Autor

Carla

Navegando
Sarajevo, la capital de Bosnia y Herzegovina, es una ciudad acogedora, que empieza a ser cosmopolita aunque el recuerdo de la guerra está aun presente. Su historia, artesanía, costumbres arraigadas y una cultura todavía un poco cerrada al exterior son algunos de los elementos característicos de Sarajevo y sus habitantes.

La Habana, una de las ciudades más maravillosas del mundo, esconde su magia en una calle muy especial: el Callejón de Hamel. Se le conoce así por Fernando Belleau Hamel, un ciudadano norteamericano que compró terrenos en el barrio Cayo Hueso.

Los helados en Florencia son, como en la mayoría de Italia, una delicia. Helados artesanos, unos más cremosos, otros menos, sorbetes de todas las frutas posibles, en “coppetta” o en “cono”, y con sabores que van del chocolate más tradicional al helado de queso de cabra.
Bologna se puede visitar en sólo 24 horas y, con los consejos adecuados, también se puede disfrutar de la ciudad. No conocerla, pero si solo tenéis un día para verla, será suficiente para, al menos, no perdeos lo esencial.

Después de un largo día de trabajo por las estrechas calles de Florencia, por sus plazas señoriales y mundialmente conocidas, no hay nada mejor que poner dirección a Piazzale Michelangelo.

El despertador suena a las cinco de la mañana, y aunque piensas que no puedes más, sabes que te tienes que levantar. Florencia vive a diario el asedio de miles y miles de turistas que se pasean por sus calles más conocidas.
Hoy os hablo de un destino que los que me conocéis sabéis que me gusta especialmente. Se trata de Macedonia.

Los hay que aun me preguntan si Macedonia se llama así porque en ese país se come mucha fruta, o porque la fruta es de muy buena calidad.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está aceptando nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies