Te voy a ser muy sincera y te voy a dar mi opinión sobre Cartagena: es de esas ciudades que tienen mucho potencial pero que, por alguna razón, no le han dado la importancia turística que se merece. Así que con este post te voy a contar todo lo que hacer en Cartagena para que la incluyas en tu ruta. Con un par de días puedes conocer los lugares más interesantes de la ciudad:

Qué hacer en Cartagena

1. Haz un tour para conocer la ciudad

Nosotros fue lo primero que hicimos en Cartagena. Al ser enero y temporada baja, éramos los únicos en el tour, así que el guía lo adaptó totalmente a nuestros gustos e incluso lo alargó un poco y luego nos indicó los mejores lugares para probar las tapas más típicas de la ciudad.

A mi este tipo de tours me parecen esenciales para situarme en una ciudad, conocer un poco sobre su cultura y su historia y, además, si tienes suerte y te toca un guía majete, te llevas las mejores recomendaciones locales de sitios donde comer. Nosotros hicimos este tour guiado, que costaba 10€, pero también lo hay en formato free tour. 

 2. Visita el Teatro Romano

Poco se habla de que Cartagena tiene un teatro romano que fue descubierto hace poco más de 30 años. Pasó desapercibido durante siglos bajo otras construcciones y, cuando empezaron a escarbar…¡booooom! El descubrimiento se produjo en 1988 y se acabó de destapar todo el teatro en 2003, hace muy muy poco.

Este teatro data de entre el siglo V y el siglo I a.C y tenía capacidad para 7.000 personas. El Teatro Romano se puede ver desde el exterior de forma gratuita, pero también cuenta con un museo de pago. En el museo encontramos las piezas que se encontraron durante las campañas de excavación del teatro.

Lo interesante de este museo es que no se concibió solamente como espacio expositivo, si no que constituye un paseo que va desde la Plaza del Ayuntamiento, pasa por un corredor subterráneo, llega hasta el Palacio Pascual de Riquelme, pasa bajo la Iglesia de Santa María la Vieja y finaliza en el Teatro.

Más información: web oficial del Teatro Romano

Teatro romano con la ciudad de fondo
El teatro romano de Cartagena

3. El Foro Romano

Y ya que estamos dándonos un paseo por la Antigua Roma, no puedes perderte el Foro Romano. Este espacio arqueológico urbano es uno de los más grandes de España y cuenta con varios ambientes: podemos diferenciar el Cardo y el Decumano, las calles principales que atravesaban las ciudades romanas, la zona de las termas y también espacios residenciales y de culto.

Mi recomendación es que, además de pagar por la entrada (5€) cojas también la tablet con realidad virtual (5€) para hacer la visita guiada por tu cuenta y, además, poder ver una reconstrucción digital de los edificios.

Los restos arqueológicos del Foro Romano de Cartagena
Los restos arqueológicos del Foro Romano de Cartagena

4. Visita guiada por la el Palacio Consistorial

Visitar el Palacio Consistorial de Cartagena es una de las cosas que hacer en Cartagena sí o sí. Se puede hacer una visita guiada por 1€ que contratas allí mismo. Y es que este es uno de los edificios más bonitos de Cartagena. Se construyó a principios del siglo XX y por fuera tiene una arquitectura bastante curiosa. Es un edificio de planta triangular y cada una de las tres fachadas es diferente.

Por la situación geográfica de Cartagena, es muy difícil que la atacaran por tierra o por mar, pero si por aire. De hecho, sufrió mucho los ataques aéreos durante la guerra civil pero curiosamente este edificio salió intacto.

Otra curiosidad es que al reloj de la fachada principal le siguen dando cuerda de forma manual cada dos días.

Adrián y yo a los pies de la escalera del Palacio Consistorial
En la visita guiada por el Palacio Consistorial de Cartagena

5. Descubre los edificios modernistas de principios de siglo XX

A principios del siglo XX se empezaron a extraer minerales (principalmente plata) de minas cercanas a Cartagena y eso supuso un boom económico para la ciudad. Gracias a todo ese dinero, la ciudad experimentó un crecimiento importante y una mejora urbanística. Se empezaron a construir grandes casas y palacetes de estilo modernista. Algunos de esos edificios conservan todavía ese glamour de principios de siglo, aunque hay que decir que hay zonas de la ciudad con edificios muy abandonados y en ruinas, lo cual es una pena.

Qué hacer en Cartagena
Cartagena está llenita de edificios modernistas

6. Prueba una ‘marinera’

Hacemos un alto en el camino para probar una de las tapas más típicas de Cartagena, ‘la marinera’. Se trata de un palito de pan con ensaladilla rusa encima y una anchoa coronando la tapa. Hay variantes de ‘la marinera’ para todos los gustos:

  • La Marinera: ensaladilla rusa con anchoa
  • El Marinero: ensaladilla rusa con boquerón
  • Bicicleta: solo ensaladilla rusa
  • El Matrimonio: ensaladilla rusa con anchoa y boquerón

Tú eliges la que más te apetece, pero está claro que si hay algo que hacer en Cartagena es probar esta típica tapa al menos una vez. A nosotros nos gustó mucho el ambiente de la Bodega La Fuente. Allí también probamos la tapa de Caldero, un arroz caldoso muy típico de la zona y que tiene un sabor muy intenso.

Qué hacer en Cartagena: comer una marinera
Una rica Marinera, la tapa más tradicional de Cartagena

7. Descubre el reloj del Arsenal Militar de Cartagena

Igual a priori esto es algo que no te llama especialmente la atención. Pero es que la historia de Cartagena está ligada al mundo de la defensa naval y al mundo militar y este edificio tiene algo bastante curioso.

Durante el reinado de Felipe V se designó Cartagena como la cabecera del Departamento Marítimo del Mediterráneo y se construyó el arsenal, que no es otra cosa que un astillero y una base naval. Pronto se convirtió en el complejo industrial más importante del litoral. En él se construyeron cientos de barcos de diferentes características y dimensiones, además de que es el lugar en el que se trabajaba (y se trabaja) en la construcción y el mantenimiento de las unidades de la Armada Española.

Lo curioso de su fachada es el reloj. Y es que antes de la revolución industrial, la gente trabajaba en el campo guiándose por las horas de sol. Con la llegada de los horarios y los turnos, la sociedad empieza a necesitar relojes, así que se empiezan a instalar en lugares públicos e importantes, como ayuntamientos o, en este caso, en la fachada del Arsenal Militar.

El reloj se encargó a Madrid y cuando lo trasladaron a Cartagena y lo probaron, no funcionaba. Lo devolvieron a la capital y a Cartagena le trajeron uno exactamente igual. ¿Qué pasó con ese primer reloj estropeado? Pues que lo arreglaron y lo colocaron en uno de los lugares más emblemáticos de Madrid…¡la Puerta del Sol! Así que sí, ese reloj con el que la gran mayoría de españoles nos comemos las uvas cada 31 de diciembre fue diseñado originalmente para el Arsenal Militar de Cartagena.

El reloj del Arsenal de Cartagena
El reloj del Arsenal de Cartagena

8. Visita el Museo Naval y conoce la historia de Isaac Peral

Esta visita nos quedó pendiente en nuestro viaje por Cartagena, pero no por falta de ganas. La cosa es que cuando visitamos la ciudad, el museo estaba cerrado por obras.

Entre las diferentes colecciones que hay en el museo, todas vinculadas a la historia naval, destaca el legado de Isaac Peral. Nacido en Cartagena, a este teniente de navío se le atribuye la invención del submarino propulsado por baterías.

9. Sube al Castillo de la Concepción

Otra de las cosas que hacer en Cartagena es subir al Castillo de la Concepción. Como ya te he comentado, Cartagena fue una ciudad que, por su ubicación estratégica, era fácil de defender por mar y tierra. Su bahía está protegida de forma natural por cinco colinas y, a su vez, en cada una de ellas se ubicaba un castillo en el que siempre había vigilancia por si algún enemigo se acercaba.

Este en concreto se encuentra en el Cerro de la Concepción y está justo en el centro de la ciudad, por encima del Teatro Romano. De hecho, la mayoría de los materiales con los que se construyó proceden de los restos de la colonia romana.

Dentro del castillo se encuentra el Centro de Interpretación de la Historia de Cartagena, el lugar perfecto para entender la historia de la ciudad de forma amena y divertida. Un museo bastante moderno y muy recomendado, y cuya visita culmina en la azotea del Castillo con una vistas panorámicas de la ciudad. También puedes hacer una visita guiada por el Castillo (5€) que además los fines de semana es teatralizada.

Si decides no acceder al Castillo, siempre puedes ir al Mirador del Parque Torres para obtener una vista panorámica de la ciudad. Además, dando un rodeo por el parque también podrás ver, a lo lejos, el Anfiteatro romano de Cartagena, que se encuentra en obras.

10. Prueba el típico ‘café asiático’

Otra de esas cosas que no puedes perderte en Cartagena es su famoso ‘café asiático’. Se trata de un café con licor 43 (que es originario de Cartagena), leche condensada, coñac y canela. Puedes probarlo probablemente en cualquier cafetería de la ciudad, pero nosotros nos enamoramos de Cafelab.


Y hasta aquí mi lista de cosas imprescindibles que hacer en Cartagena. La verdad es que es un lugar que, a priori, nunca me había llamado la atención. Pero es una ciudad muy agradable, muy tranquila y con una historia de lo más interesante. Así que espero que si pasas por allí la disfrutes tanto como yo 🙂

Más información sobre España

 

Autor

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está aceptando nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies