Nueva York con niños puede sonar como un reto. Al menos eso pensaba yo cuando planeamos viajar con nuestra hija de 19 meses a la ciudad que nunca duerme. Me asaltaron todos los miedos y las dudas que le podrían asaltar a cualquier madre: ¿será accesible el metro? ¿cómo haremos con las largas distancias? ¿y si quiere ir caminando todo el rato por esas grandes avenidas? ¿habrá planes para que ella disfrute también?

Pues para la última pregunta te traigo 10 planes para que tu viaje a Nueva York con niños lo disfrutéis todos los miembros de la familia. Porque para mi la clave del éxito de un viaje en familia es atender las necesidades de todos los integrantes de esa familia, así que si los peques se sienten a gusto y tienen ratos de disfrute, todo suele ir más rodado.

Como te he comentado, nosotros viajamos con nuestra hija Lucía, que en ese momento tenía 19 meses, pero muchos de los planes que te propongo aquí se pueden hacer con hijos de edades muy variadas.

Algunos consejos previos para viajar a Nueva York con niños

Te cuento aquí algunas cositas que hemos aprendido en estos 15 días viajando con Lucía por Nueva York:

  • Nueva York está llenita de zonas verdes y parques. Si tus hijos son amantes de los parques, podréis ir haciendo paradas para que estiren las piernas o simplemente suelten algo de energía.
  • La accesibilidad en el metro es un problema: si viajas solo/a con algún hijo en cochecito, tendrás que pedir ayuda porque a veces, o no hay ascensor, o está estropeado. Nosotros nos apañamos bien porque íbamos los dos y no tenemos problemas físicos de salud que nos impidan cargar con el cochecito o subir escaleras, pero no es el transporte más accesible del mundo, no.
  • Los niños no pagan en la mayoría de atracciones hasta los 6 años. Y hasta los 12 suelen tener tarifas reducidas. Lucía, por ejemplo, no pagó ni siquiera en la Experiencia Encanto porque era menor de 2 años.
  • No siempre hay cambiadores en los baños, especialmente en restaurantes. Simplemente tenlo en cuenta. En centros comerciales y grandes superficies sí suele haber y están en muy buenas condiciones.
  • Tronas hay en todos los restaurantes y además son especialmente amables con los peques.
  • Encontrarás pañales, leche de fórmula y potitos en todos los supermercados. Simplemente ten en cuenta que en las ‘pharmacies’ tipo CVS o Walgreens, los paquetes de pañales suelen ser más pequeños y el precio por pañal es más alto. Y hay menos selección de comida para bebés. Así que mi recomendación es que vayas a Target, que tiene una selección más amplia de productos para bebés.
  • Para snacks saludables, a mi personalmente me gusta Whole Foods y Trader Joe’s.
  • El agua del grifo en Nueva York es potable, así que si tienes que preparar biberones o darle de beber a tu hijx, no tienes por qué comprar botellas o garrafas de agua.
  • Lleva siempre un seguro de viajes que os cubra ante cualquier problema. Nosotros viajamos con el Iati Familia y nos ahorramos unos 800€ en una visita del médico por una otitis. Cuando nos enteramos de lo que nos podría haber costado, el alivio fue monumental.

Nueva York con niños: 10 planes

1. Turismo de parques

Nueva York tiene prácticamente un parque infantil en cada esquina. La verdad es que las áreas de ocio para peques abundan y encima están muy bien cuidadas. Tienen espacios para niños y niñas de todas las edades. Y suelen ser parques grandes, con estructuras muy diferentes, con areneros, zonas separadas para columpios (imagino que para evitar accidentes) y todos suelen tener mesas de picnic y no es raro ver a familias organizando cumpleaños en los parques.

Lucía disfrutó muchísimo de los parques en Nueva York, y he hecho una lista en base a los que creo que disfrutó más:

  • McCarren Park: este parque separa de forma natural el barrio de Greenpoint del de Williamsburg. Es un parque enorme con zonas verdes para diferentes propósitos. En una esquina hay un parque infantil enorme y nosotros, como teníamos el apartamento al lado, íbamos casi a diario.
  • Washington Market Park: un parque enorme en el que suele haber siempre muchos niños de todas las edades. Está al lado de una heladería Van Leeuwen, así que parque y helado me parece la combinación perfecta.
  • Columbus Park en Chinatown es otro de los parques más chulos que hemos visitado en Nueva York. Además, el ambiente siempre es muy curioso: personas de rasgos asiáticos haciendo clases de algún arte marcial o ejercicio físico, señores jugando al ajedrez o a las damas, etc.
  • DeSalvio Playground: este parque es uno de los más pequeños en los que hemos estado en la ciudad, pero para una parada para soltar energía está bien y el parque está nuevísimo (es de 2019). En mi opinión tiene un problema: en un espacio tan pequeño conviven el parque y la cancha de baloncesto y hay riesgo de llevarse un balonazo.
  • Mercer Playground: es un parque infantil ‘privado’ porque teóricamente solo tienen acceso vecinos que pagan una cuota mensual. Nosotros no lo sabíamos y nos enteramos una vez dentro porque nos dejaron pasar. Lo guay de este parque es que está lleno de juguetes que los niños pueden coger libremente: patinetes, bicicletas, correpasillos, etc. y tiene un arenero gigante.
  • Heckscher playground: este se encuentra en Central Park y es simplemente increíble. Lucía disfrutó tanto que fuimos varias veces. Además, está junto a unos baños públicos y cerca de las salidas del sur del parque. Es ideal.
  • Domino Park: aunque este parque no lo recomiendo para niños más pequeños, creo que es todo un acierto para niños de 5 años en adelante.
  • Main St. Playground: este parque está justo detrás de Pebble Beach, uno de mis sitios favoritos para ver el atardecer en DUMBO. Así que si estáis viendo el atardecer y vuestros hijos pasan de ese momento tan romántico y quieren jugar, lo tenéis ahí mismo.

Estos son nuestros favoritos, pero si buscas ‘playground’ o ‘parque infantil’ en google te saldrán todas las opciones que hay en Nueva York. Nosotros lo que hacíamos era ir un rato por la mañana y otro por la tarde durante una horita aproximadamente para que Lucía pudiese soltar energía y luego hacer otras visitas durante su siesta o cuando estuviese más relajada.

2. Museo de Historia Natural, un planazo en Nueva York con niños

El Museo de Historia Natural es un PLANAZO en Nueva York con niños. Además siento que es ideal para una franja muy amplia de edad porque Lucía, con su año y medio, disfrutó de ver los dioramas de animales. Pero también hay esqueletos de dinosaurios, por su vuestros hijos están en esa fase. Hay zonas más dedicadas a la ciencia, al espacio, proyecciones sobre temas muy diversos, etc. Y yo, como adulta, he disfrutado mucho las dos veces que he ido.

Además de eso, una cosa que me gusta mucho de este museo es que está muy pensado para niños en el sentido de que está normalizado que haya niños correteando, grupos escolares, etc.

Lucía observando un diorama de osos
Museo de Historia Natural

3. Tienda de Harry Potter

La tienda de Harry Potter está pensada para pequeños y mayores, eso está claro. A todos los amantes de la historia del mago les va a encantar porque encima la tienda está súper bien tematizada.

Nueva York con niños: la tienda de Harry Potter
La tienda de Harry Potter

4. Experiencia Encanto

En Nueva York siempre están pasando cosas, es una ciudad muy activa. Y muchos de esos planes van enfocados a los más pequeños. En nuestro último viaje a Nueva York incluimos la Experiencia Encanto x Camp. Se trata de una experiencia inmersiva en la que te adentras en algunos escenarios de la película Encanto de Disney guiados por actores que cantan y representan algunos momentos de la película.

Cuando tú vayas quizá esta experiencia ya no este disponible pero haya otra. Puedes echarle un vistazo a la web aquí.

Nueva York con niños: experiencia encanto
La experiencia Encanto

5. Mirador SUMMIT

De todos los miradores que hay en Nueva York, este es mi favorito para ir con niños. Porque más que un mirador, el SUMMIT es una experiencia inmersiva con varias salas interactivas: una con espejos, otra con globos, un ascensor transparente y todo eso con las mejores vistas de Manhattan. Nosotros disfrutamos, pero creo que fue de las mejores cosas que hicimos con Lucía en el viaje.

El Mirador SUMMIT es el único que no está incluido en ninguna tarjeta turística. Aquí puedes comprar tu entrada con antelación y en español (¡y los menores de 6 años no pagan!).

Summit One Vanderbilt
Summit One Vanderbilt

6. Trick or Treat

Si viajas a Nueva York en Halloween tienes que ir ‘trick or treating’ con tus hijos. ¡Es un planazo! Los niños se lo pasan genial disfrazándose y pasando por todas las casas en busca de caramelos y dulces. Y hay gente que realmente se curra muchísimo las decoraciones de sus casas, con lo que también disfrutan mucho los adultos.

Para nosotros ha sido un planazo en Nueva York con niños, la verdad.

Decoraciones de Halloween en Nueva York
Alucinados con las decoraciones en Halloween en la ciudad de Nueva York

7. La librería Strand

Es una librería gigante con opciones para toda la familia. En el caso de los más pequeños de la casa, hay una zona con una mesa y unas sillas para leer un rato y puede ser un buen plan para descansar, refugiarse de la lluvia o el frío y quizá comprar algún libro con temática de Nueva York.

Esta librería, además, es una de mis favoritas en lo que a souvenirs de la ciudad se refiere. No es que tengan una gran selección pero sí tienen productos un poco más seleccionados, muchos enfocados a la lectura.

8. Ir en barco a la Estatua de la Libertad, un plan TOP en Nueva York con niños

Ir en barco puede ser ya una experiencia en si misma y podéis coger el ferry gratuito a Staten Island. Pero si, como yo, tenéis la tarjeta turística Go City y lo tenéis incluido, creo que ir hasta la Isla de la Libertad merece mucho la pena. Y si tus hijos son un poco más mayores, quizá podéis subir juntos a la corona de la estatua de la libertad. Cuento cómo hacerlo aquí.

Lucía admirando la Estatua de la Libertad
La Estatua de la Libertad en Liberty Island

9. Flipar en Times Square

Times Square es una parada obligatoria en cualquier viaje a Nueva York. Y a la hora de viajar a Nueva York con niños no iba a ser menos. No solamente les fliparán la cantidad de pantallas con publicidad que hay a lo largo y ancho de la plaza y las calles colindantes, si no que además hay un montón de tiendas temáticas que merecen mucho la pena: la Disney Store, la tienda de M&M’s, la de Hershey’s, la tienda de Krispy Kreme, etc. Aunque no seas fan de ninguno de estos productos, las tiendas son tan chulas por dentro que merece la pena entrar a verlas.

Times Square, imprescindible en un itinerario de 10 días en Nueva York
Disfrutando de Times Square en familia

10. Tocar el piano gigante de la juguetería FAO Schwartz

Este es otro planazo para hacer en Nueva York con niños. La juguetería tiene un piano gigante como el de la película ‘Big’ y, si no hay mucha gente, puedes estar allí un rato jugando. En nuestro caso, lo disfrutamos muchísimo los tres y fue divertidísimo ver a Lucía dar pasitos sobre el piano.

Para ello te hacen descalzarte y, si no tienes calcetines, te regalan unos.

Además de esta juguetería, te animo a que vayas a todas las jugueterías que hay porque suelen tener zonas de juego: la tienda de LEGO, la Disney Store, Toys’r’us, etc. A nosotros nos permitían dejar a Lucía jugando un rato y luego estaba muy relajada para seguir con las visitas turísticas que nos interesaban más a nosotros.

Como ves, la clave está en el equilibrio, ¿hay algún plan que hayas disfrutado mucho con tus hijos en Nueva York y lo quieras compartir por aquí? ¡Te leemos!

Más información sobre Nueva York

Autor

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está aceptando nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies