Probablemente te estés preguntando si es posible ir un fin de semana a Barcelona y conocerla. No te voy a engañar: Barcelona es enorme y conocerla en un fin de semana es complicado. Pero si tienes ganas de caminar, te proponemos un itinerario de dos días para patear la ciudad. Así te podrás llevar el concepto global y también te llevarás las ganas de volver para conocerla a fondo.

Un fin de semana en Barcelona: día 1

Plaza España y el MNAC

Este será el punto de partida de un fin de semana intenso. La Plaza de España se construyó durante la Exposición Internacional de 1929 y es la segunda plaza más grande del país, por detrás de la Plaza de España de Madrid.
En la Plaza de España de Barcelona encontráis, a un lado, el Centro Comercial Arenas, que antiguamente era una plaza de toros. Desde su terraza tenéis unas vistas 360º de la ciudad. 
un fin de semana en Barcelona: Arenas de Barcelona
Arenas de Barcelona, en la Plaza España
Al otro lado tenemos las torres venecianas, también construidas en la misma época que la plaza y si continuamos y llegamos a Montjuïc. Esta montaña suele salirse de las rutas tradicionales por Barcelona, sobretodo si solo contamos con dos días, pero es uno de mis lugares favoritos de la ciudad y las vistas son increíbles.
Desde el MNAC, el Museo Nacional de Arte de Cataluña hay unas vistas excelentes de la Barcelona. Con la entrada se incluye una visita al mirador con aún mejores vistas de Barcelona.
un fin de semana en Barcelona
Panorámica de Barcelona desde las terrazas del MNAC
un fin de semana en Barcelona: el MNAC
El MNAC, el Museo Nacional de Arte de Cataluña

Sagrada Familia

Para llegar a la Sagrada Familia puedes coger el metro L1 en Plaza España hasta Glòries y desde ahí caminar. Otra opción es: L1 Plaza España – Universidad, cambiar a L2 Universidad – Sagrada Familia.
La pregunta del millón: ¿entrar o no entrar? Mi respuesta es SÍ. ¡Entra sin dudas! Para ello, no te pierdas estos consejos para visitar la Sagrada Familia. 
consejos para visitar la Sagrada Familia
Sagrada Familia

Parque Güell

Para llegar al Parque Güell tendrás que coger la Línea 3, que te dejará os en las paradas de Lesseps o Vallcarca y tendrás que caminar un poco.
El Parque Güell empezó a construirse a principios del siglo XX y fue un encargo de Eusebi Güell a Antoni Gaudí. El proyecto se formuló como una urbanización para familias adineradas en una finca en la zona de la ‘Montaña Pelada’. Pero a falta de compradores, las obras finalizaron en 1914. Con la muerte del propietario en 1918, sus herederos lo ofrecieron al Ayuntamiento y en 1926 se reabrió como parque municipal. 
Para visitar el Parque Güell recomiendo hacer una visita guiada. Porque como ahora hay que pagar igualmente, mejor pagar y verlo bien.
un fin de semana en Barcelona: el Parque Güell
Las vistas desde el Parque Güell

Paseo de Gracia

Prepárate para callejear en dirección al mar. Pasea por el barrio de Gracia hasta que aterrices en Paseo de Gracia y disfruta. Disfruta de los edificios bonitos que te vas a encontrar y enamórate de la Casa Milà (La Pedrera), la Casa Batlló y la Casa Amatller. Las mires por donde las mires, son espectaculares.
En este caso, mi recomendación personal es que escojas entre una de las dos. Al ir un fin de semana a Barcelona, ver las dos me parece complicado. La Casa Amatller es uno de los planes originales que hacer en Barcelona, pero puedes guardártela para una segunda visita a Barcelona.
La Pedrera de noche
La Pedrera de noche
El barrio de Gracia es una mezcla perfecta entre tradición y modernidad. Y es que en esta zona conviven barceloneses de toda la vida con gente joven que ha visto en este barrio esa mezcla tan interesante que os decía. Hogar de artistas, de galerías repletas de arte, de cafés y terrazas, de restaurantes internacionales pero también de los de toda la vida.
  • ¿No sabes dónde comer en Barcelona? No te pierdas nuestras recomendaciones
  • ¿Quieres saber la mejor forma de moverte por Barcelona en dos días? Tienes dos opciones:
    • Comprarte la T-10 de 1 zona, una tarjeta de transporte que puede usar más de una persona. Son 10 viajes que puedes utilizar en la red de transportes metropolitanos de Barcelona (metro, autobús, tren, etc.)
    • Comprarte la tarjeta Hola BCN. Esta tarjeta es unipersonal y tiene viajes ilimitados. Puedes escogerla según el número de días que vayas a estar en Barcelona.

Un fin de semana en Barcelona: día 2

Plaza Cataluña

El segundo día conociendo Barcelona empieza en la Plaza Cataluña. Esta plaza es punto de encuentro, lugar de protesta y casa de miles y miles de palomas. Las palomas han encontrado en el centro de la plaza el lugar perfecto para campar a sus anchas mientras que la gente las alimenta.

La Plaza Cataluña originalmente era una explanada a las afueras de la muralla de Barcelona, pero cuando ésta se destruyó para empezar a construir el ensanche, este espacio se convirtió en nexo de unión entre la zona más antigua de Barcelona y la nueva. Y con el tiempo, se decidió ubicar aquí la plaza que representaría el ‘centro’ de la ciudad condal.

La Catedral de Barcelona

Caminaremos hasta encontrarnos con ella, majestuosa y esbelta. La Catedral de Barcelona es una de las joyas del barrio gótico que se construyó entre los siglos XIII y XV sobre la antigua catedral románica.
Su interior es espectacular y, una vez más, queda a elección del viajero entrar o no, dependiendo del tiempo.
Los horarios y precios puedes encontrarlos aquí.

Las Ramblas y el Mirador a Colón

Seguimos nuestra ruta por Las Ramblas, lugar emblemático donde los haya. Este paseo une la Plaza Cataluña con el antiguo puerto de la ciudad. Al final nos encontramos con la estatua de Colón.
En las Ramblas puedes hacer una parada en dos lugares míticos:
  • La Boquería: este mercado se ha convertido en uno de los lugares más turísticos de Barcelona. Es uno de los mercados de abastos más grandes de la ciudad. Tiene productos tanto locales como internacionales, así que encontrarás prácticamente de todo.
  • El Gran Teatro del Liceo: este es uno de los teatros más importantes del mundo y el teatro en activo más antiguo de Barcelona. Muy prestigioso especialmente gracias a las óperas que se representan. Yo fui a ver una obra de ópera y es espectacular, pero si no hay nada en la programación que te guste, siempre puedes visitarlo por tu cuenta.
Si hay algo que me parece imprescindible es subir al mirador de Colón. Es uno de mis favoritos en Barcelona y las vistas de la Rambla y el puerto son las mejores.

La Barceloneta

La Barceloneta es un barrio marinero que se construyó en el siglo XVIII para reubicar a las personas que perdieron sus viviendas tras demolerlas por orden de Felipe V para construir la Ciudadela. Desde aquí accedemos a las playas de la ciudad. Para mi gusto, no son las mejores de la costa catalana, pero para un paseo frente al mar son ideales.

Puerto Olímpico

Recorrer todo el paseo marítimo hasta llegar al puerto olímpico es de mis trayectos favoritos por la ciudad. El puerto olímpico es un puerto deportivo que se construyó un año antes de los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992. Además de ser un puerto muy reconocido, hoy en día también es zona de ocio: de día, en sus magníficos restaurantes, y de noche, por los locales de fiesta. 

Se encuentra frente a la Villa Olímpica, una zona que se reformó para ser residencia de los deportistas que vinieron a la ciudad con motivo de los Juegos Olímpicos.

Y la única forma de terminar un fin de semana frente al mar es hacerlo con un mojito en mano, para decirle a Barcelona ‘hasta luego’ con una sonrisa en la cara.
Como ves, esta es mi propuesta para pasar un fin de semana en Barcelona. Hay mil y una combinaciones, pero estos son mis lugares favoritos.

¿Viajas más días a Barcelona? ¡Esto te interesa!

Autor

1 Comentario

Escribe un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está aceptando nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies