La República de Irlanda es un destino para todos los públicos y Dublín, su capital, una ciudad llena de vida. Te cuento qué hacer en Dublín y alrededores a través de excursiones cercanas.

Puede que viajes a Irlanda buscando recorrer su costa verde y escarpada y deseando conocer pequeños pueblecitos típicamente irlandeses. También puede que busques conocer esa Dublín divertida, nocturna y pilla, una ciudad de alma joven. Y puede que viajes a Dublín para quedarte un tiempo, porque es el típico destino al que muchos jóvenes van a aprender inglés, a continuar sus estudios o a buscar trabajo.

Sea cual sea tu caso, esta pequeña guía quiere ser una breve introducción a la ciudad y a todo lo que puedes hacer en ella la primera vez que la visites. Yo he estado en dos ocasiones (en 2009 y en 2018) y me parece una ciudad llena de vida a la que ir simplemente a gozar y a aprender.

Qué hacer en Dublín

1. Un tour por la ciudad

En mis últimos viajes a Berlín y a Roma he tenido claro que lo primero que quería hacer al llegar era un tour por la ciudad. Es la mejor manera de poner la ciudad en un contexto cultural, histórico y político. Además de que, de paso, puedes conocer los lugares más emblemáticos. En este caso hice este free tour y quedé contentísima.

En 2009 cuando viajé a Dublín por primera vez también hice un tour de estas características y sabía que iba a repetir. Básicamente porque Dublín es una ciudad relativamente pequeña y en un tour de estos aprendes y visitas muchos lugares en poco tiempo. Si viajas a Dublín en 3 días o cuatro o en un fin de semana, es perfecto.

En Dublín puedes hacer otros tours como este de misterios y leyendas o un tour por diferentes pubs en Temple Bar. 

2. Temple Bar

Seguro que cuando piensas en cosas que hacer en Dublín te viene a la mente el Temple Bar. Es el eje del ocio nocturno (y diurno) de Dublín. Es una zona de calles adoquinadas y típicos pubs irlandeses. El barrio recibe el nombre por Sir William Temple, que adquirió los terrenos en el año 1600. El Temple bar empezó a convertirse en un lugar con mucho potencial, sobre todo turísticamente hablando, a partir de 1991, cuando Dublín fue seleccionada Capital Europea de la Cultura.
De día también se colocan por la zona mercados de comida y de libros, lo que lo convierte en una zona con mucho ambiente tanto de día como de noche.

Además, Temple Bar da nombre al que probablemente sea el pub más famoso de la ciudad. Aunque no entres a tomarte una cerveza, puedes pasar solamente por verlo por dentro porque tiene un ambiente muy guay. En el Temple Bar, como en otros pubs irlandeses, tienes la sensación de que siempre es de noche. Supongo que por eso siempre corren las pintas independientemente de la hora que sea.

Que hacer en Dublín: Temple Bar
Frente al mítico Temple Bar

3. Fábrica Guinness

Una de las visitas más entretenidas que hacer en Dublín es la que se puede hacer a la Guinness Storehouse o la fábrica de cerveza Guinness. Este almacén se construyó a principios del siglo XX para la fermentación de esta cerveza y un siglo después abrió sus puertas al público como espacio turístico.

El museo es un recorrido por la historia de la marca y de la fabricación de la cerveza. Es posible ver la maquinaria que se utilizaba para la fabricación de la cerveza, cómo se transporta al resto del mundo y también un repaso a las campañas publicitarias más famosas de Guinness.

Y si en 2009 me pareció una visita imprescindible, en mi última visita a Dublín en 2018 os confirmo que visitarla es de las mejores cosas que hacer en Dublín. Es una visita entretenida y, además, con el paso de los años se ha renovado para ser aun mejor.
Sin lugar a dudas, la Guinness Storehouse es un ejemplo de museo bien planteado. De lo interesante que puede llegar un museo sobre algo que, a priori, no te interesa nada. A mi la fabricación de cerveza no me llama demasiado la atención e incluso la Guinness me sabe muy fuerte, pero en este museo consiguen transmitirte el amor por esta cerveza.
Qué ver y qué hacer en Dublín
Dos cervezas guinness. La cerveza adquiere el color negro cuando pasa un rato desde que se ha tirado.
Qué hacer en Dublín: visitar la Guinness Storehouse
¡Dámelas todas! 4 cervezas Guinness reposando tras la primera tirada
Comprar la entrada para la Guinness Storehouse

En la Guinness Storehouse los precios varían según la hora del día a la que vas. Lo que sí te recomiendo es que la compres con antelación.

4. O’Connell Street y Henry Street

O’Connell Street es el eje comercial más importante de Dublín junto con Henry Street. Se encuentran en al norte del río y siempre encontrarás mucha gente y mucho ambiente. Hay un montón de tiendas y centros comerciales.
En la calle O’Connell, justo en el corte con Henry St. encontramos el Spire (la espiral), una aguja de 120 metros que se construyó en 2003. Dicen de esta aguja que es la escultura más alta del mundo.
Qué hacer en Dublín: ver 'the spire'
‘The Spire’, la escultura más alta del mundo

5. El pub iglesia ‘The Church café, Bar & Restaurant’

Uno de esos lugares en los que sencillamente alucinas y, en mi opinión, uno de los mejores lugares que visitar en Dublín. Quizá es porque no esperaba nada y me sorprendió mucho. O quizá es porque me gusta que se le de una segunda vida a aquello que aparentemente ya no la tiene.
La Parroquia de Santa María se fundó en 1697 y se utilizó durante 200 años por los habitantes de la zona norte de Dublín. Pero hubo dos factores que contribuyeron a su caída: el descenso de población protestante y el hecho de que la zona dejase de ser residencial para ser principalmente comercial. En 1986 cerró sus puertas como iglesia y en 1997 John M Keating, propietario de varios pubs, la compró, la renovó y la reabrió en 2005 como pub. Sus actuales propietarios la compraron en 2007.

Algo curioso es que en esta misma iglesia se casó Arthur Guinness, el fundador de la fábrica de cerveza Guinness.

Cuando visites el pub iglesia, en la entrada pide un folleto de auto visita para que puedas recorrerla e ir leyendo más sobre su historia. Además, en el folleto hay fotografías antiguas que te ayudarán a que te hagas una idea de cómo era la iglesia antes de que se transformase en bar-restaurante.

Qué hacer en Dublín y alrededores: visitar el pub iglesia
El pub iglesia ‘The Church’

6. Trinity College y su antigua biblioteca

Esta universidad puede presumir de ser la más antigua de Irlanda y una de las más famosas del mundo. Pero además, cuenta con la biblioteca que posee la mayor colección de manuscritos y libros impresos de la República de Irlanda.
Y sí, es una biblioteca muy completa a la par que preciosa. La sala principal de la Antigua Biblioteca se conoce como “long room” porque mide 65m de largo y en sus estanterías reposan más de 200.000 de los libros más antiguos de la biblioteca. En total, en toda la biblioteca, estamos hablando de casi 3 millones de libros repartidos en ocho edificios. 
¿Te recomiendo la visita? Si te gustan los lugares en los que se te ponen los vellos de punta, SÍ. Rotundamente sí. Es una de las mejores cosas que hacer en Dublín. Pero debes saber que estarás pagando 14€ por visitar la ‘long room’ y por ver fragmentos del Libro de Kells, un manuscrito escrito por monjes celtas en el año 800. ¿Es caro? Sí, es caro. Pero al menos el importe que se paga va destinado a la conservación de la biblioteca, que me parece algo bellísimo.
Qué hacer en Dublín: visitar la biblioteca del Trinity College
La antigua biblioteca del Trinity College
Qué hacer en Dublín
La entrada al Trinity College
Comprar la entrada para la biblioteca del Trinity College

Te aconsejo sin duda comprar la entrada con antelación. Se forman largas colas para entrar a ver la biblioteca, especialmente en temporada alta. Yo viajé en octubre y un día decidimos irnos de la cola porque era muy larga, al día siguiente tuvimos más suerte y no había apenas nadie.

7. Phoenix Park

El parque urbano más grande de Europa. Ahí es nada. 700 hectáreas de zona verde en las que caminar, dar un paseo en bicicleta o simplemente tirarse en el césped a mirar el cielo.
Si te tengo que hacer una recomendación, en este caso sería que alquiles una bicicleta. El parque es enorme, de verdad. Y si quieres recorrer una mínima parte, tiene sentido que lo hagas sobre dos ruedas.
Además, dentro del parque también se encuentran los siguientes enclaves turísticos:
  • El zoo de Dublín, uno de los más antiguos del mundo. Esta visita puedes saltártela, si practicas el turismo responsable y amas a los animales, sabrás que un zoo no es el hogar de los animales salvajes.
  • La columna de Phoenix, coronada por una escultura del ave fénix y que da nombre al parque.
  • Wellington Testimonial, un obelisco en honor al duque de Wellington.
  • Áras an Uachtaráin, la residencia oficial del presidente de Irlanda
  • People’s garden, una zona ajardinada y cultivada.

En el Phoenix Park también es posible ver ciervos en libertad. Nosotros no los vimos pero sí me han comentado que hay gente que los alimenta. Yo personalmente escogería no hacerlo, para mi no tiene sentido alimentar a un animal salvaje a no ser que lo necesite por alguna cuestión de conservación de la especie.

Los ciervos fueron incluidos por parte de un Duque en 1660, así que ya llevan unos cuantos años campando libremente por el Phoenix Park.

Qué hacer y qué ver en Dublín: Phoenix Park
Colores primaverales en Phoenix Park
Qué hacer en Dublín: otoño en Phoenix Park
Otoño en Phoenix Park

8. St Stephens Green

Este parque se encuentra en el corazón de Dublín y es de los más antiguos de Irlanda (año 1664). Aunque el Phoenix Park es mucho más grande, este está en el centro de Dublín y es más accesible y también más fácil de recorrer por sus dimensiones.

Un oasis en medio de la ciudad donde hacer un parón y un picnic entre visita y visita.

Qué hacer y qué ver en Dublín
St Stephens green, el oasis en medio de la ciudad

9. Catedral de San Patricio

San Patricio, patrón de Irlanda, tiene su catedral en Dublin. Ésta se construyó junto a un pozo en el que el santo bautizó a los conversos en el año 450. Como tantos edificios sagrados, la Catedral de San Patricio ha sufrido muchos cambios con el paso de los siglos fruto de incendios y posteriores restauraciones.
Cuando entres puedes coger uno de los folletos y hacer una visita auto guiada por los diferentes puntos de interés. Es una catedral llena de misticismo y leyendas, así que es bastante interesante recorrerla.
Entrar cuesta 7€, aunque al parecer si vas en horas de misa puedes entrar de forma gratuita.
El interior de la Catedral de San Patricio
Qué hacer en Dublín: Catedral de San Patricio
La Catedral de San Patricio desde el parque que hay justo al lado

10. Catedral Christ Church y Dublinia

Es, junto a la catedral de San Patricio, la catedral más importante de Dublín y también la más antigua.  Empezó a construirse en el año 1038 y se ha ido modelando con el paso de los años. Bajo la iglesia se encuentra la estructura más antigua de Dublín, una enorme cripta del siglo XII.
Christ Church está unida a Dublinia, un centro de Patrimonio Cultural que se centra en la Dublín medieval. Tiene pinta de ser una visita interesantísima, además nuestro guía del tour por Dublín nos la recomendó, pero no nos dio tiempo en esta ocasión. ¡Ya tenemos excusa para volver!

11. Kilmainham Gaol

La antigua cárcel de Dublín hoy convertida en museo. Visitarla es una de las mejores cosas que hacer en Dublin sin lugar a dudas.

Kilmainham Gaol abrió sus puertas en 1796. En sus celdas estuvieron prisioneros personajes clave en la lucha por la independencia irlandesa. Irlanda estuvo bajo mando británico hasta principios del siglo XX y muchas personas lucharon por el autogobierno, arriesgándose a acabar entre rejas o a morir ejecutados en Kilmainham Gaol.

Esta cárcel también recibió a presos de todo tipo: mujeres, hombres, ancianos y niños acusados de mendigar, de robar, prostituirse, etc. En 1881 esta cárcel pasó a ser únicamente para hombres.

El último preso de Kilmainham Gaol fue Eamon de Valera, que fue puesto en libertad en 1924. Tras su paso por la prisión, de Valera fue Primer Ministro y Presidente de Irlanda.

Qué hacer en Dublín: visitar Kilmainham Gaol
La parte más ‘nueva’ de la prisión de Kilmainham Gaol.
Comprar la entrada para Kilmainham Gaol

La visita a la cárcel de Kilmainham Gaol se hace siempre con visita guiada en inglés. No existen, de momento, visitas guiadas en otros idiomas. Los guías son irlandeses con un acento muy marcado, así que si no dominas el idioma o no vas con alguien que te pueda ayudar, no te la recomiendo.

Si vas a ir, tienes que reservar con antelación porque las plazas se acaban rápidamente.

12. El castillo de Dublín

La visita a esta fortaleza merece la pena sobre todo para comprender algunos períodos de la historia del país.
Aunque actualmente se utiliza como lugar de celebración de las recepciones oficiales del gobierno, anteriormente se utilizó como asentamiento de vikingos, fortaleza militar, residencia real, etc. Como en otros edificios similares, las estancias reales están decoradas como lo estuvieron en su día.
El castillo de Dublín es, en definitiva, un espacio que cuenta muchas y diferentes historias de la ciudad.
Qué hacer en Dublín: Castillo de Dublín
La parte trasera del Castillo de Dublín

13. Dublín nocturna (y diurna)

  • O’neills: en este pub suele haber música en directo y muy buen ambiente. Aunque se trata de una conocida cadena de pubs, mantiene el estilo de bar tradicional irlandés.
  • Dicey’s garden, por su parte, es un lugar escogido por muchos jóvenes porque es un pub económico donde tomarse unas pintas. 
  • BadBobs Temple Bar: uno de los bares irlandeses de la zona de Temple Bar en el que tomarte una pinta y disfrutar de buena música en directo.
  • The Brazen’s Head: como la mayoría de pubs, este también está abierto desde el mediodía y puedes ir tanto a comer, como a cenar o a tomarte unas pintas mientras disfrutas de música tradicional en directo. Lo que tiene este pub es que es el más antiguo de Dublín, así que te puedes imaginar toda la historia que hay detrás. En este pub te puedo hablar más de la comida y el ambiente que de la bebida porque fuimos a comer. Y la verdad es que está todo riquísimo. Los platos cuestan unos 15€ de media.
Qué hacer en Dublín: comer fish&chips
Un clásico ‘fish&chips’ en The Brazen’s Head, el pub más antiguo de Dublín

14. Comer una pizza en un autobús

Hay muchos lugares donde comer en Dublín pero este es realmente original. Se trata del pub The Bernard Shaw. Tiene un jardín trasero y en el jardín han ubicado un autobús de dos plantas. En la planta baja está la cocina y en la planta de arriba, las mesas donde puedes comer. El ambiente es inmejorable, siempre hay música y gente y las pizzas están buenísimas. Quizá está mal que lo diga yo porque el cocinero es ni más ni menos que mi hermano 🙂 Así que si vais por allí, pasad por la cocina y saludadle!

15. Las puertas de colores

¿Ir a ver unas puertas de colores porque son muy instagrameables? Sí, pero no solo porque quedan bien en las fotos. Las puertas de colores son súper características en Dublín. Cuenta la leyenda que un hombre volvía muy borracho a su casa y, al llegar, se encontró a su mujer en la cama con otro hombre. Los mató a los dos. Al día siguiente, al despertarse con toda la resaca, se dio cuenta de que no estaba en su casa si no en la de sus vecinos. Y a los que había matado por error era a ellos. Así se decidió pintar las puertas de las casas de colores, para que ningún borracho las confundiera nunca más.

La realidad es que en Dublín se construyeron muchos edificios residenciales en estilo georgiano, un estilo arquitectónico muy monótono. Entonces para darle color y forma a los edificios se decidió pintar las puertas de colores. Y lo cierto es que hay algunas preciosas. Las más bonitas se encuentran alrededor del parque Merrion.

Qué hacer en Dublín: ver las puertas de colores
Una de las preciosas puertas pintadas de Dublín

16. Ver el atardecer desde el puente Ha’Penny

Dublín no cuenta con grandes miradores ni colinas cercanas desde las que ver atardecer. Quizá la mejor opción sería el Gravity Bar de la Guinness Storehouse. Pero mi lugar favorito para ver atardecer es desde cualquier puente sobre el río Liffey. Especialmente el puente Ha’Penny. El nombre de este puente, que literalmente significa ‘El puente del medio penique’, se debe a que antiguamente se cobraba esta cantidad por cruzar el puente. Una especie de peaje que desapareció a principios del siglo XX.

Qué hacer en Dublín: atardecer en el río Liffey
Colores del atardecer reflejados en el río Liffey

17. Tocarle los pechos a Molly Malone

Porque si se los tocas, volverás a Dublín.

Cuenta la leyenda que Molly Malone fue una vendedora ambulante de pescado de día pero como no le daba para vivir, de noche era prostituta. Acabó muriendo en las calles de una fiebre y se le dedicó una canción en 1880 que hoy en día es casi un himno de Irlanda. Aunque lo cierto es que no hay pruebas de que la muchacha existiera realmente.

Qué hacer en Dublín: tocarle los pechos a Molly Malone
No te olvides de tocarle los pechos a Molly Malone para asegurarte de que volverás a Dublín

Aquí os dejo la canción versionada por el famoso grupo ‘The Dubliners’.

Excursiones cerca de Dublín

Bray

Esta localidad costera al sur de Dublin está muy bien comunicada con Dublin. Para llegar puedes utilizar servicio de transporte metropolitano de la capital. Es un lugar perfecto para hacer una escapada de un día desde Dublín y poder disfrutar así de un paisaje típico de postal desde la colina coronada por una cruz con vistas al mar. Una subida de una media hora que os regalará unas vistas de 10.

Wicklow Mountains

Esta cordillera de montañas al sur de Dublin también supone una escapada relativamente sencilla desde Dublín, por lo que podéis incluirlo en vuestra ruta, tanto si vais unos días como si estáis estudiando o trabajando en la capital irlandesa. Es Parque Nacional desde 1991 y abarca 20.000 hectáreas. Podéis encontrar toda la información para visitarlo aquí. 

Howth

Esta escapada nos quedó pendiente en el último viaje a Dublín. Pero si buscas qué hacer en Dublín y alrededores, Howth es una opción perfecta. Se trata de una población costera con grandes acantilados y se puede hacer alguna ruta. Está a apenas media hora de Dublín y, si no dispones de muchos días en Irlanda como para ir a ver otros acantilados más famosos, esta excursión está muy bien.

Puedes hacer la excursión a Howth por libre o con un tour guiado en español.

Otras excursiones desde Dublín

Si viajas con los días contados y quieres hacer alguna excursión a sitios que estén un poco más lejos, toma nota:

Mapa de Dublín

¿Quieres recomendarnos algo más? ¡Déjanos un comentario!

 

Autor

Escribe un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está aceptando nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies