Viajar con un bebé en avión puede ser un reto para muchos y muchas. Así que en este artículo te comparto nuestra experiencia en el primer año de vida de nuestra hija Lucía. Te cuento consejos y trucos que hemos aplicado, cómo entretener a un bebé y, en definitiva, cómo hacer que la experiencia sea lo más placentera y disfrutona posible.

A tener en cuenta antes de leer el artículo

  • En este artículo voy a compartir nuestra experiencia. Esto no es la verdad absoluta.
  • Cada bebé es un mundo y cada familia lo hace a su manera.
  • Este artículo está escrito en base a nuestra experiencia en el primer año de vida con nuestra hija Lucía. Con ella hemos hecho muchos viajes largos en coche (tenemos familia en diferentes puntos de España), viajes cortos en avión por Europa y un viaje largo en avión a México.

Los viajes de Lucía en su primer año de vida

Estos son los viajes que hemos hecho con ella:

  • Hicimos una primera escapada familiar a Girona y Cadaqués (a una hora y media aproximadamente de casa).
  • A los tres meses nos cruzamos la península tres veces: Barcelona – Sevilla, Sevilla – Asturias, Asturias – Barcelona.
  • Con 5 meses viajamos en AVE por primera vez. Un trayecto de 5 horas.
  • Con 6 meses, viajamos a Alemania. Hicimos ida y vuelta en avión, trayectos en coche y en tren.
  • Con 10 meses volamos a México y allí ha probado todo tipo de transportes también. La vuelta la ha hecho ya con un año. Y los vuelos con esta edad han sido el mayor reto a nivel de entretenimiento, de sueño y de jetlag y de donde hemos sacado la mayoría de consejos para este artículo.
Yo con Lucía en brazos. De fondo, el ayuntamiento de Marienplatz y muchas personas.
En Marienplatz, el centro del casco histórico de Munich. El primer viaje internacional de Lucía

Cómo comprar el billete de avión

Esto puede parecer una obviedad pero es el primer paso para organizar un viaje con bebé en avión. Hasta los dos años, los bebés no pagan billete de avión pero sí que pagan tasas. En algunas aerolíneas, esta tasa es fija (por ejemplo Ryanair siempre cobra 25€) y en otras es variable. Que no paguen billete quiere decir que no tienen derecho a un asiento.

Cada aerolínea tiene su política de equipaje, que deberás consultar para saber lo que te incluye a bordo como equipaje de mano o facturado de forma gratuita. Mi experiencia me dice que con las familias son muy flexibles, lo cual es de agradecer.

Normalmente, las aerolíneas te permiten subir a bordo de forma gratuita una bolsa para el bebé y el carrito. Si es un carrito plegable que quepa en los compartimentos superiores (como el Yoyo Babyzen) puedes subirlo al avión. Si no, lo dejas en el finger justo en la puerta de entrada al avión y te lo devolverán en el mismo sitio o en la cinta de recogida de equipaje.

Pero por ejemplo hay aerolíneas que te permiten facturar una silla de coche gratis también, lo cual es ideal si vas a hacer algún roadtrip en destino y te quieres ahorrar el alquiler de la silla de coche.

Sigue leyendo: Consejos para viajar con un bebé en coche

 

Nuestro equipaje para un viaje largo
Nuestro equipaje para un viaje largo

A la hora de hacer la maleta

En este sentido nosotros siempre tenemos un lema: menos es más. Viajamos con poco, con lo necesario sin ‘por si acasos’. Y si en el viaje surge alguna necesidad, podemos comprar lo que sea. Aunque no suele pasar.

Viajando con nuestra hija la tendencia siempre es a meter más cosas de las necesarias. Eso, en vez de ampliar nuestro equipaje lo que ha hecho es que viajamos con las mismas mochilas pero llevamos menos ropa para nosotros.

Este es el equipaje que hemos utilizado en los viajes en avión con nuestra hija en su primer año de vida:

  • Una mochila grande (40L) para Adrián con su ropa y material de tecnología.
  • Otra mochila grande (40L) para mi ropa, la ropa de Lucía y mi ordenador.
  • Una mochila pequeña (30L, de colegio) para pañales y todo lo que necesitamos a mano en el vuelo.
  • La mochila más pequeña (20L) plegable que va dentro de alguna de las mochilas. La tenemos disponible siempre para excursiones o por si necesitamos una mochila extra para algo que hayamos comprado sobre la marcha durante el viaje, como por ejemplo algo de comida.
  • Cochecito y mochila de porteo

Todo esto (excepto el cochecito, que suele viajar en bodega) siempre viaja con nosotros a bordo del avión. No hemos echado nunca nada de menos.

consejos para viajar con un bebé en avión
Nuestro equipaje a bordo del avión, esta vez con el cochecito

Antes de subir al avión

Estas son cosas que hemos puesto en práctica antes de subir al avión y que nos han funcionado muy bien, especialmente antes de viajes largos:

  1. Hay aeropuertos que tienen un control de seguridad a parte para familias, personas con algún tipo de discapacidad, etc. Es el caso del aeropuerto de Barcelona, por ejemplo. Con esto te ahorras colas y aglomeraciones que, con un bebé, siempre es un plus.
  2. Deja que tu bebé gatee, camine, juegue, se canse. Así es probable que coja la siguiente siesta con más ganas.
  3. Cámbiale el pañal antes de subir, un pañal menos que tendrás que cambiar en los baños estrechos del avión.
  4. A la hora de abordar el avión recuerda que tienes prioridad para hacerlo. Hay aerolíneas que limitan la prioridad a familias con infantes menores de 2 años y otras que ofrecen prioridad a todas las familias con niños. Al ser de los primeros en embarcar, hay más espacio, puedes colocar tus cosas con más tiempo.
la mejor mochila para viajar
¡Listos para viajar!

Consejos para viajar con un bebé en avión

Ahora sí, llegó la hora de la verdad. Ya estás dentro del avión, ¿y ahora qué? Esto es lo que a nosotros nos funciona:

  1. Uno de los mejores consejos para viajar con un bebé en avión que te puedo dar es que le des de comer o le pongas el chupete al despegar y aterrizar. La succión ayuda con el dolor de oidos. No queremos que le duela algo, y mucho menos en un avión.
  2. Si se trata de un vuelo largo, al subir al avión, pídele a la azafata que si han quedado asientos libres, os recoloque para tener más espacio. Es cierto que puedes pagar por tener los asientos que quieras a la hora de hacer el check in, pero hay precios que son verdaderamente abusivos. Si el avión va lleno, tendrás que aguantarte con lo que te ha tocado, pero si hay alguna fila vacía y la tripulación es maja, seguro que no tienen problema en recolocaros. Al final, no se trata únicamente de vuestra comodidad como familia, si no de la comodidad también de los que están alrededor. Tener menos espacio hace que los bebés se puedan sentir un poco atrapados y estén más inquietos de lo habitual. 
  3.  Ten a mano una mochila con todo lo necesario: entretrenimiento, comida, una mantita, pañales, etc.
  4.  Debes saber que en un avión hay baños con cambiadores. Lleva contigo un cambiador portátil de tela para utilizarlo encima de la tabla del cambiador para que sea un poco más higiénico.
  5. Si tu bebé ya se alimenta de sólidos, lleva snacks saludables para que coma. Los snacks son también un entretenimiento maravilloso.
  6. Ofrécele juguetes, cuentos o actividades que no tenga muy vistos o nuevos para que le llamen la atención y esté entretenido más rato.
  7. Deja que se entretenga con otros pasajeros. A veces os sentarán junto a otras familias y es el momento ideal para hacer amigos nuevos.
  8. Lleva contigo una mochila de porteo por si se pone nervioso o no consigue conciliar el sueño. Un paseo arriba y abajo por el pasillo del avión y caerá rendido más facilmente. Este es uno de los mejores consejos para viajar con un bebé en avión, especialmente si es un bebé al que le cueste más dormirse cuando hay estímulos alrededor como es el caso de Lucía en algunas ocasiones. 
  9. Explora el avión, hay estímulos interesantes por todas partes. Es cierto que con la pandemia han limitado un poco el movimiento de los pasajeros en el avión, pero esto está volviendo a la normalidad y la tripulación suele entender que un bebé no puede estar quieto en el mismo sitio durante 10 horas seguidas. Para nosotros es esencial que Lucía se mueva un poco y queme algo de energía si queremos que luego descanse y duerma sus siestas. 
  10. Aprovecha el entretenimiento de la pantalla del avión o lleva un ipad con algunos recursos interesantes o películas que sepas que le gustan. Nosotros limitamos el uso de pantallas pero entendemos que este es un caso puntual y no nos importa que las use un rato para ver alguna película. 
Lucía comiendo trozos de tortitas de plátano y avena
Una de las mejores formas de entretener a un bebé en un avión es con snacks saludables
consejos para viajar con un bebé en avión
En un avión hay mucho por explorar
Selfie con Lucía en la mochila de porteo. Detrás, un avión.
La mochila de porteo es nuestra mejor aliada en los viajes

Espero que estos consejos para viajar con un bebé en un avión te sean útiles y puedas ponerlos en práctica pronto. Si tienes otros recursos, déjalos en un comentario. Seguro que otras familias pueden aprovecharlos o nosotros mismos en un futuro viaje.

 

Más sobre nuestros viajes en familia

Autor

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está aceptando nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies