¿Pensando en viajar a Budapest? Hemos vuelto hace poco y te contamos todas las cosas que hacer en Budapest: nuestros favoritos, lo que nos decepcionó y lo que no nos dio tiempo a hacer y que será una excusa para volver a la capital de Hungría.

Budapest es de esas ciudades perfectas para una escapada de fin de semana o tres días. Es una ciudad para ir a pie prácticamente a todas partes y tiene un buen sistema de transporte público por si lo necesitas. Si viajas a Budapest en 3 días como hicimos nosotros, podrás ver y hacer casi todas las cosas que te cuento en este artículo.

Recuerda que este post es orientativo. No tienes que hacerlo todo, pero sí tienes que disfrutar mucho todo lo que escojas hacer. A continuación tienes un índice para que puedas moverte más rápidamente por este artículo.

25 cosas que hacer en Budapest

1. Un tour para introducirte en la ciudad

Es algo que siempre recomiendo hacer al principio de tu viaje para que puedas aprender al máximo sobre la historia, la cultura y las costumbres de esa ciudad o país. Lo que si que te recomiendo es que hagas la reserva cuanto antes. Yo lo dejé un poco para el último momento y tuve que hacer el tour el penúltimo día del viaje. Tienes dos opciones:

 

2. Visitar el Parlamento

Una de las cosas que hacer en Budapest es visitar el Parlamento Húngaro. Es uno de los edificios más bonitos e imponentes que he visto en mis viajes. Cuando lo ves desde cerca te das cuenta de que es grande pero, en mi opinión, sus grandes dimensiones se aprecian cuando lo ves desde lejos y lo comparas con otros edificios de Budapest. Y es que se trata del edificio más grande del país y el segundo parlamento más grande del mundo.

El arquitecto que diseñó el Parlamento se escogió por concurso. Los planos de Imre Steindl fueron los ganadores y, a pesar de la belleza de edificio que planeó, nunca llegó a verlo terminado porque unos meses antes de su inauguración perdió la vista. El Parlamento se construyó entre 1884 y 1902.

El edificio sigue utilizándose prácticamente al completo, ya sea para cumplir las funciones de centro de la legislatura húngara o como lugar de interés turístico. Tienes tres formas de visitar el parlamento: a lo lejos, desde el Bastión de los Pescadores o desde el otro lado del río; por fuera, para apreciar todos los detalles del estilo neogótico; o por dentro, con una visita guiada.

El Parlamento no se puede visitar por dentro si no es con visita guiada.

25 cosas que hacer en Budapest: visitar el Parlamento
Uno de los rincones del Parlamento de Budapest.

3. El monumento ‘Zapatos en la ribera del Danubio’

Es un memorial en honor a los judíos que fueron asesinados a manos del partido fascista de la Cruz Flechada, que gobernó en Hungría durante la Segunda Guerra Mundial. Y fueron asesinados de la forma más cruel posible: los alineaban a orillas del río Danubio, los emparejaban y ataban, les pedían que se quitaran los zapatos y, de la pareja, disparaban solamente a uno. Esa persona moría en el acto y caía al río, arrastrando al otro y ahogándolo.

Además, según nos contaron durante el tour que hicimos en Budapest, para los judíos sus zapatos son muy importantes. Representan los pasos que dan, quién son , los zapatos de cada uno pueden contar muchas historias. No era suficiente con asesinarlos y que sus cuerpos se los llevara el río, si no que previamente les humillaban despojándoles de sus zapatos.

La mayoría de estos asesinatos se produjeron entre diciembre de 1944 y enero de 1945. Se calcula que los miembros del partido de la Cruz Flechada asesinaron a unos 20.000 judíos.

El monumento se encuentra en el lado de Pest, a unos 300 metros del Parlamento Húngaro. Se erigió el 16 de abril de 2005. Aunque sea un lugar estremecedor, visitarlo es una de las cosas imprescindibles que hacer en Budapest.

25 cosas que hacer en Budapest: visitar el monumento de los zapatos del Danubio
‘Los zapatos del Danubio’, una escultura en honor a los judíos muertos a manos del régimen antifascista de La Cruz Flechada

4. Pasear por la ribera del Danubio

Para ir al Parlamento o al monumento de los zapatos te recomiendo que lo hagas paseando por la ribera del Danubio. Es un paseo precioso en el que tendrás las mejores vistas de Buda, el otro lado de la ciudad, y del Puente del las Cadenas. El paseo es igual de bonito de día que de noche. Eso sí, en invierno de noche hace un frío que pela, las cosas como son.

5. Cruzar el Puente de las Cadenas

Es el puente más icónico de Budapest y tienes que cruzarlo, al menos, una vez en tu viaje. Se trata del primer puente que unió Buda con Pest y es uno de los símbolos de la ciudad. Antes de su construcción, se cruzaba el río en transbordador y, en invierno, en coche de caballos o a pie porque se congelaba. Yo no me lo creía, pero me mandaron esta noticia reciente de que efectivamente el Danubio todavía se hiela en los días más fríos del invierno.

El detonante para la construcción de este puente fue que el conde Esteban Széchenyi tuvo que esperar una semana para poder cruzar de Pest a Buda tras la muerte de su padre porque ningún barquero quería trasladarle entre las placas flotantes de hielo. Así, Széchenyi se decidió a pagar la construcción del puente con sus rentas de todo un año.

25 cosas que hacer en Budapest: cruzar el puente de las Cadenas
El Puente de las Cadenas, un icono tanto de día como de noche

6. Ir al Bastión de los Pescadores

El mejor mirador de la ciudad, así tal cual.  Se trata de una terraza de estilo neogótico y neorrománico que más bien parece un castillo por sus siete torres. Las siete torres representan las siete tribus magiares que se asentaron en la zona por primera vez en el año 896. Se construyó entre 1895 y 1902 y su nombre se debe a los pescadores que defendieron el bastión en la Edad Media.

Lo normal es que encuentres mucha gente en esta zona, pero es que es gratis y las vistas son increíbles. Visitarlo es una de las mejores cosas que hacer en Budapest.

Entre el Bastión y la Iglesia de Matías se encuentra la estatua en honor a Esteban I de Hungría, el primer Rey de Hungría.

25 cosas que hacer en Budapest: subir al Bastión de los pescadores
Las vistas al Parlamento desde el Bastión de los Pescadores
25 cosas que hacer en Budapest: el Parlamento de Budapest de noche
El Parlamento desde el Bastión de los Pescadores a la hora azul.

7. Entrar en la Iglesia de Matías

Ya que estás en el Bastión, puedes entrar a la Iglesia de San Matías. Acceder a la iglesia son 1.500HUF (unos 5€) y subir a la torre (que solo se puede hacer en tour guiado) son otros 1.500HUF. Las entradas se compran en unas taquillas que hay en el exterior.

Algo a tener en cuenta es que las visitas guiadas a la torre solo son a las horas puntas. Nosotros llegamos cinco minutos más tarde y no quisimos esperarnos a la siguiente porque ya sería de noche y pensamos que no tendría la misma gracia. Pero a mi me parece una de las cosas imprescindibles que hacer en Budapest, las vistas tienen que ser increíbles.

25 cosas que hacer en Budapest: la iglesia de Matías
La Iglesia de Matías

8. Ver el atardecer desde este mirador

He intentado ponerle nombre y buscarlo en google maps, pero no lo he localizado. Lo encontrarás caminando desde la iglesia en dirección contraria a Pest. Todo el paseo tiene unas vistas increíbles y nosotros llegamos justo al atardecer. Ideal no, lo siguiente.

25 cosas que hacer en Budapest: ver el atardecer desde Buda
El mirador perfecto desde el que ver la puesta de sol

9. Probar el goulash

Porque vamos a dejarnos de visitas turísticas por un momento e ir a lo que realmente importa: comer. Y es que una de las cosas que hacer en Budapest es comer muy bien. He tenido la sensación de que es una ciudad en la que se come mucho, muy rico y también muy carnívoro. No sé si es porque es invierno y hay que llenar más el buche para sobre llevar el frío, pero nos hemos puesto finos a goulash y a otras especialidades húngaras.

El goulash en concreto es como una especie de estofado de carne y patatas que suele servirse como sopa. Pero también se sirve más espeso metido en un bollo de pan. Un bollo de pan grandecito, sin miga y relleno de estofado. En serio, es de las cosas más ricas y reconfortantes que yo he probado a cero grados. En verano no sé si apetecerá igual, pero yo no me iría de Budapest sin probarlo.

Importante

  • El agua del grifo en Budapest es potable. En muchos restaurantes y establecimientos puedes pedir agua del grifo y es gratuita.
  • En los Mercadillos de Navidad y puestos callejeros lo más habitual es que todo te lo sirvan en plástico de un solo uso. Aquí tienes unos cuantos consejos para generar menos residuos cuando estás de viaje.

¡#ViajarSinPlástico en Budapest es posible!

 

25 cosas que hacer en Budapest: probar el goulash en pan
¡Al rico goulash en pan!

10. Beberse una caña en un ‘ruin bar’

Los ruin bars o ruin pubs no son bares en ruinas literalmente, aunque si que son bares decadentes y con un aspecto bastante dejado. Los ‘ruin pubs’ son bares ubicados en edificios que iban a ser demolidos y que sus dueños compraron por muy poco y decidieron reformar y reabrir como espacios comunitarios y bares en los que dar vida al barrio. Y algo que hacer en Budapest es visitar, al menos, uno de estos peculiares establecimientos.

Nosotros solo estuvimos en uno y la sensación que nos dio es que la decoración es muy alternativa pero no está dejada al azar. Visitamos el Szimpla Kert, que es el primer bar en ruinas que abrió en Budapest y, a su vez, el más famoso. Y la verdad es que disfrutamos muchísimo del ambiente. Hay varias salas, espacios diferentes, un patio en el que se proyectan películas e incluso una zona en la que puedes pedir hamburguesas.

¡Ah! Si yo me bebí una caña en un ruin bar en pleno diciembre, tú puedes comerte un goulash en pan en pleno agosto.

11. Darse un baño termal al aire libre

Uno de los mayores placeres de Budapest. Una de las cosas que hacer en Budapest sí o sí. Un imprescindible. No tienes por qué visitar todos los baños termales que hay en Budapest, que hay unos cuantos, pero ve al menos a uno. Aunque sea turístico y aunque haya gente, la experiencia es de 10.

Budapest está considerada como una ciudad balneario porque cuenta con más de 100 manantiales. De ellos brotan a diario más de 70 millones de litros de agua termal a temperaturas de entre 20 y 80ºC. Hay balnearios en Budapest que reservan unos días para hombres y otros para mujeres, pero los turísticos son mixtos.

Nosotros visitamos el más famoso, el Balneario Széchenyi.

25 cosas que hacer en Budapest: visitar el Balneario Széchenyi
El balneario Széchenyi en invierno y de noche.

12.  Descubrir el mural de Okuda

Cuando me enteré de que Okuda San Miguel tenía un mural en la ciudad de Budapest, supe que tenía que ir a verlo e incluirlo en esta lista de cosas que hacer en Budapest. Además está en el centro de la ciudad. Okuda es el artista que se encargó de transformar la iglesia – skate de Llanera, en Asturias, en un templo de arte urbano. Tiene murales en todo el mundo y también en Budapest.

En este mural, Okuda inmortaliza a Ángel Sanz-Briz, un diplomático español que salvó la vida de miles de judíos húngaros durante la segunda guerra mundial al otorgarles pasaportes españoles.

Lo encontrarás en la c/Dob, 4.

25 cosas que hacer en Budapest: el mural de Okuda en Budapest
El mural de Okuda en Budapest

13. Recorrer el barrio judío

Nosotros lo recorrimos a pie y sin rumbo pero nos quedó la espinita clavada de no hacer el tour por el barrio judío que tanto recomiendan en Budapest. Nos quedamos sin disponibilidad en ningún tour durante los días que estábamos allí por mirarlo con poca antelación, así que te recomiendo que, si quieres hacerlo, lo reserves con tiempo.

El Barrio judío se conoce oficialmente como Distrito VII. En esta zona la comunidad judía sufrió una gran persecución durante la Segunda Guerra Mundial. Los nazis convirtieron el barrio en un gueto en el que sus habitantes quedaron encerrados en pésimas condiciones. Un campo de concentración en la ciudad.

14. Visitar la Gran Sinagoga de Budapest

La Gran Sinagoga de Budapest es la segunda más grande del mundo y la más grande de Europa. Se construyó a mediados del siglo XIX y tiene capacidad para casi 3.000 personas. La Sinagoga tuvo que ser restaurada recientemente porque a lo largo del siglo XX fue bombardeada por parte del Partido de la Cruz Flechada, utilizada como base de radio alemana y como establo durante la Segunda Guerra Mundial. Su restauración empezó en 1991 y finalizó en 1998.

Lo cierto es que el edificio es una preciosidad, tanto por dentro como por fuera. Es posible visitar la Sinagoga por dentro. En el interior se ofrecen tours guiados gratuitos (incluidos en el precio) en todos los idiomas cada media hora aproximadamente. Y como a mi me encanta que me cuenten los lugares que visito en más profundidad, decidí hacer uno de esos tours. Con tan mala suerte que el guía no hablaba bien español y apenas se entendía lo que decía. Así que mi experiencia no fue la mejor, para qué te voy a engañar. Y el precio me pareció algo elevado: 15€ por persona. Puede que no hubiese tenido esta mala sensación si el tour hubiese ido bien y me hubiese enterado de algo.

También te diré que cuando compartí mis impresiones por Instagram Stories, muchas personas me dijeron que a ellos les había encantado el tour y que les había tocado un guía que hablaba perfecto español. Así que supongo que simplemente tuve mala suerte.

Si decides no visitarla por dentro, igualmente te aconsejo que la veas por fuera. Y especialmente verla de noche creo que es una de las cosas que hacer en Budapest que te enamorarán de la ciudad.

Puedes hacer la reserva previa por Internet o comprar tu entrada allí mismo.

25 cosas que hacer en Budapest: la Sinagoga de Budapest
El precioso interior de la Sinagoga de Budapest

15. Recorrer la vía Andrassy

Es una de las calles más emblemáticas de la ciudad, la Avenida de las compras (caras) por excelencia. Pero además de eso, es un bulevar en el que se conservan casas y palacios renacentistas. Y eso le valió ser nombrada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 2002. En la Avenida Andrássy también se encuentra uno de los edificios más bonitos de la ciudad, la Ópera de Budapest.

Esta famosa avenida une la plaza Erzsébet ser con la Plaza de los Héroes. Recorrerla puede ser el plan perfecto antes de ir al Balneario Szechenyi, ya que la Plaza de los Héroes está al lado.

16. Visitar la Plaza de los Héroes y el Parque de la ciudad

La Plaza de los Héroes es de los lugares más importantes que ver en Budapest. Se encuentra al final de la Avenida Andrássy y en el centro se encuentra el Memorial del Milenio. Se trata de un conjunto de columnas con estatuas de los líderes que fundaron Hungría en el siglo IX y de otras personalidades de la historia del país. La plaza está rodeada por dos edificios relevantes: el Museo de Bellas Artes y el Palacio de Arte.

Al Parque se puede acceder por detrás de la Plaza de los Héroes. Actualmente es un parque público pero, como muchos otros parques, originalmente era recinto de caza para la nobleza. Dentro del parque hay dos lugares de interés: el Balneario Széchenyi y el Castillo Vajdahunyad. Ese ultimo se construyó para la Expo de 1896 y actualmente alberga un museo de agricultura y una pequeña iglesia.

En el parque también hay un lago en el que, depende de la época en la que viajes a Budapest, podrás alquilar una barca o patinar sobre hielo. Nosotros nos encontramos con la pista de hielo, que además es de las más antiguas de Europa y de las más grandes del mundo. No llegamos a patinar porque yo me considero bastante patosa en cualquier deporte sobre ruedas, pero hubiese sido una de las mejores cosas que hacer en Budapest en Navidad.

17. Probar el Lángos

De todos los platos típicos de Hungría, el Lángos es uno de los más conocidos. Se trata de una especie de masa de pan frito a la que le pueden poner diferentes ‘toppings’. Los más habituales son el queso, el jamón y la nata agria. Es algo así como una pizza con masa frita. Lo encontrarás en puestos de comida callejera o en algunos restaurantes tradicionales. Puede que te guste más o menos, pero probarlo es una de las cosas que hacer en Budapest.

18. Y el pastel de chimenea o kürtőskalács

Este postre tradicional húngaro no es otra cosa que una masa fina que se enrolla en un cilindro de madera con una buena cantidad de azúcar y se cocina en un horno. La parte de fuera queda bien crujiente y, la de dentro, suave y blanda. El básico solamente tiene azúcar pero actualmente es habitual encontrar variantes con chocolate, nueces, almendras e incluso helado.

En cuanto compres uno entenderás por qué se llama pastel de chimenea: tiene forma de chimenea y, cuando está recién hecho, con el vapor del pastel humea como una chimenea.

25 cosas que hacer en Budapest: comer un pastel chimenea
El ‘pastel chimenea’ se cocina a la brasa.

19. Hacer un escape room

Sí, este plan es bastante alternativo y realmente hoy en día puedes hacerlo en cualquier ciudad. Pero nos recomendaron tanto el de Mystique Room que teníamos que probarlo. Y para mi es una de las cosas que hacer en Budapest sí o sí. Un escape room es un juego de pistas en el que tienes que escapar de una sala cerrada. En este caso probamos dos: el de Juego de Tronos, que no nos gustó demasiado; y The Time Machine, que nos flipó.

En Mystique Room tienen 9 salas de escape y 7 son completamente diferentes. Algunas salas son de tercera generación, eso quiere decir que funcionan con sensores y aparatos electrónicos, en vez de con candados y sistemas más manuales. Por eso creo que puede ser difícil escoger uno y acertar. Yo te recomendaría que les escribieras primero un correo electrónico, les dijeras cuántos escape rooms has hecho y de qué tipo, si vas con niños, si sois un grupo grande o una pareja, etc. para dejarte asesorar. De haberlo hecho así, puede que nosotros nos hubiésemos ahorrado hacer el de Juego de Tronos.

20. Subir a la cúpula de la Basílica de San Esteban

Otra de las cosas que hacer en Budapest es subir a la cúpula de la Basílica de San Esteban. Si las vistas desde el Bastión de los Pescadores dan una perspectiva fantástica de Pest, desde la Basílica se ve todo Buda. Además es una subida nada sacrificada, porque hay ascensores. Eso sí, no es accesible al 100% porque hay algunas escaleras.

Se empezó a construir a mediados del siglo XIX y se finalizó en 1905. Es el edificio religioso más grande del país y el más alto de la ciudad junto al Parlamento de Hungría.

25 cosas que hacer en Budapest: subir a la Basílica de San Esteban
Desde la cúpula de la Basílica se ve toda la ciudad.

21. Visitar el Mercado Central

El Mercado Central de Budapest es la plaza de mercado cubierta bajo techo más grande de Hungría. Durante la Segunda Guerra Mundial, su estructura quedó bastante dañada y se tuvo que restaurar a principios de los años 90.

Para que te hagas una idea, hay tres cosas que puedes ir a hacer al Mercado Central: comprar alimentos en la planta baja; comprar souvenirs en la primera planta; o comer en la zona de puestos de comida tradicional húngara.

Nosotros fuimos para comer allí pero acabamos descartándolo: solo hay un puesto que no sirve la comida en platos y vasos de un solo uso y nos dijeron que tenían un problema en cocina y que no podían servirnos. Debes saber que en Budapest, en la mayoría de puestos callejeros, mercados navideños y en mercados donde puedes comer como este del Mercado Central, el concepto de usar y tirar está a la orden del día. Todo se sirve en plástico o en poliestireno/poliexpan, un material que no se recicla.

22. Recorrer el Castillo de Buda

Aunque sea por fuera, realmente merece la pena acercarse hasta el Castillo de Buda para apreciar el edificio y sus dimensiones. Y también las vistas de toda la ciudad desde este punto.

El Castillo se construyó en el siglo XIV para ser la residencia de los reyes de Hungría. Como la mayoría de palacios o castillos reales, con cada nuevo Rey se hacían modificaciones en el edificio original. El tamaño actual se a una ampliación en la que se duplicó su tamaño y que acabó en 1904. Pero como la mayoría de edificios en Budapest, durante la Segunda Guerra Mundial también sufrió bastantes daños y tuvo que ser reconstruido.

Si quieres visitarlo por dentro, debes saber que en su interior se hallan la Galería Nacional Húngara y el Museo de Historia de Budapest.

25 cosas que hacer en Budapest: El Castillo de Buda
El Castillo de Buda es especialmente bonito de noche, iluminado.

23. Y el laberinto del Castillo

La primera vez que oí hablar del laberinto del Castillo pensé que era algo como el Laberinto de Horta en Barcelona. Pero es una atracción turística y una de las cosas que hacer en Budapest si buscas un plan diferente. El Laberinto fue creado de forma natural por la acción del agua caliente de un manantial sobre la roca de la colina del castillo. Hay cuevas, sótanos, manantiales naturales y a lo largo de la historia, el laberinto ha tenido diferentes funciones. Ha sido bodega de vino, cárcel y hasta hospital militar.

Hoy en día puedes hacer un recorrido por este laberinto pero te aconsejo hacerlo después de las 18h, cuando se apagan las luces y la visita se hace con una lámpara de aceite.

La entrada se puede comprar en recepción.

24. Ir a Isla Margarita

Isla Margarita no es otra cosa que una isla situada entre Buda y Pest y convertida en un gran parque público. Hay jardines, las ruinas del Convento de Santa Margarita, una piscina con toboganes y el depósito de agua, que se utiliza como mirador y sala de exposiciones.

A Isla Margarita puedes llegar tanto en tranvía como en autobús.

25. Hacer un crucero por el Danubio

Nosotros no llegamos a hacerlo porque, sinceramente, en pleno diciembre apetece más bien poco. Pero es una de las espinita que me quitaré cuando vuelva a Budapest. Porque si la ciudad es bonita, desde el río en un crucero tiene que ser espectacular. Y más aún de noche, con toda la iluminación de los principales edificios.

Yo sin duda haría este paseo en barco al anochecer, que durante la hora azul tiene que ser un espectáculo.


Hasta aquí mi lista de cosas que hacer en Budapest. Si crees que me he dejado algo o tienes alguna duda, déjame un comentario aquí o escríbeme un correo electrónico. ¡Soy toda oídos!

 

 

Más información sobre Budapest

Autor

2 Comentarios

  1. He encontrado ese mirador, ahora convertido en terraza: Bástya Terasz
    Gracias por toda la información, muy útil. Pronto voy de vacaciones!

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está aceptando nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies