El barrio de Brooklyn es “home for everyone from everywhere” (hogar para todos vengan de donde vengan) o así lo predica la señal que da la bienvenida a este distrito neoyorkino. Y la verdad es que paseando sus calles y alojándose a este lado del río uno se siente como en casa.

Guía de Brooklyn, Nueva york

 

Brooklyn se encuentra en el extremo oeste de Long Island y empezó a formar parte de la ciudad de Nueva York en 1898, pero no hay más que pasear sus calles para darse cuenta de que mantiene una fuerte identidad.Si nos alejamos de las zonas más turísticas comprobaremos que hay más Brooklyn después de DUMBO: zonas residenciales donde la población es mayoritariamente afroamericana, locales regentados por personas de todas las nacionalidades, una lavandería en cada esquina y los famosos delis, esos pequeños establecimientos que tienen un poco de todo y que recuerdan al “badulake” de Apu en Los Simpson. El famoso barrio judío o Williamsburg son también enclaves que llaman mucho la atención.

Repasamos algunos de los imprescindibles del barrio:
Prospect Park
Quizá no entre en tu lista de parques a visitar en Nueva York, pero Prospect Park no tiene nada que envidiarle a cualquier parque de Manhattan y es mucho más tranquilo.
El parque abrió sus puertas en 1867 aún sin haber acabado las obras y, tan sólo en el mes de julio, recibió más de 100.000 visitas. Las comunicaciones por tierra en aquel momento no eran las de ahora y fue un impacto muy positivo en la gente que vivía cerca.
En nuestro paso por el parque nos quedamos con las ganas de recorrerlo todo porque se puso a diluviar. Junto a esta zona verde se encuentra el jardín botánico de Brooklyn que también vale mucho la pena. La entrada de adulto cuesta 12$ pero tienen muchos descuentos y días en los que no se paga. 
DUMBO
Down Under Manhattan Bridge Overpass, o lo que es lo mismo, bajo el puente de Manhattan. Este barrio dentro del distrito de Brooklyn fue hasta finales del siglo XIX una zona industrial, pero con la construcción del puente de Brooklyn y el final de esa era, artistas y jóvenes granjeros se trasladaron a esta zona en busca de viviendas espaciosas y económicas.
El término económico en esta zona ya no existe porque a finales del siglo XX DUMBO se puso tan de moda que los precios se dispararon.
Lo mejor es pasear esta zona e ir descubriendo poco a poco sus secretos: el Jane’s Carrusel, que data de 1922, la típica foto del puente de Manhattan sacada desde Washington Street o Main Street Park, uno de nuestros lugares favoritos en Nueva York. Para mi gusto, la mejor puesta de sol de la ciudad. El sol poniéndose por detrás de todo el skyline y el puente de Brooklyn es una estampa que no se olvida.

Consejo: Coge algo de comer en cualquiera de los restaurantes cercanos a DUMBO y prepara un picnic para la puesta de sol. ¡No hay mejor plan!

En esta zona recomiendan comer o cenar en Grimaldi’s o Julianna’s, dos pizzerías conocidísimas que siempre tienen una larga cola. Nosotros no llegamos a probarlas. Muy cerca también se encuentra la Brooklyn Ice-cream factory, otra heladería muy conocida.

El puente de Manhattan desde la Calle Washington
La puesta de sol sobre el skyline de Manhattan

 

Brooklyn Bridge
Probablemente el puente más conocido de Nueva York porque aparece en numerosas fotografías de la ciudad y todo el mundo quiere la suya propia, por eso siempre está a rebosar de turistas.
Es un emblema de Nueva York porque cuando finalizó su construcción en 1883 era el puente colgante más grande del mundo y el primero suspendido mediante cables de acero.
De un lado a otro son casi dos kilómetros que te recomendamos que recorras pronto por la mañana para evitar las aglomeraciones. Eso sí, nosotros lo hicimos en hora punta y conseguimos que en la foto no se viera nadie! 😀

Casi casi no parece que haya nadie en el puente 😀

 

Barrio judío y el puente de Williamsburg
Cuando el puente de Williamsburg se construyó, gran parte de la comunidad judía ultraortodoxa Satmar se trasladó al barrio de Williamsburg, en Brooklyn. Entre sus creencias se encuentra el rechazo al cambio, algo curioso teniendo en cuenta que se encuentran en una ciudad en constante evolución, rodeados de hipsters y cazadores de tendencias.
Pasearse por el barrio judío es como un viaje al pasado, donde la comunidad se ha aferrado a sus tradiciones. Nosotros lo conocimos en el Tour de los contrastes y aunque creo que es una buena experiencia descubrir algo tan particular en una ciudad y aprender un poco sobre sus costumbres y religión, a veces tienes la sensación de aterrizar en un lugar donde no eres bienvenido. Por eso recomiendo que si os apetece conocer este barrio, lo hagáis dando un paseo, sin cámara en mano y habiendo leído sobre ellos antes.
Los sábados es el Sabbath, su día festivo, así que no trabajan y todo está cerrado, pero podrás ver cómo utilizan una vestimenta distinta a la del día a día. Algo que nos llamó especialmente la atención es que prácticamente todas las mujeres van acompañadas de un carrito de bebé, un reflejo del objetivo principal del matrimonio: procrear.
En cuanto al puente de Williamsburg, si tienes la oportunidad, crúzalo, es mucho más tranquilo que el de Brooklyn.

Cruzando el puente de Williamsburg
Williamsburg
Este barrio dentro del distrito de Brooklyn es lo que hoy conoceríamos como lo más hipster de Nueva York: galerías de arte, tiendas con ropa de segunda mano, pequeñas librerías, impresionantes graffitis en las paredes, mercadillos callejeros, etc.
Es imprescindible darse un paseo tranquilamente por Bedford Street, el eje de este barrio y callejear un rato, descubrir las pequeñas tiendecitas que esconde, etc. Es un barrio tranquilo donde además podrás probar las pizzas de Two boots pizza (están por toda la ciudad) y los helados de Odd Fellows o Wan Leeuwen. Solo por estas heladerías ya vale la pena darse un paseo por Williamsburg 😀

Mercadillo de segunda mano en la calle
Williamsburg también es conocido por sus graffitis
Williamsburg no puede ser más bonito!
Un helado en Van Leeuwen es casi una obligación 🙂

 

Coney Island

Esta península al sur de Brooklyn es el lugar perfecto para pasar un día diferente en Nueva York. Se sale de la ruta habitual de un primer viaje a la ciudad pero si tenéis días de sobra, ya habéis acabado con todo lo que hay que ver y hacer en los cinco distritos (aunque eso me parece complicado), o simplemente os apetece pasar un día en la playa, Coney Island es una opción estupenda.

En la zona también encontramos un pequeño parque de entretenimiento con más de 50 atracciones conocido como Luna Park.




Nuestro mapa de Brooklyn



¿Quieres seguir leyendo sobre Nueva York? Vuelve a la guía. ➡

Autor

2 Comentarios

  1. Acabo de crear una necesidad de ir al Jane's Carrusel… Geniales todos los lugares que mencionas, cuando estuvimos hace un montón de años solo llegamos hasta el Puente, pero no visitamos Brooklyn y la verdad es que me arrepiento un montón, así que habrá que remendar eso!

    • ¡Te entiendo! Esa zona es de mis favoritas y hazme caso con lo de la puesta de sol, no sé si la viste en mi instagram pero para mi, la mejor y la más tranquilita. En los edificios es típica pero hay tanta gente…y ahí hay gente pero no es para tanto!

Escribe un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está aceptando nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies