Roma es una de mis ciudades favoritas en Europa y, siempre que me preguntan, me cuesta mucho dar una lista de lugares que ver en Roma. Pero en esta lista que vas a encontrar a continuación he ordenado, bajo mi criterio, esas cosas de más importante a menos.

Así que si solo dispones de un fin de semana o cuatro días en Roma, toma nota porque esto te interesa!

Qué ver en Roma: mis 30 imprescindibles

1. Haz un free tour por la ciudad

Antes del Coliseo o el Vaticano, haz un tour guiado por la ciudad. Aunque esos son los lugares más emblemáticos, un tour te permitirá tener un poco de contexto y de historia que luego te ayudarán a recorrerla con más información.Este free tour es, en mi opinión, la perfecta introducción a Roma. Además, pasearás por algunos de los lugares más emblemáticos como la Piazza Navona o la Fontana di Trevi.

Preparativos para viajar a Roma: Piazza Navona
Piazza Navona, una de las plazas más importantes de Roma

2. El Coliseo

Si hay un lugar que no te puedes perder en tu viaje a Roma, incluso si visitas Roma en un día, es el Coliseo. Es un edificio icónico pero es que además su historia es fascinante, así que te recomiendo recorrerlo por fuera y luego acceder para quedarte con la boca abierta porque, por más que lo hayas visto infinitas veces en vídeos y fotos, no deja indiferente a nadie.

Yo siempre recomiendo visitar el Coliseo junto al Foro Romano y el Palatino en un tour guiado. La mejor forma de conocer este lugar, que tiene tanta historia y tan importante, es de la mano de un guía profesional en español que te vaya contando y al que puedas hacerle preguntas. En las veces que he estado en Roma he visitado el Coliseo y el Foro por mi cuenta y con tour. Y la verdad es que por tu cuenta sí, es muy bonito para la foto, pero no aprendes demasiado.

Qué hacer en Roma en 2 días
El Coliseo desde el Foro Romano

3. Los Museos Vaticanos y la Capilla Sixtina

Otro lugar que no puede faltar en tu lista de cosas que ver en Roma es visitar el Vaticano. En la Ciudad del Vaticano tienes que entrar a los Museos Vaticanos, un impresionante museo con obras de arte de muchísimo valor histórico y, al final del recorrido, accedes a la Capilla Sixtina.

En este caso también te recomiendo contratar un tour guiado por los Museos Vaticanos y la Capilla Sixtina. Los museos son enormes y podrías estar todo el día recorriéndolos y la verdad es que yo he hecho el tour en dos ocasiones y he salido encantada. Si decides visitarlos por libre, prepárate un poco la visita para saber las obras que quieres ver y tener un pequeño itinerario marcado por el museo.

Museos Vaticanos
Uno de los patios interiores de los Museos Vaticanos

4. La Basílica de San Pedro y su cúpula

Y justo al lado de los Museos Vaticanos se encuentra la Basílica de San Pedro, otro lugar que no puede faltar en tu lista de cosas que ver en Roma. Para acceder a la Basílica de San Pedro se forman largas colas, principalmente por el control de seguridad que se lleva a cabo.

Si te quieres saltar las colas porque vas con prisa o porque simplemente no te apetece hacer cola, puedes pagar por saltarte la cola, pero la entrada a la Basílica es gratuita.

Lo bueno de esta entrada es que, además de la Basílica, incluye también la subida a la cúpula de San Pedro.

Si no llevas esta entrada, puedes comprar allí mismo el ticket de subida a la cúpula.

Los mejores miradores de Roma: La Plaza de San Pedro desde la Cúpula de la Basílica de San Pedro
La Plaza de San Pedro desde la Cúpula de la Basílica de San Pedro

5. Dar un paseo por el Trastevere

Algo tan icónico como el Trastevere debería ser obligatorio en un viaje a Roma. Y es que el Trastevere es el barrio más bohemio y, si me lo permitís, el más bonito y romántico de toda la ciudad. Visita la Iglesia de Santa Maria in Trastevere y, si viajas con niños a Roma, el jardín botánico es un planazo. La colina de Gianicolo es ideal para el atardecer y mis restaurantes favoritos en Roma están en el Trastevere. ¿Qué más se puede pedir?

Las mejores heladerías de Roma: Fiordiluna
Un helado de Fiordiluna en el Trastevere

6. La Galería Borghese, uno de los lugares más bonitos que ver en Roma

La Galería Borghese es un tesoro artístico de renombre mundial. Fundada por el cardenal Scipione Borghese en el siglo XVII, alberga una impresionante colección de obras maestras renacentistas y barrocas. Destacan esculturas de Bernini, como «Apolo y Dafne» y «El Rapto de Proserpina», que capturan la belleza y la emoción. Además, obras de Caravaggio, Rafael, Tiziano y Rubens adornan sus paredes, creando una experiencia visual fascinante.

Para poder acceder a la galería hay que reservar (y con bastante antelación porque las plazas son limitadas). Tienes dos opciones:

  • Reservar una visita guiada: planazo y, de hecho, a veces es la única opción que te queda porque las entradas por libre se agotan.
  • Reservar tu entrada por libre pero, en ese caso, cógete una audio guía porque si no te vas a quedar con la sensación de que no has aprovechado bien la visita.
Visitar la Galería Borghese - qué ver en Roma
Paulina Bonaparte, una escultura de Antonio Canova

7. El Monumento Vittorio Emanuele II y su mirador

El Monumento Nacional a Víctor Manuel II, también conocido como el Altar de la Patria o simplemente Il Vittoriano, es un majestuoso monumento ubicado en el corazón de Roma.  Construido entre 1885 y 1911 para honrar al primer rey de Italia unificada, Víctor Manuel II, el monumento es un impresionante ejemplo de la arquitectura neorrenacentista y neobarroca. Se caracteriza por su imponente estructura de mármol blanco, numerosas estatuas y esculturas, así como una gran escalinata que conduce a una estatua ecuestre del rey. Además de ser un monumento conmemorativo, el Vittoriano alberga el Museo de la Unificación Italiana y ofrece vistas panorámicas de Roma desde su terraza.

Yo te recomiendo muchísimo las vistas desde esta terraza y para mi es uno de los mejores miradores de Roma. Se accede a través de un ascensor que cuesta 12€ pero las vistas merecen muchísimo la pena. Como este monumento se encuentra en el corazón de Roma, tienes una perspectiva excelente de casi toda la ciudad. Y se ve especialmente bien el foro romano y el Coliseo.

El Coliseo Romano desde el mirador del Monumento a Vittorio Emanuele II - qué ver en Roma
El Coliseo Romano desde el mirador del Monumento a Vittorio Emanuele II

8. El Castel Sant’Angelo

El Castel Sant’Angelo, también conocido como el Mausoleo de Adriano, es un impresionante castillo ubicado a orillas del río Tíber. Su historia se remonta al año 139 d.C., cuando el emperador romano Adriano ordenó la construcción de un mausoleo para él y su familia. A lo largo de los siglos, el edificio ha servido como mausoleo, fortaleza, prisión y residencia papal.

El castillo está compuesto por varias estructuras, incluida una imponente torre cilíndrica. En la cima de la torre, se encuentra una estatua del Arcángel Miguel, que le da su nombre actual. Durante la Edad Media, se construyó un corredor fortificado que conecta el castillo con el Vaticano, permitiendo a los papas escapar en tiempos de peligro.

Se aconseja comprar la entrada con antelación entre semana, pero en festivos y fines de semana es obligatorio. Puedes hacerlo directamente aquí.

Una clásica vista del Castillo Sant'Angelo, desde el puente Sant'Angelo
Una clásica vista del Castillo Sant’Angelo, desde el puente Sant’Angelo

9. El Panteón de Agripa, un lugar imprescindible que ver en Roma

Porque por más que lo veas desde fuera, cuando entres no podrás evitar quedarte con la boca abierta durante un rato. El Panteón de Agripa fue construido durante el reinado del emperador Augusto y reconstruido por el emperador Adriano en el año 126 d.C. El edificio es conocido por su impresionante cúpula de hormigón, que es una de las más grandes del mundo antiguo y ha sido un modelo de inspiración para la arquitectura a lo largo de la historia.

El Panteón originalmente estaba dedicado a todos los dioses del panteón romano, de ahí su nombre que significa «Templo de todos los dioses». En su interior, se encuentra una impresionante cúpula con un óculo en el centro que permite la entrada de luz natural, creando un efecto visual sorprendente. El Panteón ha sido un edificio icónico y un símbolo de la arquitectura clásica a lo largo de los siglos y hoy en día es uno de los destinos turísticos más populares de Roma. También alberga las tumbas de notables figuras históricas, como el pintor Rafael y el rey Vittorio Emanuele II.

Hasta hace poco era de acceso gratuito pero ahora hay que pagar para entrar. Si quieres ahorrarte las colas y, además, tener una audio guía para enterarte de todo, puedes echarle un vistazo a esta opción.

Roma en 4 días: el Panteón
El espectacular Panteón al amanecer

10. La Fontana di Trevi, un lugar que ver en Roma que no te puedes perder

La Fontana di Trevi es una de las fuentes más famosas del mundo y un lugar que sí o sí tienes que ver en Roma. Situada en el corazón de la ciudad, esta majestuosa fuente barroca fue diseñada por el arquitecto Nicola Salvi y terminada por Giuseppe Pannini en el siglo XVIII.

En el centro de la fuente se encuentra la figura de Neptuno, el dios romano del mar, montando un carro tirado por caballos marinos. La fuente está adornada con esculturas de tritones y otras criaturas mitológicas, todas talladas en mármol blanco. La tradición dice que si lanzas una moneda con la mano derecha sobre el hombro izquierdo en la Fontana di Trevi, aseguras tu regreso a Roma. Tres monedas lanzadas representan un deseo de amor y un futuro matrimonio. Y debe ser que funciona porque yo he regresado a Roma ya en varias ocasiones 🙂

Lucía y yo en la Fontana di Trevi
Lucía y yo en la Fontana di Trevi

11. La Plaza de España

Hablando de plazas, una de las más bonitas de Roma es la Plaza de España. Se encuentra en el centro histórico de la ciudad y toma su nombre de la embajada española que ha estado ubicada allí desde el siglo XVII. La plaza es famosa por su impresionante escalinata, conocida como la Escalinata de la Trinidad de los Montes (Scalinata di Trinità dei Monti), que conecta la plaza con la Iglesia de la Trinidad de los Montes en la cima.

La escalinata tiene 135 peldaños y está decorada con numerosas macetas de flores en primavera y verano, lo que la convierte en un lugar encantador para visitar. Aunque, eso sí, antes todo el mundo se sentaba en las escaleras y ahora está prohibido. En la base de la escalinata se encuentra la Fuente de la Barcaza (Fontana della Barcaccia), una fuente barroca diseñada por Pietro Bernini y su hijo Gian Lorenzo Bernini.

Esta plaza es el punto de encuentro para los free tour por Roma. 

12. Los Museos Capitolinos

Los Museos Capitolinos (Musei Capitolini) son un conjunto de museos que albergan una impresionante colección de arte y antigüedades. Están ubicados en la Colina Capitolina, una de las siete colinas de Roma, y son considerados como los museos más antiguos del mundo, ya que su origen se remonta a 1471, cuando el Papa Sixto IV donó una colección de esculturas al pueblo de Roma.

El museo se encuentra en varios edificios históricos, incluidos el Palacio de los Conservadores y el Palacio Nuevo, que están conectados por la Piazza del Campidoglio, diseñada por Miguel Ángel. Y desde allí, las vistas al Foro Romano son espectaculares.

Tienes varias opciones para acceder:

Más cosas que ver en Roma

13. Campo dei Fiori

El Campo dei Fiori es una de mis plazas favoritas en Roma. Su nombre, que significa «Campo de las Flores» en italiano, hace referencia a su historia como un mercado de flores y productos frescos que se remonta al siglo XIX.

En el centro de la plaza se encuentra una estatua de bronce de Giordano Bruno, un filósofo y hereje quemado en la hoguera en ese lugar en 1600 por la Inquisición. Esta estatua conmemora su valentía en la defensa de sus ideas.

Cada día ubican un mercado en esta mítica plaza romana en el que puedes encontrar de todo: frutas, verduras, pasta, souvenirs, aceite, limoncello, etc. ¡Es mi zona favorita para buscar alojamiento en Roma!

14. Piazza Navona

La Piazza Navona es conocida por su elegante arquitectura barroca y su ambiente animado. La plaza es de forma rectangular y está rodeada de edificios históricos impresionantes.

En el centro de la Piazza Navona se encuentra la Fuente de los Cuatro Ríos (Fontana dei Quattro Fiumi), una espectacular obra maestra diseñada por el famoso escultor Gian Lorenzo Bernini en el siglo XVII. La fuente representa a cuatro ríos de los continentes conocidos en ese momento: el Nilo, el Ganges, el Danubio y el Río de la Plata.

En el extremo norte de la plaza se encuentra la Iglesia de Sant’Agnese in Agone, que presenta una fachada barroca impresionante diseñada por Francesco Borromini y Gian Lorenzo Bernini.

15. La Basílica de Santa Maria la Mayor

La Basílica de Santa María la Mayor (Santa Maria Maggiore) es una de las principales iglesias de Roma y una de las cuatro basílicas papales. Construida en el siglo IV, es famosa por su arquitectura y su historia. El interior presenta una impresionante nave central con techos dorados y mosaicos bizantinos que representan eventos bíblicos y escenas religiosas. Uno de sus tesoros más valiosos es la reliquia del pesebre de Jesús. El exterior muestra una fachada renacentista y un campanario medieval. La basílica es un lugar importante de peregrinación y un símbolo de la fe cristiana en Roma, atrayendo a visitantes de todo el mundo.

16. El Mercado de Trajano

El Mercado de Trajano, conocido en italiano como «Mercati di Traiano,» es un complejo arqueológico ubicado en el corazón de Roma. Construido entre los años 100 y 110 d.C. bajo el gobierno del emperador Trajano, es considerado uno de los primeros centros comerciales de la historia.

El mercado consiste en una serie de edificios y terrazas superpuestas que se extienden en forma de herradura en la ladera de la colina Quirinal, y en su apogeo, albergaba tiendas, oficinas y almacenes. Se utilizó para el comercio de bienes como aceite, vino, grano y otros productos esenciales.

Hoy en día, el Mercado de Trajano alberga el Museo de los Foros Imperiales (Museo dei Fori Imperiali), donde se exhiben numerosas esculturas y artefactos que arrojan luz sobre la vida en la antigua Roma y la construcción de los foros imperiales. Aunque mucha gente no lo incluye como algo que ver en Roma imprescindible, a mi me gustó muchísimo la visita, la verdad. Imprescindible, eso sí, una audio guía o la visita con video multimedia. Si no, yo diría que la entrada no merece mucho la pena porque no te vas a enterar de gran cosa.

preparativos para viajar a Roma: mercado de Trajano
Mercado de Trajano

17. Termas de Caracalla

Las Termas de Caracalla, conocidas en italiano como «Terme di Caracalla,» son unas antiguas termas romanas. Fueron construidas entre los años 212 y 216 d.C. durante el reinado del emperador Caracalla y son uno de los ejemplos más impresionantes de arquitectura de termas romanas.

Las Termas de Caracalla fueron un complejo monumental que incluía áreas para baños calientes y fríos, gimnasios, salas de masajes, bibliotecas y jardines. Podían albergar a miles de personas a la vez y ofrecían una experiencia lujosa y social para los romanos.

La última vez que las visité tenían una video guía que estaba súper bien, así que si aun lo tienen, te lo recomiendo. Si no, creo que es mejor hacer la visita guiada combinada con el Circo Massimo. 

Qué hacer en Roma: visitar las Termas de Caracalla
Las Termas de Caracalla

18. El Circo Massimo

El Circo Máximo (Circo Massimo en italiano) es una antigua instalación de carreras de carros ubicada en el valle entre las colinas Palatina y Aventina en Roma, Italia. Fue uno de los circos más grandes y antiguos de la antigua Roma y tenía una capacidad estimada para albergar a más de 150,000 espectadores.

Originalmente construido en el siglo VI a.C., el Circo Máximo fue utilizado para carreras de carros y otros eventos deportivos y de entretenimiento. Era un centro importante de la vida social y cultural romana y acogía competiciones en las que los equipos de carros representaban diferentes facciones políticas o deportivas.

Hoy en día, el Circo Máximo es un sitio arqueológico en gran parte en ruinas, pero todavía es impresionante de visitar. La explanada donde se encontraba el circo se utiliza para eventos públicos y conciertos en la actualidad. Lo bueno es que recientemente han cambiado la propuesta turística y han creado una experiencia de realidad virtual para que te sientas como si estuvieses en la Antigua Roma. Cuesta 12€ y puedes comprarlo allí mismo. ¡A mi me gustó mucho!

19. Las Catacumbas de San Calixto, algo que ver en Roma si vas más de 4 días

Las Catacumbas de San Calixto (Catacombe di San Callisto) son uno de los complejos de catacumbas más grandes y famosos de Roma, Italia. Se encuentran a lo largo de la Via Appia Antica y datan del siglo II d.C. hasta el siglo IV d.C. Estas catacumbas son conocidas por ser un importante lugar de enterramiento para los cristianos primitivos y contienen las tumbas de numerosos mártires y papas de la Iglesia católica.

Las Catacumbas de San Calixto son un testimonio histórico de la antigua comunidad cristiana de Roma y se consideran uno de los lugares más sagrados del cristianismo. Durante siglos, se utilizaron como lugar de culto y refugio para los cristianos perseguidos.

Los visitantes pueden recorrer las estrechas galerías subterráneas de las catacumbas y ver las antiguas inscripciones y pinturas murales que representan escenas bíblicas y cristianas. El complejo también alberga la Capilla de los Papas, donde se celebraban servicios religiosos en la antigüedad.

Las catacumbas siempre se visitan con guía.

20. La Vía Apia

La Vía Apia, en italiano conocida como «Via Appia Antica», es una antigua carretera romana que conectaba Roma con la ciudad de Apulia, en el sureste de Italia. Fue construida en el año 312 a.C. por el censor Apio Claudio, de ahí su nombre. La Vía Apia es una de las carreteras más famosas y antiguas del Imperio Romano.

Esta vía desempeñó un papel importante en la expansión y la logística del Imperio Romano, permitiendo el movimiento de tropas y el comercio hacia el sur de Italia. A lo largo de la Vía Apia, se pueden encontrar numerosos monumentos, tumbas y estructuras antiguas, como las Catacumbas de San Calixto, la Basílica de San Sebastián y el Mausoleo de Cecilia Metella.

Hoy en día, la Vía Apia es una atracción turística importante y un lugar encantador para dar un paseo o andar en bicicleta.

Más lugares que ver en Roma

21. Bocca della Verità

Esta antigua escultura de mármol representa un rostro humano con una boca abierta y esculpida en un disco circular de mármol. La escultura se encuentra en la Iglesia de Santa María in Cosmedin, que data del siglo VIII, y se cree que originalmente era una tapa de alcantarilla o una fuente en la antigua Roma.

La leyenda asociada con la Bocca della Verità es que si alguien mete la mano en su boca y dice una mentira, la estatua cerrará sus mandíbulas, atrapando la mano del mentiroso. Esta creencia ha llevado a que muchas personas visiten la Bocca della Verità y participen en este juego para poner a prueba su sinceridad.

Acceder a la zona donde está la Bocca della Verità es gratis. Pero personalmente la he dejado en un plano más secundario en esta lista de lugares que ver en Roma porque las colas que se forman simplemente para hacerse una foto no sé si merecen la pena, la verdad. Eso sí, si vas a primera hora o última, no tendrás que esperar demasiado para hacer una foto.

22. El Puente Umberto I

Y especialmente el atardecer desde ese puente. Una vez un chico me preguntó que dónde le recomendaría pedirle a su pareja que se casara con él y le recomendé este puente al atardecer. Es uno de los mejores lugares desde los que disfrutar del atardecer en Roma y un lugar muy romántico.

Qué hacer en Roma: atardecer
Atardecer desde el Puente Umberto I

23. El Jardín de los Naranjos

El Jardín de los Naranjos (Giardino degli Aranci en italiano) es un encantador parque situado en la colina del Aventino en Roma, Italia. Este jardín es conocido por sus naranjos, que proporcionan un agradable aroma cítrico durante la temporada de floración y frutos maduros en el verano. Además de los naranjos, el jardín ofrece vistas espectaculares de la ciudad de Roma, con la cúpula de la Basílica de San Pedro en el Vaticano destacando en el horizonte.

En el centro del Jardín de los Naranjos se encuentra la Iglesia de Santa Sabina, una antigua iglesia romana que data del siglo V. Este lugar es un refugio tranquilo lejos del bullicio de la ciudad y es un lugar popular para los locales y turistas que desean disfrutar de las vistas panorámicas de Roma y relajarse en un entorno verde y sereno.

24. La cerradura más famosa que ver en Roma

Justo al lado del Jardín de los Naranjos se encuentra la cerradura más famosa de Roma. En google maps se encuentra como ‘bucco della serratura di Roma’.

Esta cerradura es famosa por la vista panorámica única que ofrece a través de una cerradura en una puerta de hierro en una pared en la sede de la Orden de los Caballeros de Malta. Cuando miras por el agujero de la cerradura, puedes ver una vista perfectamente alineada de la Basílica de San Pedro en el Vaticano en el centro, rodeada por un pasillo de árboles que enmarca la cúpula de la basílica.

Cosas que hacer en Roma: visitar la cerradura más famosa
La cerradura más famosa de Roma

25. Terraza de Gianicolo

La Terraza del Gianicolo es uno de los mejores miradores de Roma. Se encuentra en la colina del Gianicolo, también conocida como Janículo, que ofrece vistas panorámicas espectaculares de la ciudad de Roma.

Desde la Terraza del Gianicolo, los visitantes pueden disfrutar de una vista impresionante de los principales puntos de interés de la ciudad, como el Vaticano, el río Tíber, el Panteón, el Coliseo y muchos otros monumentos emblemáticos. Es un lugar ideal para observar la puesta de sol sobre la Ciudad Eterna.

26. El Teatro di Marcello y el Pórtico de Ottavia

El Teatro Marcello es un antiguo teatro romano que fue construido durante el reinado del emperador Augusto en el siglo I a.C. y se cree que fue diseñado por el arquitecto Marco Vipsanio Agripa, quien también contribuyó a la construcción del Panteón. El teatro lleva el nombre de Marco Marcelo, sobrino del emperador Augusto.

El Teatro Marcello tenía una capacidad para albergar a unas 15,000 personas y fue utilizado para representaciones teatrales y eventos musicales en la antigua Roma. Era uno de los teatros más grandes de su época y una parte importante de la vida cultural de la ciudad.

El Pórtico de Octavia fue construido en el siglo II a.C. bajo las órdenes de Augusto en honor a su hermana, Octavia Minor, y se cree que fue diseñado por el arquitecto Marco Vipsanio Agripa.

El Pórtico de Octavia originalmente consistía en dos pórticos rectangulares con columnas dóricas y corintias que rodeaban un área central que albergaba dos templos, uno dedicado a Júpiter Estatóter y otro a Juno Regina. La estructura era utilizada como una especie de mercado y centro de actividades culturales (una biblioteca probablemente).

➡️ VÍDEO: Visitamos el Teatro Marcello y el Pórtico de Ottavia

27. La Fontana di Trevi alternativa

La Fontana di Trevi alternativa es, en realidad, la Fontana dell’Acqua Paola, una impresionante fuente barroca ubicada en la colina del Gianicolo. Fue construida en el siglo XVII durante el papado de Urbano VIII y es conocida por su espectacular diseño, su gran tamaño y por parecerse un poco a la Fontana di Trevi. Está construida con mármol y presenta una serie de arcos y esculturas, incluyendo figuras alegóricas que representan los ríos Tíber y Aniene. La fuente se abastece de un antiguo acueducto llamado «Aqua Traiana», que fue restaurado y renovado para suministrar agua a esta fuente.

La Fontana dell'Acqua Paola en el Trastevere
La Fontana dell’Acqua Paola en el Trastevere

28. El Templo de Adriano

Hablando de estructuras un poco más alternativas y menos turísticas, esta está en el centro de Roma y a mi me parece increíble. El templo fue construido en honor al emperador romano Adriano y su difunta esposa Sabina en el año 145 d.C. por su sucesor y adoptivo Antonino Pío. Hoy en día apenas queda la estructura en pie con una impresionante columnata y, a sus pies, un foso que nos demuestra lo baja que era la ciudad en la época de la Antigua Roma.

29. La Galería Spada

La Galería Spada es un museo que alberga una destacada colección de arte y antigüedades. Se encuentra en el Palazzo Spada, un hermoso palacio del siglo XVI construido para el cardenal Bernardino Spada.

La Galería Spada es conocida principalmente por su impresionante patio barroco diseñado por Francesco Borromini, un destacado arquitecto de la época barroca. El patio es famoso por su efecto de perspectiva forzada, que crea la ilusión de ser mucho más largo de lo que realmente es. En el extremo del patio se encuentra una estatua de Pompeyo, que parece estar a gran distancia, pero en realidad es de tamaño real.

30. La Piazza del Popolo, otro lugar que ver en Roma sí o sí

La Piazza del Popolo, que significa «Plaza del Pueblo» en italiano, es una de las plazas más grandes y conocidas de Roma.

La plaza ha sido un punto de referencia importante desde la antigüedad. En su centro se encuentra un obelisco egipcio de más de 3,000 años de antigüedad, conocido como el «Obelisco Flaminio», que originalmente estaba en el Circo Máximo. A ambos lados de la plaza se encuentran dos iglesias gemelas, la Iglesia de Santa María del Popolo y la Iglesia de Santa María in Montesanto, que complementan la simetría de la plaza.

Mapa de los 30 lugares imprescindibles que ver en Roma


Y por último, aunque me salgo ya de la lista, una de las cosas imprescindibles que hacer en Roma es comer. Comer mucho, probar restaurantes y descubrir las mejores heladerías de Roma.  

Las mejores heladerías de Roma: Giolitti
Riquísimo el helado de Giolitti

Más información sobre qué ver en Roma

¿Te has quedado con alguna duda?¡Pregúntame!
memoji de carla saludando

¡Hola! Soy BeCarIA, la versión virtual de Carla y te quiero ayudar a preparar tu próximo viaje. Con mis respuestas puedes ahorrar tiempo preparando tu viaje, te puedo ofrecer consejos personalizados y ayudarte también a tomar las mejores decisiones a la hora de contratar cualquier servicio.

descuentos lamaletadecarla.com
Autor

3 Comentarios

  1. Gracias, Carla. Viajo este verano a Roma con mi bebé de ahora 19 meses y tu página me ha resultado muy inspiradora y me ha animado a comprar los billetes! Un saludo.

Escribir un comentario

CERRAR MENÚ