Una de las mejores excursiones que hacer desde Tokio es Nikko en un día. Nikko es una pequeña aldea de montaña y uno de los lugares que visitar en Japón. Un pueblecito por el que parece que no haya pasado el tiempo. Es conocido por el Parque Nacional de Nikko y su Complejo de Templos y Santuarios, que son Patrimonio de la Humanidad por la Unesco desde 1999.  Nikko también es muy popular por las rutas de senderismo. Te contamos todo lo que hacer en Nikko en un día, dónde comer, cómo llegar a Nikko desde Tokio y, si decides alargar tu estancia, dónde dormir.

Antes de empezar a contarte todo lo que puedes ver en Nikko, una recomendación personal: pásate por la oficina de turismo y pide un mapa.  Así sabrás las rutas que tienes a tu alcance y podrás escoger en función del tiempo que tengas en la ciudad.

Cuántos días dedicar a Nikko

Aunque este artículo está pensado para una excursión a Nikko en un día, nosotros pasamos allí dos noches y tres días. Nuestro viaje fue algo más relajado de tiempo, pero si tú sigues una ruta por Japón de 21 días o menos, con un día en Nikko tendrás más que suficiente.

Los lugares imprescindibles que ver en Nikko se pueden recorrer en un solo día. Además, cuando cae la noche Nikko es una ciudad fantasma. Todos los negocios cierran y se convierte en un remanso de paz y tranquilidad en el que solo se oye el sonido de río cruzando el pueblo.

Si decides quedarte a pasar una noche en Nikko, disfrutarás de la calma más auténtica y podrás recorrer el pueblo antes de que lleguen los primeros trenes y autobuses turísticos por la mañana. Porque lo cierto es que prácticamente todo el mundo visita Nikko en un día desde Tokio.

Un paseo junto al río en Nikko disfrutando de este paraíso de paz y tranquilidad

Qué hacer en Nikko en un día

Santuario Toshogu

Visitar el Santuario Togoshu es una de las cosas que hacer en Japón, especialmente si es tu primera vez en el país y quieres ver algo realmente bonito. Y obviamente es una de las cosas que hacer en Nikko. Es uno de los templos más bonitos que visitamos en nuestro viaje, a pesar de la gran cantidad de gente que suele haber.

Este santuario sintoísta forma parte del conjunto de Santuarios y Templos de Nikko, y es el más importante. Se acabó de construir en 1636 y se hizo en honor a Tokugawa Ieyasu, el fundador del Shogunato Tokugawa de Japón y el primer shogun.  El shogun era el general en jefe de las Fuerzas Armadas de Japón y era designado por el emperador. Tenía el poder militar y político del país, algo así como el presidente o el primer ministro. El shogunato Tokugawa (que podría entenderse como si fuera un partido político y el shogun fuera el presidente del partido) gobernó desde 1600 hasta 1868. Y Ieyasu, gobernó durante cinco años, desde 1600 hasta 1605.

Se construyó cuando Ieyasu ya había muerto. Y fue su nieto quien decidió construir un mausoleo para que descansara el espíritu de su abuelo.

Se trata de un santuario sintoísta pero que conserva muchos elementos budistas como la pagoda, la puerta Niomon o el gran torii de granito por el que se accede al templo. En el primer patio encontrarás la pagoda Gojunoto. Cada planta de la pagoda representa un elemento: tierra, agua, fuego, viento y aire. La pagoda está a la entrada del templo Toshogu pero para acceder a su interior tienes que comprar un ticket a parte.

Más adelante tienes la entrada al templo Toshogu con la puerta Niomon. Allí podrás comprar las entradas y acceder al complejo.  Tras la puerta Niomon se encuentra el patio con el establo sagrado. Justo en frente, el grabado de los tres monos sabios (tapándose la boca, los ojos y los oídos).

Según cruces la puerta Niomon, a la izquierda encontrarás el gran torii de granito y una escalinata que conduce a la puerta Yomeimon. Tras ella, el tercer y último patio y los santuarios dedicados al shogun. Para acceder al mausoleo del shogun Ieyasu tendrás que ascender otra escalinata, ya que está en la parte más alta del templo.

Si has decidido visitar el santuario Toshogu por tu cuenta, intenta ir a primera hora por la mañana o justo antes de cerrar. Es el principal reclamo turístico de Nikko y suele estar abarrotado. Aún así, creo que es uno de los lugares más bonitos de Japón.

El precio de entrada al Santuario Toshogu es de 1300¥ (10€ aproximadamente)

Otra de las cosas que hacer en Nikko es visitar algunos de los templos que forman parte de ese conjunto de Santuarios y Templos. Pero lo cierto es que para cada uno tienes que comprar un billete independiente. Así que nosotros nos conformamos con visitar solamente el Santuario Togoshu.

Qué hacer en Nikko: visitar el templo Toshogu
El templo Toshogu es uno de los más bonitos que vimos en en Japón
Qué hacer en Nikko: templo Toshogu
El torii de granito del Santuario Toshogu, en Nikko
Qué hacer en Nikko: los tres monos sabios
Los tres monos sabios del Santuario Toshogu

El puente Shinkyo

Este puente es considerado como uno de los mejores de Japón y supone la puerta de entrada al Parque Nacional de Nikko. Aunque se construyó alrededor del año 1600, se puede cruzar desde el año 2000. Y hasta hace poco cruzarlo era gratuito y era todo un ritual, pero ahora cuesta 300¥ (2,3€). Nosotros decidimos no cruzarlo. De hecho, si quieres hacer una foto bonita del puente, casi mejor hacerla desde fuera. Pero aunque cruzarlo no nos parezca imprescindible, si que creemos que es uno de los lugares que ver en Nikko en un día.

Qué hacer en Nikko
El puente Shinkyo , todo un icono en Nikko

Recorrer el Parque Nacional de Nikko

Una de las mejores cosas que hacer en Nikko es recorrer su Parque Nacional. Hay varios caminos que pasan por diferentes templos. Nosotros cogimos un camino al azar y empezamos a caminar. La suerte quiso que nos encontráramos con un templo en el que se estaba celebrando una ceremonia en honor a Inari, la diosa del arroz. Había un montón de hombres trajeados y, por lo que nos contaron, estaban honrando a la diosa con esta ceremonia para que les fuese bien en los negocios.

Después nos enteramos de que el camino que cogimos es el Takino’o Path, un recorrido precioso que pasa por los templos principales y que es circular. Son unos 5km pero cuenta con que una parte del camino es ascendente. Nosotros tardamos unas dos horitas en completar el recorrido. 

Qué hacer en Nikko: el parque Nacional de Nikko
La ceremonia que presenciamos en el Parque Nacional de Nikko

Hacer la ruta Kanman

Otra de las cosas que hacer en Nikko es la ruta Kanman. Probablemente fue una de las cosas que más disfrutamos de nuestro paso por Nikko porque es una ruta muy tranquila y no muy transitada. En general, la gente que visita Nikko en un día desde Tokio en una excursión organizada lo hace para ver el Santuario Togoshu y quizá algún otro templo. Pero pocos dedican tiempo a estas rutas que, en mi opinión, son una maravilla.

En esta ruta hay varios templos pequeños preciosos. Te recomiendo que entres a alguno para que veas la diferencia entre grandes santuarios como Togoshu y otros más íntimos como el Jokoji Temple o el Jiun-ji Temple. Además, estos pequeños santuarios son gratis.

También encontrarás aqui las estatuas de piedra de Jizo, protectores de los fallecidos. Verás que algunas están muy dañadas y de otras prácticamente nada. Esto es porque hace unos años, esta zona se inundo, llevándose algunas de las estatuas por delante.

Qué hacer en Nikko: la ruta Kanman
Las estatuas de piedra de Jizo en la ruta Kanman
Qué hacer en Nikko: la ruta Konman
Las estatuas de Jizo

Dónde comer en Nikko

En este caso solo podemos recomendarte un restaurante en Nikko porque solíamos hacer la comida y la cena en el alojamiento. El restaurante que te recomendamos es Hippari Dako. Es uno de los mejor valorados en TripAdvisor y la verdad es que el lugar es de lo más curioso. Las paredes están recubiertas de post-it con comentarios y dibujos de los clientes. Y la comida no está mal. Nosotros nos decidimos por probar el ramen y las gyozas.

Dónde dormir en Nikko

Si tu plan es quedarte más de un día en Nikko, tienes que alojarte en el Ryokan Rindou No Le. Se trata de un ryokan muy tradicional regentado por un matrimonio encantador. Dormirás en una clásica habitación japonesa con paredes ‘de papel’ y en un fotón en el suelo. ¡Súper auténtico! Eso sí, este tipo de alojamientos suelen ser un poco más caros porque las habitaciones son dobles y privadas.

Cómo llegar a Nikko desde Tokio

La mejor forma de llegar a Nikko desde Tokio es hacerlo en tren con el JR Pass.

  • Desde la estación de Tokio o la de Ueno, coge un Shinkansen (tren bala, o el AVE japonés) hasta Utsunomiya. Este trayecto son unos 50 minutos.
  • En Utsunomiya, cambia a la línea local JR Nikko hasta Nikko, que son otros 50 minutos.

Si no tienes JR Pass, entonces te recomendamos que cojas uno de los trenes que salen desde Asakusa. Son de la compañía Tobu y el trayecto son dos horas. Los billetes puedes comprarlos en la estación de Asakusa y cuestan unos 2.700¥ (21€). Como ves, el transporte es una de las cosas más caras y lo que se llevó la gran parte de nuestro presupuesto para viajar a Japón.

Por esa razón, estudia bien si te sale a cuenta coger el JR Pass, cuántos días cogerlo y para qué excursiones. Si lo planeas bien, te puedes ahorrar bastante dinero.


¿Te ha sido útil este artículo de cosas que hacer en Nikko en un día desde Tokio? Si te ha quedado alguna duda o quieres añadir algo, déjanos un comentario o mándanos un correo electrónico. A continuación tienes más información sobre Japón por si quieres continuar preparando tu viaje.

Más información sobre Japón

 

Autor

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está aceptando nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies