Llegamos a Miami por la autovía 95 en un coche de alquiler. Se ven barrios residenciales rodeados de vegetación, largas avenidas plagadas de lujosos coches y altos rascacielos en el centro y costa. Es una gran ciudad (más de 5 millones de habitantes) situada al sur del estado de Florida.

Guía para recorrer Miami en 2 días

 

Tiene una fuerte presencia hispana, ya que islas como Cuba se encuentran muy cerca. Nos llama la atención que todo está muy limpio y que hay mucho ambiente en la calle.

¿Qué ver en Miami?

Nuestra primera parada es la isla de Miami Beach, donde tenemos el alojamiento contratado. Comunicada con la península por varios puentes es, sin duda, el lugar con más movimiento y oferta de servicios para los que visitamos la ciudad por primera vez.Tiene una enorme playa de unas 10 millas (16 km.) que dan para mucho, no sentimos agobio de gente en ningún momento. La orientación es completamente este, con lo que podemos disfrutar de bonitos amaneceres y tomar el sol mirando directamente al mar.Las casetas de vigilancia están pintadas de colores y se han convertido en todo un icono de este lugar. El agua es trasparente y la playa está bastante limpia, aunque cuando sube la marea el mar arrastra todo tipo de residuos. Nos hemos encontrado plásticos en el agua y bajo la arena, incluso algún trozo de cristal, así que ¡cuidado! La arena pincha un poco y el agua está templada con algas en muchas zonas.

Playa de Miami Beach

 

Una de las muchas casetas de los vigilantes de la playa

 

Una vez salimos de la playa nos encontramos con un paseo marítimo muy chulo rodeado de palmeras, zonas verdes, duchas e incluso gimnasios urbanos. Las pesas duermen en la calle y no pasa nada. Es un sitio perfecto para tomarse un take-away o simplemente pasear.Justo enfrente se encuentra una de las calles más sonadas de la isla, Ocean Drive. Está formada por una gran hilera de hoteles y edificios de estilo Art Decó construidos a mediados del siglo XX, todos con terrazas y restaurantes, como no, con mucho ambiente día y noche los 365 días del año. Los cocktails jumbo en copas de margarita son los que más triunfan.

Hotel en Ocean Dr
Hotel en Ocean Dr

 

Paralelas a Ocean Dr y unas calles más adentro le siguen Collins Ave y Washington Ave, dos grandes avenidas con más hoteles, tiendas, licor stores, tattoo studios, etc. Tenerlas bien controladas nos ayuda mucho a la hora de orientarnos por la zona.

Aquí es donde probamos las míticas hamburguesas de Five Guys y los helados de Gelato-go con muy buena nota. Nos ha gustado también Lincoln Rd, entre la 16 y la 17, una calle peatonal con restaurantes y tiendas a ambos lados que cierran tarde, sobre las 11pm y no descansan nunca, ni siquiera en año nuevo. Hacemos una parada obligatoria en la trendy tienda de moda Urban Outfitters y en la escondida Books&Books.

Cena en Five Guys
Helado de chocolate y fresa de Gelato-Go

 

La siguiente parada es Little Havana, un barrio situado al lado de el centro de Miami en el que se respira aire traído de Cuba. Su calle más popular es la calle ocho (la octava, SW 8thSt) y está repleta de establecimientos regentados por cubanos como restaurantes, zumerías, casas de puros, salas de fiesta, peluquerías, fruterías y muchos más.Nos llama la atención un parque esquinado donde los locales van a jugar a juegos de mesa como dominó, cartas o ajedrez. Y nosotros no quisimos perdernos la experiencia de echar una partida con ellos.

La acera contiene un Paseo de la fama propio con varios artistas latinoamericanos, entre los que encontramos a Thalia y a la grandiosa Celia Cruz.

Figuras de gallos en la calle ocho
Interior del café-museo CubaOcho en la calle ocho

Recomendamos probar algún zumo, el sandwich cubano y el café. Nosotros nos tomamos algo en el que nos pareció el sitio más auténtico de la zona: la frutería Los Pinareños. Es un local regentado por una familia inmigrante de Pinar del Río que no tiene ventanas, ni puertas ni aire acondicionado, donde las cañas de azúcar no cesan de pasar y preparan todo tipo de zumos. Probamos el Mojito sin alcohol, hecho a base de guarapo, piña y menta. Para la comida nos recomiendan ir al Pub el Exquisito, donde tienen sandwiches cubanos además de platos del día muy baratos.

Entrada a la frutería ‘Los Pinareños’. Mojito sin alcohol.

 

Sandwich cubano

 

Nos desplazamos al barrio de Wynwood a pesar de ser la zona cero de infección de Zika por picadura de mosquito. Es una especie de polígono industrial en el que la mayor parte de locales son galerías de arte cuyas fachadas están todas graffiteadas. Tras caminar un rato nos encontramos con el un parque llamado Wynwood Walls, es como un museo al aire libre en el que en vez de ver cuadros, ves paredes con graffitis.
Foto con los graffitis en el barrio de Wynwood

 

Foto con los graffitis en el barrio de Wynwood

 

Foto con los graffitis en el barrio de Wynwood

Vamos a conocer la zona de Bayside, la cual está justo encima de Downtown. La avenida principal se llama Biscayne Blvd y entre otras cosas interesantes, destaca Bayfront Park y Bayside Marketplace. El primero es un tranquilo parque con vistas a las islas, entre ellas Miami Beach, y el segundo es un complejo con un montón de restaurantes y tiendas, que tiene mucha afluencia durante todo el día.

Galería de tiendas en Bayside Marketplace

Nos pica la curiosidad y nos damos una vuelta por Design district, un área dedicado al arte y a las tiendas de lujo. Es una zona perfecta para ir de compras con la cartera bien llena de billetes, así que si no es el caso, mejor vete a Lincoln Rd donde todo es más asequible.

Aunque no lo parezca, la esfera gigante es la entrada al parking

Por último y para acabar tu visita a Miami, un buen sitio para ver la puesta de sol es desde el parque South Pointe Park, situado en la parte más al sur de Miami Beach.

Captura del atardecer desde South Pointe

 

¿Cómo llegar a Miami?

Podemos alcanzar Miami por tierra, mar y aire. Si es en avión, hay dos aeropuertos: Miami International (al este, 15 minutos del centro) o Fort Lauderdale (al norte, 40 minutos del centro). En el plano terrestre creemos que lo mejor es alquilar un coche, cuyo precio parte de los 40$/día y la gasolina es muy barata, saliendo el litro a unos 0,53$. Hay pocos autobuses públicos y las furgonetas privadas suelen ser bastante más caras.

Alquilamos un coche para llegar a Miami

¿Dónde alojarse en Miami?

Como ya hemos mencionado, los hoteles abundan en las avenidas más próximas a la playa y la oferta es muy amplia y también bastante cara. Por eso en nuestro viaje nos hemos decantado por buscar un apartamento a través de la plataforma HundredRooms. Ya sabéis que cuando los hoteles son muy caros, un apartamento es una buena opción porque te permite cocinar y ahorrar algo de dinero en comidas en restaurantes.Este comparador te encuentra habitación por internet realizando búsquedas en los principales portales de alojamiento de la red. Era la primera vez que lo probábamos y conseguimos un apartamento a tan solo dos calles de la playa. Perfecto para unas vacaciones en Miami beach.

¿Cómo moverse por Miami?

La opción que hemos utilizado desde el primer momento ha sido transporte privado con Uber y Lyft, las cuales son completamente legales desde hace unos meses en la ciudad. Lyft es una aplicación creada por Uber con ofertas y descuentos especiales. En ambas aplicaciones el tiempo de espera es muy corto y el servicio es muy bueno.Además, con las modalidades UberPool y LyftLine con las que puedes compartir el coche durante el tramo, nos hemos movido por unos 3$/persona entre los diferentes barrios. Por si eso fuera poco, también recibes dinero para gastar cuando te invitan a descargar las aplicaciones y cuando invitas tú a tus amigos, por lo que puedes moverte prácticamente gratis por la ciudad.En países como Estados Unidos donde todo el mundo tiene coche propio, el transporte público tiende a descuidarse y el sector del taxi no se ha modernizado, opciones como Uber acaban teniendo el monopolio de la movilidad en las ciudades.

A nosotros nos regalaron 50$ en Lyft y ahora te los regalo yo a ti con este código para que que te descargues la app. Y si te descargas Uber a través de este enlace, también tendrás 20$.

 

Consejos

Cuidado con el pago con tarjeta: os recomendamos que siempre que hagáis un pago con tarjeta, estéis vosotros delante. En algunos establecimientos, como por ejemplo bares o restaurantes, no tienen datáfono móvil (el aparatito para pasar la tarjeta) y puede que te pidan la tarjeta para pasarla ellos dentro. Aunque puede parecer una tontería, puedes tener un despiste como nosotros y que te hagan una copia de la tarjeta como nos ha pasado a nosotros. Por suerte, al ser de crédito, el banco nos la ha bloqueado y todo ha salido bien, pero alguien se ha hartado a hacer compras en un supermercado en Miami.Eso sí, hemos sabido que es una práctica habitual en Miami, así que nunca está de más ser precavido 🙂
Autor

2 Comentarios

  1. Oye! Pues me gusta! Admito que tenía un mal concepto de Miami, no sé porqué… a raíz de vuestra experiencia y esas fotos tan bonitas ya no me importaría acercarme un día a la zona jejejeje Geniales consejos y envidia profundamente sana 🙂 Un abrazo guapos!

    • La verdad es que nosotros teníamos las expectativas bajas pero no me digas que no molan las casetas de la playa o el barrio de Wynwood con todos esos graffitis? ¡me flipan! un abrazo!

Escribe un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está aceptando nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies