Si vas de viaje a Portugal seguro que planeas una parada en Lisboa. Pues muy cerquita se encuentra Cascais, un pueblo costero ideal para pasar un par de días cerca del mar. Te contamos qué hacer en Cascais para disfrutar de esta villa marinera.

La playa de Cascais, una playa urbana
La playa de Cascais

Cascais es un pueblecito pesquero que se puso de moda a finales del siglo VIII cuando la realeza de Portugal la escogió como ciudad de veraneo. A partir de eso, también la clase alta empezó a veranear en Cascais. De ahí que muchas de las casas que rodean al casco histórico de la ciudad sean grandes mansiones y palacios.

Así que sí, Cascais es el lugar perfecto al que ir a desconectar y relajarse. Puedes conocerla en un día o dedicarle también una o dos noches como nosotros (aquí puedes ver nuestro hotel) y desconectar del todo.

Qué hacer en Cascais

1. Pasear por el casco histórico

Si hay algo imprescindible que hacer en Cascais es pasear por su casco histórico. La iglesia de Nossa Senhora dos Navegantes es de las pocas construcciones de Cascais que sobrevivieron al terremoto de 1755. Sobre todo en el casco histórico se nota la influencia del turismo en Cascais: tiendas de ropa (adaptadas al entorno y a la arquitectura del barrio, eso sí), tiendas de souvenirs y muchos restaurantes.

Qué hacer en Cascais: pasear por el casco antiguo
Casco antiguo de Cascais

2. Ir a la Praia dos Pescadores

Si quieres ir a la playa, no hace falta que te alejes mucho del centro. Allí mismo se encuentra la playa de los Pescadores, una pequeña zona de baño con algunos barcos de pesca que nos recuerdan el pasado (y presente) marinero de la villa. No está mal para darse un remojón rápido, pero no es la mejor playa de Cascáis. Además, no hay demasiado espacio y siempre está llena hasta la bandera.

3. Comer un buen pescado

Si ya has probado el bacalao en sus 366 formas (¡todo un reto hasta para los mismos portugueses!) es hora de que te decantes por otro tipo de pescado. En Cascais hay muchísimos restaurantes en los que probar el mejor pescado fresco acompañado de un buen vino. Te recomendamos rematar la experiencia gastronómica con un helado en Santini, ¡son de los mejores helados de Portugal!

Qué hacer en Cascais: comer pescado fresco
Plato de pescado fresco en Cascais
Qué hacer en Cascais: comer un helado en Santini's
Un buen helado en Santini

4. Practicar deportes acuáticos

Como buena ciudad con costa que se precie, Cascais también tiene un buen puerto deportivo. Nosotros por aquel entonces no éramos muy fans de hacer deportes de agua todavía. Ahora no nos lo pensaríamos dos veces, nos alquilaríamos unas tablas y a mejorar las técnicas de surf!

5. Recorrer la ciudad en bicicleta

Desde hace ya unos años, en Cascais están disponibles las BICAS, unas bicicletas de uso gratuito distribuidas en cuatro puntos diferentes de la ciudad. Cascais es una ciudad pequeña, así que recorrerla en bicicleta es ideal. Además, podrás hacer pequeñas excursiones a playas cercanas.

6. Ver el atardecer desde la Boca del Infierno

La boca del infierno es una enorme cueva formada por la erosión de las olas. Hay un mirador en el acantilado y un aparcamiento por si decides ir en coche. Se puede ir durante el día a contemplar los acantilados, aunque la puesta de sol desde este punto de interés es realmente mágica. En mi opinión es una de las cosas que hacer en Cascais más imprescindibles. 

atardecer en la Boca del Infierno
Atardecer en la Boca del infierno
atardecer desde la Boca del infierno
Atardecer desde la Boca del infierno

7. Playa de Guincho

Esta playa es una de las mejores en cuanto a surf se refiere. Muchas olas, una brisa constante y bastante cerca de Cascais. Como Cascais está rodeada de acantilados, Guincho es una buena opción para disfrutar de un día de playa. Eso sí, muy mal comunicada por transporte público, tanto si decides ir desde Lisboa como desde Cascais.

8. Cabo da Roca

Si cuentas con coche propio o coche de alquiler, tienes que visitar el Cabo da Roca. Es el punto más occidental de la Península y de la Europa continental y las puestas de sol también son de escándalo. Una buena opción es pasar el día en la playa de Guincho y, por la tarde, ir a ver el atardecer al Cabo da Roca.

Cómo llegar a Cascais desde Lisboa

Cascais está a una media hora de Lisboa. Las dos opciones para llegar son las siguientes:

  • Ir en coche: esta es una buena opción si quieres ir también al Cabo da Roca o a alguna playa cercana. Si no viajas con tu propio vehículo, puedes alquilarlo en el aeropuerto de Lisboa. Nosotros siempre consultamos Rentalcars, que es un comparador que suele ofrecer buenos precios.
  • Tren: en tren también puedes llegar muy fácilmente. En la estación Cais do Sodré puedes coger un tren hacia Cascais y en media horita te plantas allí. El precio del billete sencillo es de 2,25€ (4,50€ ida y vuelta) y para poder comprarlo necesitas una tarjeta Viva Viagem, que cuesta 0,50€ y es unipersonal.

Nuestro alojamiento en Cascais

Nosotros nos quedamos en el Cascais Boutique Hostel. Es un hostal con mucho encanto, con una decoración bastante curiosa y muy tranquilo. Está a 5 minutos caminando del centro, en una zona residencial.

Lo bueno de que se encuentre en una zona residencial es que si viajas en coche, puedes aparcar fácilmente en la calle.

Si quieres saber más sobre el Cascais Boutique Hostel, lee nuestro review completo aquí. 

Cascais boutique hotel
Disfrutando del patio del hostel

Esta es nuestra propuesta de todo lo que hacer en Cascais, ¿nos hemos dejado algo imprescindible? ¡Déjanoslo en un comentario!

 

Más información sobre Portugal

Autor

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está aceptando nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies