Planificar una semana en Barcelona puede ser una locura si no sabes cuánto tiempo dedicar a cada actividad, qué lugares son imprescindibles y qué planes alternativos puedes incluir. Ya preparamos un itinerario para un fin de semana en Barcelona, pero si lo que quieres es disfrutar con tiempo de la ciudad condal, dedícale, al menos, una semana.

Lo que te hemos preparado en este artículo es un itinerario por días. En cada día tocamos una zona. Lo mejor de todo es que puedes ordenarlo como te plazca y hacer tantas cosas quieras. También encontrarás sugerencias de tours y actividades que puedes incluir en tu viaje para completarlo aún más. ¡Empezamos!

Una semana en Barcelona

Día 1

El primer día es la toma de contacto con la ciudad. Así que para ir rompiendo el hielo, te propongo hacer un tour guiado por la ciudad. Es la mejor manera de aprender un poco sobre su historia, además de dar un agradable paseo por rincones memorables (y no tan conocidos) en pleno centro de la ciudad.

Por la tarde, date un paseo por el Gótico y entra a la Catedral de la Santa Cruz y Santa Eulalia, la catedral de Barcelona. Recuerda que para acceder debes ir vestido de forma discreta, sin enseñar hombros y, si llevas falda, que sea por debajo de la rodilla. Tampoco se permiten gorros en el interior. Puedes comprar tu entrada en la web oficial de la catedral o allí mismo.

Luego recorre las Ramblas y pasa frente al Gran Teatro del Liceo hasta llegar al Mercado de la Boquería, donde te sugiero que entres y no te quedes solo con el pasillo principal, que es el más turístico.

Sigue bajando por las Ramblas hasta llegar a la estatua a Colón. Este es uno de mis miradores favoritos de la ciudad. ¡Ah! ¿Que no sabías que se podía subir arriba? ¡Sí! Y además a un precio bastante ajustado (especialmente si lo comparas con otras atracciones turísticas en la ciudad). No te recomiendo este mirador si tienes problemas de claustrofobia o vértigo, ya que la subida se hace en un ascensor muy estrecho y la arriba tampoco hay mucho espacio para moverse. Si no sufres ni lo uno ni lo otro, para mi es un imprescindible.

Primer día en Barcelona

Día 2

Hoy dedicaremos el día al Modernismo. La primera parada la hacemos en el Palau de la Música, una de las joyas de Lluís Domènech i Montaner, uno de los máximos referentes del modernismo catalán. Aunque mucha gente no incluye el Palau de la Música en su primera visita a Barcelona, para mi es uno de los lugares que visitar en una semana en Barcelona sí o sí. Además, te recomiendo hacerlo con una visita guiada para que entiendas la importancia arquitectónica y cultural de este auditorio.

Después, te aconsejo que subas hacia el Paseo de Gracia, la milla de oro Barcelonesa, el lugar donde encontrarás la mayor concentración de tiendas de lujo. Pero mi consejo es que, en este caso, te olvides de las compras y te vayas en busca de los edificios modernistas más preciados de Barcelona: la Casa Batlló i la Casa Milà o Pedrera. Y un extra, la Casa Ametller, que suele pasar desapercibida pero es una auténtica joya del modernismo y, además, esconde una chocolatería en su planta baja que bien merece una visita.

Visitar las tres casas en un día quizá sea abusar. Debes saber que puedes estar, aproximadamente, unas dos horas por casa. Así que si no te apetece hacerlo seguido, siempre puedes dejar alguna para otro día. Y si visitarlas se escapa un poco de tu presupuesto, siempre puedes hacer un free tour por las joyas modernistas de la ciudad. Así, al menos podrás ver los edificios por fuera y que te los cuente un experto en materia.

Segundo día en Barcelona

Planes originales en Barcelona - Palau de la Música
Palau de la Música
El salón principal de la Casa Batlló
El salón principal de la Casa Batlló

Día 3

En este tercer día vamos a visitar uno de los imprescindibles en una semana en Barcelona o en cualquier viaje a la ciudad, dure lo que dure. Llega el momento de conocer la obra inacabada de Gaudí, la Sagrada Familia. Yo estoy segura de que a mucha gente le puede dar pereza entrar porque es uno de los edificios más visitados de Barcelona. Pero en serio, MERECE LA PENA. Debes saber que ahora es prácticamente obligatorio ir con reserva porque el número de personas que entran está limitado. Te lo cuento todo sobre la Sagrada Familia aquí.

Muy cerquita de la Sagrada Familia se encuentra el Recinto Modernista de Sant Pau, que hasta hace tan solo unos años era un hospital. Puede que no sea la clásica visita que incluirías en tu itinerario de una semana en Barcelona, pero a mi me parece una auténtica belleza.

Puedes aprovechar para dar una vuelta por el barrio de Gracia de camino al Parque Güell. Es un ratito caminando, pero a mi me encanta caminar por las callejuelas de Gracia. Es uno de los barrios más bonitos de Barcelona.

Hasta hace unos años, el Parque Güell era de entrada libre, pero la zona monumental se ha empezado a cobrar para limitar la afluencia de gente. Así que te aconsejo que te cojas la entrada con antelación, porque no suele haber disponibilidad para el mismo día (y aún menos en temporada alta).

Tercer día en Barcelona

Una semana en Barcelona: El Recinto Modernista de Sant Pau
El Recinto Modernista de Sant Pau
Consejos para visitar la Sagrada Familia
La nave principal de la Sagrada Familia

Día 4

Hoy toca alejarse un poco del ‘centro’ de Barcelona. Nos vamos a Plaza España porque en sus alrededores hay muchas cosas que hacer y que merecen ser incluidas en un viaje de una semana a Barcelona. Para empezar, sube al MNAC, el Museo Nacional de Arte de Cataluña. Las vistas de la ciudad son impagables (y por la mañana tendrás el sol en la posición perfecta para hacer fotos).

En el interior del MNAC, además, hay una terraza con unas vistas aún mejores. Y el MNAC es un museo muy muy recomendable.

Después, mi consejo es que cojas el teleférico hasta el Castillo de Montjuïc. Mucha gente se queda fuera, pero a mi la visita por el interior me parece muy bonita y un planazo, especialmente si viajas con niños. Además, ofrecen visitas guiadas en unos horarios concretos que puedes ver aquí. 

Por otra parte, en verano se organiza un cine ‘a la fresca’ en los jardines del castillo. ¡Un planazo!

Otra de las cosas que puedes hacer alrededor de la Plaza España es conocer el Centro Comercial Arenas de Barcelona, que antiguamente era una plaza de toros y se mantuvo toda la estructura del edificio para su rehabilitación. En la parte superior del edificio hay un montón de restaurantes variados y un mirador bastante chulo desde el que ver toda la plaza desde arriba.

Y no te pierdas el espectáculo de luz, agua y sonido que se realiza en las fuentes de Montjuic, conocido como ‘Fuente Mágica de Montjuic’. El espectáculo de la fuente no se realiza todos los días, así que te aconsejamos que eches un vistazo a los horarios y días que se realiza en función de la época en la que vayas a viajar.

Una alternativa a este día, especialmente si te gusta el fútbol, es que te acerques a conocer el Camp Nou, el estadio del Club de Fútbol Barcelona. Si lo haces, te recomiendo contratar una visita guiada para disfrutarlo al máximo.

Cuarto día en Barcelona

un fin de semana en Barcelona
Panorámica de Barcelona desde las terrazas del MNAC

Día 5

Empezamos el día con un planazo alternativo en Barcelona: la visita a la Casa Vicens. La Casa Vicens es la primera residencia modernista que diseñó Gaudí, y a mi me parece todo un icono. Puedes visitarla por tu cuenta o en una visita guiada. Nosotros escogimos la segunda opción porque siempre es una forma más completa de conocer un lugar turístico.

Una alternativa a la Casa Vicens es la Casa de les Punxes o Casa Terrades, diseñada por Josep Puig i Cadafalch, otro arquitecto icono del modernismo. Tanto una casa como la otra se han abierto al público en los últimos años, por lo que normalmente no suelen recomendarse en una primera visita a Barcelona. Pero a mi me parece que estos lugares con menos aglomeraciones merecen muchísimo la pena.

Un dato: existe una tarjeta turística que se llama Barcelona Pass Modernista y que agrupa algunos de los edificios modernistas que he mencionado en este post: el Palau de la Música, la Casa de les Punxes, la Casa Vicens, la Casa Amatller, etc.

Por la tarde, te aconsejo recorrer el barrio del Born. Uno de mis lugares favoritos en este barrio es la Basílica de Santa María del Mar. Quizá te suene esta basílica por el libro ‘La Catedral del Mar’, de Ildefonso Falcones. Si te gustó el libro, tienes que ir. Pero es que además, ofrecen visitas guiadas con un paseo por las terrazas superiores. Y las vistas son impresionantes. Si eres muy fan del libro, también puedes hacer un recorrido guiado por las localizaciones de la novela. 

Luego, dirígete hasta el barrio de la Barceloneta y ve caminando hasta el Puerto Olímpico. Es una zona que a mi particularmente me gusta mucho y me trae muchos recuerdos de la infancia, así que siempre la recomiendo. Es perfecta para dar un paseo junto al mar sin prisa, pero sin pausa.

Quinto día en Barcelona

Una semana en Barcelona: la Casa Vicens
La Casa Vicens, uno de los primeros encargos arquitectónicos de Gaudí
Planes originales en Barcelona - vistas de Barcelona
Barcelona desde las Terrazas de Santa María del Mar

Día 6

A estas alturas habrás tachado de la lista todas las cosas imprescindibles que hacer en una semana en Barcelona. Todas, excepto los parques de atracciones. Y aquí tienes dos opciones muy diferentes: el Tibidabo o Port Aventura.

El Tibidabo es el monte más alto de la sierra de Collserola. En la cima hay varios edificios destacados, siendo los más famosos el Templo Expiatorio del Sagrado Corazón y el Parque de atracciones Tibidabo. Su construcción data de 1901, convirtiéndolo en el parque de atracciones más antiguo de España y el segundo más antiguo de Europa.

El Tibidabo es un parque más sencillo y tradicional, con menos atracciones ‘fuertes’, más familiar.

Y Port Aventura es otro concepto. Es un parque que yo creo que es más para todos los públicos, con atracciones y espacios para todas las edades, desde los más pequeños a grandes. Es un parque más grande y hay un sinfín de atracciones. Además, el complejo se ha ido ampliando y ahora no solo cuenta con el parque de atracciones, si no que ahora también tiene un parque acuático y Ferrari Land.

Si yo tuviera que quedarme con uno de los dos, me quedaría con Port Aventura porque es mucho más completo y tienes la diversión asegurada. Aunque el Tibidabo es mágico y las vistas de Barcelona desde arriba son impresionantes. Si puedes visitar los dos, ¡mucho mejor!

Planes originales en Barcelona - Vistas desde el Tibidabo
Barcelona desde el Parque de Atracciones del Tibidabo

Día 7

En este último día te propongo una escapada fuera de la ciudad. Podrías quedarte en la ciudad y seguir explorando, visitar museos que no te he sugerido aquí, pasear sin rumbo por sus diferentes barrios, etc. Pero como esta es mi propuesta de una semana en Barcelona, yo te sugiero pasar el día en Sitges, una localidad a 45 minutos de Barcelona en tren.

Puedes conocer este pueblecito costero, que además es uno de los más bonitos de Cataluña, en una ruta de un día. No te pierdas mis sugerencias de dónde comer en Sitges para hacer que el día sea aún más redondo.

La Iglesia de Sitges es uno de los iconos de Sitges
La Iglesia de Sitges es uno de los iconos de Sitges

Espero que este planning te sea útil para preparar tu itinerario de una semana en Barcelona. Es una ciudad que merece mucho más, pero una semana es el tiempo perfecto para cubrir todos los imprescindibles.

Si crees que me he dejado algún lugar que se merezca una visita, ¡déjamelo en un comentario!

 

Más información sobre Barcelona

Autor

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está aceptando nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies