalado donde puedes disfrutar de una pinta de Guinness con las que juraría que son las mejores vistas de Dublín.

Visitar la Fábrica Guinness en Dublín
Barriles de Guinness en la Fábrica Guinness

¿Cómo visitar la Fábrica Guinness en Dublín?

En este punto puedo darte dos consejos en base a las dos veces que he visitado la Fábrica Guinness:

  1. Reserva tu entrada con antelación, especialmente si viajas a Dublín en fin de semana, en San Patricio (17/03) o en temporada alta. Yendo pocos días, yo no me arriesgaría a que no haya entradas cuando quieras subir o a tener que hacer cola y perder el tiempo.
  2. Coge una audio guía: cuesta 1€ y es muy completa. Vas siguiendo los puntos informativos y escuchando los audios para entender bien toda la exposición.
Compra la entrada de la Fábrica Guinness

Si lo que quieres es evitar las colas en la Fábrica Guinness, aquí tienes dos opciones con dos empresas de confianza y en español:

Razones para visitar la Fábrica Guinness

En mi opinión, estos son los motivos por los que deberías ir:

  • Es una visita entretenida, amena, divertida y muy completa. Un museo con 7 plantas muy dinámicas.
  • En la cuarta planta podrás aprender a beber la cerveza Guinness correctamente a través de una cata.
  • En la quinta planta podrás aprender a tirar una Guinness. Es todo un arte y, al acabar, te darán tu pinta y un diploma.
  • Esa misma cerveza te la puedes subir al Gravity Bar y tomártela disfrutando de las mejores vistas de Dublín.
  • Si pasas de aprender a tirar una cerveza, siempre puedes subir al Gravity Bar y que te la sirvan.
  • O si no, puedes pedir cualquier otra cosa en el Gravity Bar, no tiene por qué ser una Guinness.
  • En la tienda de regalos de la Guinness tienen un montón de productos personalizados. Aunque personalmente, si me tengo que quedar con uno, es con el chocolate negro con Guinness. OH MY GOD.
Visitar la Fábrica Guinness: una pinta en el Gravity Bar
Una pinta de Guinness en el Gravity Bar

No me gusta la cerveza Guinness, ¿merece la pena visitar la Fábrica Guinness?

En mi opinión, sí. Sobre todo porque la cerveza Guinness forma parte de Dublín y de Irlanda. Su historia va ligada a la de la ciudad. Y creo firmemente que entendiendo cómo está hecha y cuál ha sido su evolución incluso llegará a gustarte.

De hecho, actualmente hay una sala en la que te enseñan a degustar una mini-pinta de Guinness. Y es ahí cuando aprendí a disfrutar la cerveza Guinness.

Y si no lo haces por probar la Guinness, hazlo al menos por disfrutar de las mejores vistas de Dublín desde el Gravity Bar. Aunque no sea una ciudad con un skyline especialmente bonito si quieres verla desde las alturas este es el mejor sitio.

Qué ver y qué hacer en Dublín
Dos cervezas guinness. La cerveza adquiere el color negro cuando pasa un rato desde que se ha tirado.

Ahora que ya sabes cómo visitar la Fábrica Guinness, ¿te vas a animar a visitarla? Para mi es una de las visitas imprescindibles en Dublín así que no dudaría en incluirla en mi itinerario de viaje.

¿Tienes alguna duda sobre la Fábrica Guinness en Dublín? ¡Si tienes alguna pregunta déjala en un comentario o escríbenos un correo electrónico!

Autor

Escribe un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está aceptando nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies